Los retratos ecuestres de Felipe III y Margarita de Austria de Velázquez recuperan sus calidades y composición original

Las dos emblemáticas pinturas del gran maestro sevillano se muestran ya en la gran sala basilical del Museo (sala de Las Meninas) con sus calidades pictóricas recuperadas y sin los añadidos creados en el siglo XVIII, que distorsionaban su composición y afectaban negativamente a la comprensión de la serie de la que forman parte junto a los otros tres célebres retratos ecuestres del artista, expuestos en este mismo espacio. Además, la escultura Ariadna dormida (siglo II d. C.), variante romana de una escultura griega del siglo II a. C., vuelve a exponerse también tras su restauración y la remodelación de la singular sala en la que se exhibe habitualmente, conocida como “Rotonda de Ariadna”. Todo esto supone importantes avances en el Programa de Restauraciones del Museo

viernes 02 de diciembre de 2011

El Museo del Prado presenta hoy algunas de las restauraciones más importantes que se han llevado a cabo durante este año con el patrocinio de la Fundación Iberdrola como ‘miembro protector’ de su Programa de Restauraciones. Las tres intervenciones que se dan a conocer hoy se relacionan además con el proyecto de reordenación de colecciones denominado “La colección: La otra ampliación”, entre cuyos objetivos se incluyen los de dotar a las obras expuestas de los recursos museográficos necesarios para garantizar su óptima presentación, además de analizar y revisar el estado de conservación de las obras y proceder a las restauraciones oportunas.

En este marco del proceso de reordenación y mejora de la calidad expositiva de las colecciones del Museo y más concretamente de la colección de Velázquez, cuya reubicación concluyó el año pasado a falta de incluir estas dos obras, se ha procedido a la restauración de Felipe III, a caballo y Margarita de Austria, a caballo. Los dos monumentales retratos ecuestres fueron realizados por el artista, con ayuda de colaboradores, con destino al Salón de Reinos del palacio del Buen Retiro como parte de la serie en la que también se incluyen los igualmente célebres retratos ecuestres de Felipe IV, Isabel de Borbón; y el príncipe Baltasar Carlos.

La intervención sobre las dos pinturas, realizada por Rocío Dávila, ha permitido recuperar los valores originales de ambas afectados muy negativamente por la acumulación de suciedad y la alteración del barniz que habían variado las relaciones cromáticas de cada pintura, amortiguando los contrastes y creando un “velo” que creaba un efecto compositivo pernicioso reduciendo los planos espaciales. En el caso de Felipe III, a caballo, anulaba la potencia lumínica del cielo sobre el que se proyectan jinete y caballo.

Además, en las décadas centrales del siglo XVIII se habían añadido a ambos cuadros anchas bandas laterales a izquierda y derecha para adecuar sus tamaños a los de las otras obras de la misma serie, con vistas a su instalación en una sala del recién construido Palacio Real de Madrid. La incorporación de esas bandas afectó mucho la lectura formal de los cuadros, especialmente en el caso de Felipe III, a caballo. Velázquez había optado por una composición en escorzo, que se subrayaba debido al formato marcadamente vertical del cuadro, y que daba como resultado una imagen llena de vigor y dinamismo, a los que contribuía también el luminoso cielo. Con ello, quiso plantear una solución distinta de la que usó para Felipe IV a caballo. Las bandas laterales añadidas alteraron la idea del artista al otorgar a la obra un formato menos vertical que atenuaba el efecto de escorzo haciendo que la composición perdiera su fuerza y dinamismo originales. En el caso de Margarita de Austria, a caballo, los añadidos también tenían consecuencias para la lectura del cuadro, aunque no tan acusadas. Por una parte, restaban protagonismo al prodigioso caballo; y, por otra, alteraban el paisaje, pues lo que en el original son montañas en la lejanía, con los añadidos se convirtieron en colinas de las que nacían vaguadas.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados