El Museo del Prado conmemora la Constitución de 1812 a través de la mirada de Goya

<em>Divina Libertad</em>, Francisco de Goya, h. 1812-14. Álbum C, 115. Pincel, aguada de tintas china, de bugalla y parda, leves trazos de lápiz negro. Madrid, Museo Nacional del Prado

Divina Libertad, Francisco de Goya, h. 1812-14. Álbum C, 115. Pincel, aguada de tintas china, de bugalla y parda, leves trazos de lápiz negro. Madrid, Museo Nacional del Prado

    La instalación especial El pensamiento constitucional en la obra de Goya, que permanecerá durante tres meses en la sala 38 del edificio Villanueva, reúne diez dibujos de Goya en torno a un ejemplar de la Constitución de 1812 perteneciente a la Biblioteca del Prado.

    jueves 10 de mayo de 2012

    El Museo del Prado conmemora el bicentenario de la Constitución de 1812 a través de la mirada de Francisco de Goya, elocuente testigo de tiempo, que abordó en algunas de sus obras asuntos vinculados con las reformas sociales y políticas derivadas del ideario constitucional plasmado primero en el Estatuto de Bayona de 1080 –carta otorgada por Napoleón a los españoles- y poco después en la Constitución de 1812, conocida popularmente como “La Pepa”, promulgada por las Cortes españolas el 19 de marzo en Cádiz.

    Esta exhibición muestra, en torno a un ejemplar de la Constitución de 1812 de la Biblioteca del Museo del Prado, una cuidadosa selección de las obras de Goya realizadas entre 1810 y 1815 que revelan la visión crítica del artista.

    El pintor, que vivió en Madrid durante la Guerra de la Independencia (1808-1814), mostró en sus dibujos del Album C una serie de imágenes que coinciden con algunas de las ideas fundamentales expresadas en el Estatuto y en la Constitución, como la necesidad de abolir la Inquisición o la carga económica que las órdenes religiosas suponían para el pueblo en dibujos como Muchos an acabado asi o No sabias lo que llebabas a questas? y otras que manifiestan la alegría suscitada por las reformas y sus consecuencias como Lux ex tenebris o [Triunfo de la Justicia].

    Años más tarde, el regreso a España del rey Fernando VII en 1814 supuso la abolición de la Constitución y la represión de sus partidarios y de los afrancesados. Dibujos para la serie de los Desastres de la Guerra como Murió la Verdad o Esto es lo verdadero, expresan simbólicamente la brusca desaparición de las modernas libertades: el fin de la soberanía nacional, de la separación de poderes y de la libertad de imprenta.

    Las obras expuestas forman parte de las colecciones del Museo del Prado. Por motivos de conservación este tipo de obras sobre papel habitualmente están guardadas en los depósitos del Gabinete de Dibujos y Estampas, ubicado en el nuevo edificio de Jerónimos. La riqueza de las colecciones de Goya en el Prado permite mostrar, una vez más, la intensidad del pensamiento y el arte del maestro aragonés.

    Más información

     
    Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
    España es cultura Spain is culture
    Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
    Calle Ruiz de Alarcón 23
    Madrid 28014
    Tel. +34 91 330 2800.
    Todos los derechos reservados