El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás

Callet, Antoine-François

Paris, 1741 - Paris, 1823

Pintor francés. Se formó en la Real Academia de París junto a Antoine Boizot. En 1764 ganó el premio de Roma, que le permitió completar su educación artística en la Academia Francesa de dicha ciudad. Viajó por Italia, aficionándose a la Antigüedad clásica y a los maestros de la escuela boloñesa y veneciana, resaltando la impronta dejada por las composiciones de Veronés. A su regreso a Francia, en torno a 1772, contribuyó a desarrollar el gusto por el clasicismo, realizando varios ciclos de pintura mitológica en los que se aprecian las influencias de los autores italianos. En 1777 ingresó en la ­Real Academia de París, en la categoría de pintor de historia, presentando La alegoría de la Primavera como obra de recepción en el Salón de 1781. No obstante, compaginó los encargos de temática mitológica e histórica con los retratos de corte, entre los que cabe destacar los que realizó del monarca Luis XVI. En 1778 recibió del citado rey el primero de los numerosos encargos que el pintor tuvo para representarlo vestido con todo el atuendo ceremonial para la consagración monárquica de Francia. Estas composiciones debían ser espectaculares y grandiosas, acordes con la imagen oficial que se quería transmitir del soberano, para los distintos compromisos públicos. Callet en este tipo de composiciones sigue el modelo del Luis XV de Louis Michel van Loo y el del Luis XIV de Hyacinthe ­Rigaud, verdadero precursor de la fórmula del retrato regio que permanecería mucho tiempo después. Tras el triunfo revolucionario se dedicó, fundamentalmente, a realizar pinturas conmemorativas de las gestas de Napoleón, como su célebre El 18 Brumario, expuesta en el Salón de 1801. El Retrato de Luis XVI (Prado) es una de las múltiples réplicas, hechas a partir del original de 1779, que, en este caso, el propio monarca regaló al conde de Aranda en 1783, durante su embajada en París. A su regreso a España, éste la trajo consigo y permaneció en propiedad de sus herederos hasta que fue comprada por Isabel II en la testamentaría del duque de Híjar, ingresando posteriormente en el Prado. (Aguilar, I., E.M.N.P., 2006, T.II, págs. 594-595)

Obras (1)

Luis XVI
Óleo sobre lienzo, 1778 - 1779
Callet, Antoine-François

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba