El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás

González de Sepúlveda, Mariano

Madrid, 8.9.1774, 11.1.1842

Hijo del grabador general Pedro González de Sepúlveda y su segunda mujer, Teodora Salazar, natural de Vitoria, nació en Madrid el 8 de septiembre de 1774. Comenzó su aprendizaje como discípulo de su padre en la Escuela de Grabado de la Escuela de Grabado de la Casa de Moneda y en la Academia de San Fernando desde el ano 1785, entidad que en 1793 le concedió el único premio —o medalla de oro de una onza— del grabado de medallas. Dos años después, el 6 de septiembre de 1795, fue elegido académico de mérito por esta especialidad.
A propuesta de Manuel Godoy, pasó a París —por real orden 26 de marzo de 1797— pensionado por el gobierno con 12.000 reales anuales y otros 6.000 como ayuda de costa para su viaje para estudiar el nuevo método mecánico de acuñar monedas y medallas según el invento del grabador Jean-Pierre Droz, quien fue su maestro, y para adquirir alguna de estas máquinas. El mérito de este ingeniero suizo fue perfeccionar la prensa de volante mediante la incorporación de la virola partida, de modo que de un solo golpe se pudiera imprimir anverso, reverso y canto.
En la correspondencia periódica que mantuvieron padre e hijo durante los seis años que permaneció en París, el grabador general le instó a aprender a resolver en el taller del grabador afincado en Francia los problemas técnicos, no sólo de «cómo se empieza y acaba una medalla», sino también de cosas tan diversas como, entre otras, el modo de grabar escopetas o el grabado de láminas. Igualmente le recomendaba estudiar las medallas fundidas por el grabador francés, discípulo de Bernini, François Cheron, y las acuñadas por François-Joseph Marteau —compañero de Jean Duvivier en la serie de Luis XV de Francia— y ver «cómo se hacían mejor y con mas facilidad», aconsejándole que no se contentase con apuntarlas sino que, si pudiera, hiciese «algún ensayo» para asegurarse.
En el año 1801 acuñó dos medallas por el método mecánico de Droz y, con motivo de mandarlas a España como muestra de su progreso, solicitó al rey que le nombrase segundo grabador general de las casas de moneda de España e Indias. Este nombramiento contenía las mismas obligaciones que tenía su padre, al que sustituiría en caso de ausencia o imposibilidad, junto al de honorario de la Real Cámara, y le fue concedido el 7 de febrero de 1802, pasando a desempeñarlos a su regreso a España en abril del año siguiente.
En su etapa de París hasta 1803 este artista se instruyó también, junto con Antonio Malacuera, en el arte de la estereotipia —descubierto por Droz—, con el fin de introducirlo luego en España.
José Bonaparte le confirmó como ayudante de su padre en la Casa de Moneda de Madrid por real decreto de 28 de agosto de 1809. Con él realizó los troqueles del rey francés, que fueron del agrado del monarca y que le sirvieron para que al año siguiente éste le refrendara el título de segundo grabador general.
Al regreso de Fernando VII pasó desterrado a Barcelona, donde parece que trabajó en el grabado de punzones y matrices para la imprenta. A instancia del director de la Imprenta Nacional, que reclamó sus servicios por la falta de profesorado para la enseñanza de este arte, en mayo de 1820 recibió la auto-rización del rey para trasladarse desde Manresa, donde residía, a Madrid. En octubre, otra real orden le designó director artístico del ramo de grabado y fundición de la Imprenta Real, ocupando este destino durante más de dos años y medio con un sueldo de 19.000 reales anuales.
Finalmente, tres años después, por orden de la regencia del reino de 3 de junio de 1823, regresó a la Casa de Madrid como grabador general encargado de la dirección del Departamento de Grabado de Máquinas.
Hasta el año 1833 no puso en funcionamiento la prensa de volante para acuñar moneda traída de París. A partir de esa fecha acuñó una moneda de Fernando VII de veinte reales y grabó los punzones y matrices de las monedas del reinado de Isabel II.
Sepúlveda estableció también por vez primera en España la construcción de los timbres en seco, e hizo en la primavera de 1807, junto a su padre, los sellos del almirantazgo y de Manuel Godoy, que había sido nombrado gran almirante en enero de ese año.
Fue autor de la firma y del sello personal del rey Fernando VII, realizados en los primeros meses del año, 1808, así como de la moneda expendida en su proclamación.
Casó en el año 1834 con Bibiana Siles Michel, sobrina de Roberto Michel, con quien tuvo dos hijas. Falleció el 11 de enero de 1842.
(Texto extractado de: Cano Cuesta, M., Catálogo de Medallas Españolas, Madrid: Museo Nacional del Prado, 2005, pp. 231-232).

Obras (3)

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba