El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
La victoria de la Verdad sobre la Herejía
Rubens, Pedro Pablo
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Rubens, Pedro Pablo

Siegen, Westfalia, 1577 - Amberes, 1640

Rubens, Pedro Pablo

Ningún pintor europeo del siglo XVII aunó como lo hizo Rubens talento artístico, éxito social y económico y un alto nivel cultural. Aunque su actividad se centró en la pintura, también realizó numerosos diseños para estampas, tapices, arquitectura, esculturas y objetos decorativos. Su obra, muy abun ...

Fuente: Museo Nacional del Prado

Ver ficha de autor

La victoria de la Verdad sobre la Herejía

Hacia 1625. Óleo, 64,5 x 90,5 cm. Sala 078

En 1625 la archiduquesa Isabel Clara Eugenia encargó a Rubens el diseño de una serie de veinte tapices con destino al Monasterio de las Descalzas de Madrid. Tratan el tema de la Eucaristía, dogma principal del catolicismo que la infanta defendía como princesa soberana de los Países Bajos meridionales. Las escenas fueron concebidas por Rubens a modo de desfiles triunfales, simulando ser telas colgadas de arquitecturas barrocas, que provocaban una efectista duda entre realidad e imagen artística. Las seis tablas que custodia el Prado (P1695-P1700) forman parte del proceso necesario para la realización de los tapices: son los modelos pintados por Rubens en los que se basan los cartones, mucho mayores, que los tapiceros usaron para confeccionar los tapices. Durante el siglo XVIII, cuatro de los cuadros sufrieron añadidos en sus cuatro costados y dos en su parte inferior y superior, los cuales han sido retirados para recuperar la composición original de las obras. La alegoría de la Verdad (identificada por la inscripción situada sobre su cabeza), guiada por el Tiempo, señala las palabras: Hoc est corpus meum (éste es mi cuerpo), que se pronuncian en la misa cuando, de acuerdo con la doctrina católica, el pan es milagrosamente transformado en la carne de Cristo. El dragón que pisotean es el símbolo del mal. Los enemigos del verdadero credo huyen ante el avance de la Verdad. Entre ellos están Juan Calvino (1509-1564), con gorra y barba apuntada; Martín Lutero (1483-1546), en hábito de fraile, y un hombre con el torso desnudo y que aferra una custodia; probablemente sea Tanchelmo de Amberes (m. 1115), que puso en duda la Eucaristía. Un personaje con turbante blanco y otro con un cuchillo (que tal vez se propone usar para profanar las Hostias que lleva en sus ropas) posiblemente representen a los musulmanes y a los judíos. Junto a ellos hay un iconoclasta, un hombre con un martillo que se prepara para destruir una estatua de la Virgen con el Niño. Detrás de la Verdad van dos figuras cargadas con pesados libros; parecen ser seguidores suyos a costa de un gran esfuerzo. La victoria de la Verdad es tan inevitable como el resultado de la lucha que tiene lugar en primer término entre un zorro astuto pero herido (utilizado por san Agustín, san Jerónimo y fuentes posteriores como símbolo de la herejía) y el noble y poderoso león (Texto extractado de Vergara, A.; Preciado, J. J.: Rubens. Guía de la exposición, Museo Nacional del Prado, 2010, p. 23 y Vergara, A.; Woollett, A.: Rubens. El triunfo de la Eucaristía, Museo Nacional del Prado, 2014, p. 68).

Multimedia

Ficha técnica

Autor
Rubens, Pedro Pablo
Título
La victoria de la Verdad sobre la Herejía
Fecha
Hacia 1625
Técnica
Óleo
Dimensión
Alto: 64,5 cm.; Ancho: 90,5 cm.
Serie
El triunfo de la Eucaristía

Exposiciones +

Rubens. Pintor de bocetos
Madrid
10.04.2018 - 05.08.2018

Ubicación +

Sala 078 (Expuesto)

Fecha de actualización: 19-09-2019 | Registro creado el 17-01-2018

Más obras de Rubens, Pedro Pablo

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba