Los cartujos de Carducho regresan a El Paular

    jueves 28 de julio de 2011

    Además, entre las 52 obras de la serie, destacan San Bruno despide a San Hugo, en la que se aprecia especialmente la maestría de Carducho a la hora de pintar el hábito cartujano; La muerte de San Bruno, donde el artista refleja la considerada forma ideal de fallecimiento para un cartujo, sobre el suelo y no sobre el lecho; o La muerte del venerable Odón de Novara, en la que Carducho se autorretrata en la parte izquierda del lienzo.

    La recuperación de la serie cartujana de El Paular

    Como otros grandes conjuntos claustrales del momento, Carducho concibió las grandes telas como pintura mural. Los grandes lienzos (3,45 x 3,15 m) fueron colocados sin bastidor sobre los muros, apoyados seguramente en tableros y guarnecidos con una moldura de escayola. A lo largo del tiempo, las humedades del claustro y la insolación excesiva de algunas de sus pandas perjudicaron la estabilidad de las obras. Sin embargo, fue en el proceso desamortizador cuando la serie comenzó su deterioro más notorio.

    A partir de 1835, los lienzos se arrancaron de los muros para su trasladado al convento madrileño de la Trinidad, donde pasaron a formar parte del Museo Nacional de Pintura y Escultura, que abrió sus puertas en 1838. En esa extinta institución muchas obras se restauraron y se las cambió el formato original. Tras forrarse y limpiarse, en algunos casos de forma excesiva, se retocaron cromáticamente, aplicándose además una capa gruesa de barniz o resina coloreada.

    En 1872 se cerró el Museo de la Trinidad, y sus fondos pasaron al Museo del Prado. Las grandes dimensiones de los cuadros del ciclo cartujano imposibilitaban su exhibición e incluso almacenamiento, por lo que se fueron distribuyendo por diferentes museos e instituciones españolas. Entre los años de 1867 y 1923, se repartieron, además del Prado, entre La Coruña, Valladolid, Jaca, Burgos, Sevilla, Córdoba, Zamora, Tortosa y Poblet. Durante la Guerra Civil las dos obras depositadas en el municipio de Tortosa (Barcelona) desaparecieron.

    Durante poco más de una década, el Museo del Prado ha documentado y realizado un estudio completo de cada una de las obras para alcanzar la mejor solución para el tratamiento de conservación y restauración que ha consistido en la recuperación de las calidades pictóricas mediante la limpieza y eliminación de repintes así como su instalación sobre bastidores. Gracias a esta intervención las pinturas han recuperado su forma rematada en arcos de medio punto concebida originalmente por Carducho para su colocación en los huecos formados por la arquería gótica del Claustro entre sus múltiples ménsulas.

    Vicente Carducho en el Paular

    Vicente Carducho (c.1576-1638) fue el encargado de narrar la historia de los cartujos, una orden monástica de origen medieval, y su fundador, san Bruno. Era el pintor más respetado y prestigioso de la corte madrileña, el más capaz para acometer un trabajo de tal complejidad donde se requería diseñar composiciones de semejante tamaño y dificultad, y demostrar domino del espacio, capacidad narrativa, manejo de numerosas figuras, exposición de sentimientos y gestualidad, así como el empleo de un colorido que diera amenidad a toda la serie. Todos estos aspectos definían lo que en el siglo XVII alcanzaba la máxima consideración: la pintura de historia.

    El 29 de agosto de 1626 Vicente Carducho firmó el contrato para acometer este magnífico repertorio pictórico, exponente de la pintura religiosa e histórica del barroco, sobre la orden de los cartujos: cincuenta y cuatro lienzos de grandes dimensiones (3,45 x 3,15 m.) pensados para decorar las galerías del claustro mayor de la Cartuja de El Paular, levantada bajo el patrocinio de Juan I de Castilla en el siglo XIV. El favor real se mantuvo durante el reinado de Felipe IV, y así quedaba reflejado en el encargo pictórico, que incluía, además de la serie, los escudos de la orden y del propio monarca en forma de tondo para jalonar el acceso al claustro, ambos desaparecidos.

     
    Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
    España es cultura Spain is culture
    Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
    Calle Ruiz de Alarcón 23
    Madrid 28014
    Tel. +34 91 330 2800.
    Todos los derechos reservados