Murillo y Justino de Neve. El arte de la amistad

    miércoles 11 de abril de 2012

    El arte de la amistad

    Justino de Neve, nacido en Sevilla de familia flamenca, fue ordenado presbítero en 1646 y fue nombrado canónigo de la Catedral de Sevilla en 1658. Hombre culto y enérgico, su amistad con Murillo desde por lo menos el principio de la década de los sesenta fue clave para que el artista obtuviese alguna de sus comisiones más importantes: la decoración de la iglesia de Santa María la Blanca (1664-1665), la decoración de la Sala Capitular de la Catedral (1667-68) y el remate del retablo de San Antonio (con el Bautismo de Cristo) en la capilla del santo (1667-68). Además, Justino de Neve encargó al pintor varias obras para su fundación para presbíteros jubilados, el Hospital de los Venerables Sacerdotes, y tuvo en su propia colección algunas de las obras más excepcionales del artista. Murillo pintó su retrato en 1665 (National Gallery, Londres) – presente en la exposición- como prueba de su amistad, añadiendo la inscripción obsequium desiderio pingebat (pintado con el deseo de regalarlo), y le nombró ejecutor de su testamento en 1682.

    Catálogo

    El catálogo que acompañará la exposición incluirá seis ensayos cuyos autores son: Gabriele Finaldi, Javier Portús, Peter Cherry, Teodoro Falcón, Benito Navarrete e Ignacio Cano. Constará también de las fichas correspondientes a las obras expuestas (Gabriele Finaldi, Elena Cenalmor y Xavier Bray) y un apéndice documental sobre la vida, familia y actividad de Justino de Neve.

    Ver imágenes en facebook

     
    Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
    España es cultura Spain is culture
    Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
    Calle Ruiz de Alarcón 23
    Madrid 28014
    Tel. +34 91 330 2800.
    Todos los derechos reservados