El Museo del Prado se une a las celebraciones del Día Internacional del Libro y La Noche de los Libros

    lunes 16 de abril de 2012

    Javier Docampo, jefe de Área de Biblioteca, ofrecerá una breve introducción sobre los detalles más significativos del edificio y del fresco de Luca Giordano que corona la sala de lectura, inaugurada en 2008 en el Casón del Buen Retiro como eje vertebrador del Centro de Estudios del Museo. Durante esta introducción explicará también la funcionalidad de la Biblioteca, la consulta de fondos y las normas de acceso a esta sala de lectura.

    La biblioteca del Museo está especializada en libros sobre pintura entre la Edad Media y el siglo XIX, en paralelo con sus propias colecciones. También es importante el fondo de dibujo e iconografía, la colección de catálogos de exposiciones y las publicaciones dedicadas a escultura y artes decorativas. En los últimos años y con la compra de las Bibliotecas Cervelló y Madrazo se ha creado un importante fondo antiguo especializado en artes plásticas.

    Tras la visita, el público asistente disfrutará del concierto Luca Giordano. Un napolitano en Madrid. Relaciones musicales entre España e Italia en tiempos de los Austrias, en el que Jordi Comella, vihuela de arco, y Juan Carlos de Mulder, vihuela y guitarra barroca, interpretarán un programa relacionado con la Italia del Renacimiento como centro de formación sin igual para artistas de todo el mundo. La efervescente vida de las cortes y curias transalpinas provocó la aparición de una auténtica vanguardia musical. El desarrollo de la imprenta musical en ciudades como Venecia significó una difusión nunca antes imaginada. Los mejores músicos españoles trabajaron y publicaron su obra en Italia. En Roma, el toledano Diego Ortiz editó su tratado sobre viola. En Venecia, Bovicelli utilizó como base la obra vocal de Tomás Luis de Victoria Victoria, que había vivido en Roma, para editar unas improvisaciones que todavía sorprenden por su imaginación y elegancia. El hecho de que Nápoles perteneciera a la corona española facilitó la relación entre territorios, de manera que música como la del organista napolitano Antonio Valente era bien conocida en España.

    Cuando Luca Giordano llega a Madrid a finales del siglo XVII, la situación había cambiado radicalmente. La crisis de la corona pareció afectar también a la música. A medida que avanzaba el siglo la producción musical se alejó de la vanguardia del momento, en parte por la desconfianza a las innovaciones extranjeras. Seguramente la música instrumental que debió escuchar el pintor napolitano por las calles de Madrid tendría la fuerza de la influencia popular y la frescura que transmiten la obra de Gaspar Sanz y de Martin y Coll.

    Más información sobre las actividades a desarrollar.

     
    Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
    España es cultura Spain is culture
    Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
    Calle Ruiz de Alarcón 23
    Madrid 28014
    Tel. +34 91 330 2800.
    Todos los derechos reservados