Hoy en el Museo

00.00hCurso Grandes Obras del Museo del Prado online. Exclusivo para Amigos del Museo

11.00hItinerario didáctico

11.30hLa obra invitada

16.30hLa obra invitada

17.00hItinerario didáctico

Ver todo el calendario

Redes

Página del Museo del Prado en FacebookSíguenos en TwitterFoursquare. Museo Nacional del PradoGoogle PlusCanal YouTube del Museo Nacional del PradoCuenta oficial del Museo Nacional del Prado en PinterestCuenta oficial del Museo Nacional del Prado en StorifyRSS Museo Nacional del PradoNewsletter Museo Nacional del Prado

La Fundación Iberdrola amplía su apoyo al Museo del Prado incorporándose como Benefactor de la institución

    lunes 08 de julio de 2013

    La restauración de esta obra se llevará a cabo en los talleres del Prado a petición del Cabildeo de la Catedral y en virtud de un acuerdo suscrito tanto con el propio cabildo como con la Fundación El Greco 2014, que se hará cargo del seguro y transporte de la obra, correspondiendo a la Fundación Iberdrola el patrocinio de su intervención como parte de su apoyo al programa de restauración del Museo.

    Los trabajos comenzarán, como es habitual, con los estudios radiográficos y de infrarrojo y ultravioleta de la obra para pasar con garantías a actuar sobre la misma, procediendo a la limpieza de la suciedad superficial y barnices oxidados y a la consolidación de su capa pictórica. La restauración propiamente dicha será realizada por Rafael Alonso, experimentado restaurador del Museo y experto en la obra del gran maestro cretenese. Una vez concluida y por expreso acuerdo entre las partes, la obra se expondrá durante un periodo de tres semanas en el Museo antes de su regreso a la Catedral de Toledo con anterioridad al inicio del año 2014, año en el que se cumple el cuarto centenario de la muerte del pintor.

    Otras recientes restauraciones destacadas

    El triunfo de san Hermenegildo, de Herrera el Mozo, es una de las obras fundamentales de la historia de la pintura española del Siglo de Oro. Pintado en 1654 para el altar mayor de la iglesia de los Carmelitas Descalzos de Madrid (actual parroquia de San José), inaugura en la pintura española la tendencia hacia un dinamismo y un cromatismo plenamente barrocos, que marcará decisivamente la obra de los artistas madrileños y sevillanos de la segunda mitad del siglo. En ese sentido, se trata de una de las pinturas más influyentes de nuestra historia artística.

    Se trata de una de las primeras obras adquiridas para el museo del Prado, en el que ingresó en 1832. Su estado general de conservación es bueno, pero el tiempo había oxidado sus barnices, que recubrían a su vez una capa de polvo y colas incrustadas entre el relieve de la pincelada. Todo ello había dado como resultado un ensombrecimiento general de la obra y una pérdida de sus planos espaciales, lo que afectaba vivamente la lectura de una pintura que su creador concibió como un alarde lumínico, cromático y espacial. La restauración ha ido dirigida no sólo a la reparación y prevención de daños estructurales sino, sobre todo, a devolver la legibilidad de la obra.

    El resultado, por la buena calidad de los materiales y el virtuosismo del pintor, es visible: el colorido luminoso, el juego de pinceladas empastadas alternadas con transparentes, los volúmenes y la perspectiva, el aspecto etéreo, casi de pintura mural… todo puede verse y entenderse mejor.

    María Luisa de Parma con tontillo , de Goya, es una de las obras más pensadas y técnicamente más elaboradas y concluidas de Goya entre los retratos reales. Realizado en diciembre de 1789, inmediatamente después del acceso al trono de los nuevos monarcas, presenta a la reina a la manera francesa con una amplia falda o tontillo y un espectacular tocado que cubre su cabeza con gasas y plumas.

    La obra ha mantenido la perfecta conservación de los empastes, que han conservado todo su relieve y con ello procuran la sutil distribución de la luz pensada por Goya. Con la limpieza de la gruesa capa de barnices amarillentos, se ha recuperado la belleza del colorido y sus gradaciones e intensidades, como en las telas o en la delicadeza de las carnaciones. Goya demuestra aquí toda su capacidad para representar la realidad de todas las materias: sedas, oros, joyas…, en una de la obras de mayor modernidad en la variedad y abstracción de las pinceladas. El trabajo de restauración de esta obra, además de recuperar la luz y colorido originales, ha puesto de manifiesto, una vez más, la técnica del maestro aragonés y el modo de ejecución de sus pinturas.

     
    Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
    España es cultura Spain is culture
    Portal de la transparencia. Gobierno de España
    Copyright © 2015 Museo Nacional del Prado.
    Calle Ruiz de Alarcón 23
    Madrid 28014
    Tel. +34 91 330 2800.
    Todos los derechos reservados