Enciclopedia online

Alcántara Téllez-Girón y Alfonso-Pimentel, Pedro de, príncipe de Anglona (Quiruelas, Zamora, 1776-Madrid, 1851). Director del Museo del Prado de 1820 a 1823. Hijo menor de Pedro de Alcántara Téllez-Girón, IX duque de Osuna, y de Josefa Alfonso-Pimentel, condesa-duquesa de Benavente, clientes asiduos de Francisco de Goya, es el niño que aparece sentado sobre un cojín, a los pies de su madre, en el retrato familiar que el aragonés pintara en 1790 y actualmente se conserva en el Museo del Prado [P739]. Militar brillante que combatió durante toda la Guerra de la Independencia, tuvo una actuación destacada en la ba­talla de Bailén. Cultivó también la pintura, siendo nombrado académico de honor por la de San Fernando en 1802 y luego, en 1815, consiliario. Cuando falleció ostentaba la dirección de dicha entidad. En 1820, tras el triunfo de la revolución constitucionalista, Fernando VII se vio obligado a sustituir al marqués de Santa Cruz al frente del Museo del Prado, designando en su lugar, el 9 de abril de ese año, al príncipe de Anglona, cuñado del anterior y partidario de la causa liberal. La orden de nombramiento especificaba que lo sería en los mismos términos que su antecesor, a la vez que confirmaba la partida de 24 000 reales mensuales procedentes de la tesorería del «bolsillo secreto» del rey y destinados exclusivamente al acondicionamiento del edificio. Los demás gastos del Museo también seguirían corriendo a cargo de la Casa Real. Pero el cambio en la dirección no significó un giro en la línea de gobierno del Museo. Continuaron llegando pinturas, como la serie de cuadros procedentes del palacio de Aranjuez, ingresados el 30 de mayo. Con ellos se completó la instalación de la sección dedicada a escuela italiana en el ala norte de la galería principal, que quedó abierta al público a partir del 6 de agosto de 1820. El total de obras expuestas aumentó hasta las quinientas doce y el conserje del Museo, Luis Eusebi, se encargó de actualizar el catálogo, que salió a la venta en 1821. Con la apertura de la nueva galería, se pidieron dos nuevos braseros y dos estufas y el consiguiente aumento en la dotación de carbón. Con buena voluntad se intentaba corregir algunas de las limitaciones que se iban manifestando en el edificio y así, para mejorar las condiciones de iluminación de los cuadros en la galería central, se abrieron cuatro claraboyas en el techo, dotándolas de cortinas para evitar la insolación directa de los cuadros. Las pinturas estaban colgadas con un criterio de aprovechamiento total de las superficies disponibles, casi desde el suelo hasta la cornisa, dificultando la contemplación de las que se encontraban a mayor altura. Para solventar el problema no se pensó en otra solución mejor que la compra, por 60 reales, de un catalejo que quedó a disposición de los visitantes. Más positiva y sensata fue la decisión de renovar los techos del depósito de cuadros (no expuestos a la vista del público, pero sí a las inclemencias del tiempo). El Museo parecía iniciar una etapa prometedora, pero las expectativas se truncaron el 23 de abril de 1823, cuando el ejército francés del duque de Angulema cruzó el Bidasoa para reprimir con dureza el movimiento liberal, llegando a Madrid el 23 de mayo. Para entonces Luis Eusebi, no se sabe si por iniciativa propia o por orden superior, ya tenía a punto la versión francesa del catálogo, de la que se tiraron mil ejemplares. Por su parte, el príncipe de Anglona había partido al exilio, a Italia, de donde no regresaría hasta 1830.

Santiago Alcolea Blanch

Bibliografía

  • Alcolea i Blanch, Santiago, Museo del Prado, Barcelona, Ediciones Polígrafa, 1991.
  • Beroqui, Pedro, «Apuntes para la historia del Museo del Prado», Boletín de la Sociedad Española de Excursiones, año XXXVIII, Madrid, 1930, pp. 33-48, 112-127, 189-203 y 252-266; año XXXIX, 1931, pp. 20-34, 94-108, 190-204 y 261-274; año XL, 1932, pp. 7-21, 85-97 y 213-220.
  • Gaya Nuño, Juan Antonio, Historia del Museo del Prado (1819-1969), León, Everest, 1969.
  • Rumeu de Armas, Antonio, Origen y fundación del Museo del Prado, Madrid, Instituto de España, 1980.
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados