Hoy en el Museo

11.00hClaves para ver la exposición Rubens. El Triunfo de la Eucaristia

11.30hLa obra invitada

17.00hClaves para ver la exposición Rubens. El Triunfo de la Eucaristía

17.30hLa obra invitada

Ver todo el calendario
Página del Museo del Prado en FacebookSíguenos en TwitterFoursquare. Museo Nacional del PradoGoogle PlusCanal YouTube del Museo Nacional del PradoCuenta oficial del Museo Nacional del Prado en PinterestCuenta oficial del Museo Nacional del Prado en StorifyRSS Museo Nacional del PradoNewsletter Museo Nacional del Prado

El Prado exhibe una de las obras más destacadas del período rosa de Picasso procedente del Pushkin de Moscú

De izda. a dcha.: Miguel Zugaza, director del Museo del Prado; Carlos Zurita, presidente de la Fundación Amigos del Museo del Prado; Juan José Herrera de la Muela, embajador especial para el Año Dual España-Rusia 2011; Plácido Arango, presidente del Real Patronato del Museo del Prado; Mercedes de Palacio, subsecretaria del Ministerio de Cultura; Irina Antónova, directora del Museo Estatal de Bellas Artes Pushkin (Moscú); , Aleksandr Kuznetsov, embajador de Rusia en España; y Javier Barón, jefe del Departamento de Pintura del siglo XIX del Museo del Prado y comisario de la exhibición de la obra en este museo.

De izda. a dcha.: Miguel Zugaza, director del Museo del Prado; Carlos Zurita, presidente de la Fundación Amigos del Museo del Prado; Juan José Herrera de la Muela, embajador especial para el Año Dual España-Rusia 2011; Plácido Arango, presidente del Real Patronato del Museo del Prado; Mercedes de Palacio, subsecretaria del Ministerio de Cultura; Irina Antónova, directora del Museo Estatal de Bellas Artes Pushkin (Moscú); , Aleksandr Kuznetsov, embajador de Rusia en España; y Javier Barón, jefe del Departamento de Pintura del siglo XIX del Museo del Prado y comisario de la exhibición de la obra en este museo.

    Se trata de La acróbata de la bola, que se expondrá durante tres meses (16 de septiembre- 18 de diciembre de 2011) en el Prado como parte de su programa 'La obra invitada', patrocinado por la Fundación Amigos del Museo y en el que se inscribe también la actual presentación del Descendimiento de Caravaggio de los Museos Vaticanos, que se puede visitar todavía hasta el próximo domingo.

    viernes 16 de septiembre de 2011

    A través del programa expositivo 'La obra invitada', el Museo del Prado brinda ahora a sus visitantes la excepcional oportunidad de contemplar durante un trimestre completo La acróbata de la bola, una de las obras más sobresalientes del periodo rosa de Picasso, en la que será su primera salida del Museo Pushkin de Moscú en 40 años y su primera exposición en España.

    Esta pintura, adquirida por la escritora y coleccionista norteamericana Gertrude Stein, pasó a la galería de Daniel-Henry Kahnweiler, quien en 1913 la vendió al coleccionista ruso Ivan Morozov. Tras la Revolución, la colección Morozov pasó a formar parte de las colecciones estatales distribuyéndose mayoritariamente entre los dos grandes museos públicos rusos: el Pushkin de Moscú, que gracias a esta adscripción ingresó esta obra de Picasso en sus colecciones, entre otras, en 1948; y el Hermitage de San Petersburgo, de cuyas obras procedentes de la importante colección Morozov habrá también significativos ejemplos en la exposición El Hermitage en el Prado, que al inaugurarse el próximo mes de noviembre dará lugar al reencuentro temporal en Madrid de estas pinturas con la obra procedente de Moscú.

    Dada la relevancia de La acróbata de la bola para el Pushkin, para el que en opinión de su directora Irina Antónova “Picasso no es sólo un pintor” para su país “sino un reformador, la figura en torno a la que se concentró ese paso grandioso y dramático, la transición radical que representó la Vanguardia protagonizada en Rusia por figuras tan importantes como Malevich y Kandinsky”, la obra únicamente ha sido prestada por el museo ruso en cuatro ocasiones, siempre con motivo de grandes exposiciones internacionales siendo las más recientes las dedicadas al artista en la Tate Gallery de Londres en 1960 y la gran antológica inaugurada con motivo del 90 aniversario de Picasso en el Museo del Louvre de París en 1971.

    Sobre la importancia de Picasso para Rusia, destaca también la gran sensación que causó la primera exposición que se le dedicó en este país en 1956, con obras enviadas por el propio Picasso y por el escritor ruso Iliá Erenburg, amigo personal del artista. Para Irina Antónova, esta exposición supuso la definitiva consagración de un artista hasta entonces bastante controvertido para los rusos como un “pintor brillante”.

    La acróbata de la bola

    Desde 1904, Picasso visitaba a menudo el Circo Medrano, instalado cerca del estudio que el artista tenía en el Bateau-Lavoir, en Montmartre. La afición al circo se había desarrollado ya entre los pintores impresionistas atraídos por su luz y su movimiento. Sin embargo, la aproximación de Picasso tiene un carácter más universal y profundo. A través de las simbólicas figuras del circo, el pintor realizó una reflexión sobre la vida del artista y la vinculó a su investigación sobre los problemas fundamentales de la pintura. Las dos figuras principales de esta obra revelan los polos del arte de Picasso, la creatividad y la fantasía, por un lado, y la seriedad y el rigor, por otro. La acróbata sobre la bola, presente también en otra pintura importante de ese momento, Los saltimbanquis (The Baltimore Museum of Art, The Cone Collection), muestra el temperamento de juego propio del artista. Su amigo íntimo, el escritor Guillaume Apollinaire, la interpretó en términos de una danza estelar, alusiva a la radiante armonía del cosmos

     
    Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
    España es cultura Spain is culture
    Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
    Calle Ruiz de Alarcón 23
    Madrid 28014
    Tel. +34 91 330 2800.
    Todos los derechos reservados