El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás

Peris, Antoni

Valencia, h.1365 - Valencia, 1436

Antoni Peris, (Valencia, h. 1365-1436).
Pintor español, representante del estilo gótico internacional en Valencia. Pertenece a una familia de pintores que se instala en la ciudad del Turia en el siglo XIII, de los que solo se han podido identificar a Antoni y a su hijo Gonçal Peris, aunque tuvo dos hijos más que fueron pintores. Consta que Antoni Peris intervino en doce retablos, ya fuera de forma individual o en colaboración con otros pintores como Marçal de Sas. De entre ellos, se conserva aún una tabla del que se le encarga a Antoni en 1415 para la capilla de San Gregorio y San Bernardo de la catedral de Valencia, el Martirio de san Bernardo de Alcira y de sus dos hermanas, que se guarda aún en la seo y permite identificar su estilo y, a partir de ella, reconstruir su catálogo. Al estudiar las obras que se atribuyen a Antoni Peris, se puede apreciar la evolución que experimenta. Las pinturas más tempranas que se le adscriben como el Retablo de la Virgen de la Esperanza de la iglesia parroquial de Santa María de Pego en Alicante -de estructura similar al retablo de Xerica de Lorenzo Zaragoza-, que se data en­tre 1400 y 1405, evidencia una fuerte influencia italiana, florentina. En cambio, desde 1410 sus obras muestran el influjo de la miniatura parisina de en torno a 1400, con motivos que llegan hasta Valencia de la mano de Guerau Gener. Un buen ejemplo de ello es el Retablo de la Virgen de la leche, que Antoni Peris debe de realizar en torno a 1410 para la capilla del claustro del convento de Santo Domingo de Valencia, costeado por la familia Sivera, conservado casi íntegro en el Museo de Bellas Artes de Valencia San Pío V. Hacia 1410-1415, Antoni Peris debe de ejecutar un retablo dedicado a la Virgen de los caballeros de Montesa, cuya tabla central, muy transformada, es propiedad del Museo del Prado, mientras que el resto permanece en la seo valenciana. En esta obra, Antoni es deudor aún del arte parisino, pero, poco después, en el ya citado Martirio de san Bernardo de Alcira y de sus dos hermanas de la catedral de Valencia, contratado en 1415, presenta un carácter más expresionista.
(Silva Maroto, P. En: E.M.N.P, 2006, Tomo V, p.1724)

Obras (1)

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba