Enciclopedia online

Pinturas murales de San Baudelio de Casillas de Berlanga (Soria) [anónimo español]
Siglo xii. Seis fragmentos de pintura mural traspasados a lienzo, armados en bastidores; procedentes del muro norte de la iglesia: Cacería del ciervo, 185 x 246 cm [P7268]; Cacería de liebres, 185 x 360 cm [P7265]; procedentes de la tribuna, en el lado este: ­Soldado o montero, 290 x 134 cm [P7266]; Elefante, 205 x 136 cm [P7264]; Oso, 202 x 113 cm [P7263]; Cortina, 155 x 114 cm [P7267].
También forman parte del conjunto de las pinturas murales que decoraban la iglesia otras que se arrancaron y fueron vendidas (colección Dereppe) y en 1926 se trasladaron a Estados Unidos: Museum of Fine Arts de Boston, Indianapolis Museum of Art, Cincinnati Art Museum y Metropolitan Museum of Art de Nueva York (The Cloisters). Los fragmentos que se exhiben en el Prado ingresaron en 1957, y constituyen un depósito indefinido del Metropolitan Museum of Art de Nueva York, que a cambio recibió el ábside de San Martín de Fuentidueña (Segovia). Pertenecen a la decoración inferior de los muros. Completan el ciclo de estas pinturas bajas: Halconero (Cincinnati Art Museum); Dromedario (Metro­politan Museum of Art, The Cloisters, Nueva York) y fragmentos conser­vados in situ. En las pinturas altas aparecen en un primer registro escenas de la infancia de Jesús, y en el medio escenas de la vida pública y de la Pasión de Cristo; en una lectura desde el muro sur hacia el muro norte: Las tres Marías ante el sepulcro, Curación del ciego, Resurrección de Lázaro, Bodas de Caná, Tentación de Cristo, Entrada en Jerusalén, Santa Cena, Episodios de la Pasión, conservadas en los museos de Estados Unidos. El programa iconográfico de las pinturas bajas, a las que pertenecen los fragmentos conservados en el Museo del Prado, es una escena de caza, cuya tradición se remonta al arte tardoantiguo, concebido como actividad aristocrática e imperial. Entra en el mundo cristiano con el mismo sentido, pero se añade además la lectura de la cacería como camino de dificultad y triunfo, como vemos en las pinturas de la cúpula de Centcelles (Tarragona) del siglo IV. El tema aparece en el arte medieval europeo y también en el arte islámico. Sea en objetos preciados de lujo (marfiles, orfebrería), como en la pintura (Ebreuil, Castel ­Appiano) y el mosaico (Lescar, primera mitad del siglo XII), con la representación frecuente de los mismos animales que aparecen en ­Berlanga, animales que a menudo reciben un significado simbólico, a veces contradictorio, y que tiene sus fuentes en la patrística. Las escenas de caza aparecen sobre fondo monocromo rojo, y las figuras son blancas. El Museo del Prado conserva un fragmento con águilas inscritas en círculos tangentes, composición que aparece también en los tejidos medievales islámicos. En el caso de Berlanga, la decoración pictórica tiene en cuenta la arquitectura y el espacio que crea: un espacio abovedado con el pilar central que lo sostiene, en un discurso desde abajo hacia arriba, desde lo terrenal hacia lo divino. La historiografía separó inicialmente, por su estilo y temática, los dos conjuntos pictóricos: las pinturas altas y las bajas, atribuyendo incluso, a veces, cronologías distintas a cada uno de ellos. José Garnelo (1924) estableció la relación con los murales románicos catalanes para las pinturas altas. Chandler R. Post (1930) marca la diferencia entre la tradición morisca y cristiana en los dos niveles de pinturas y reafirma la relación con las pinturas de Santa María de Taüll. Walter W. Spencer Cook y Josep Gudiol (1950 y 1980) distinguen tres pintores: el llamado Maestro de Maderuelo, autor de las pinturas altas con los temas bíblicos, y la capilla absidal; un pintor secundario que realiza la Epifanía del oratorio del coro; y el tercer pintor, llamado Maestro de San Baudel, que pinta las escenas de caza de la zona baja. De los dos grandes, que trabajan en la ermita simultáneamente, destaca el espíritu musulmán del Maestro de San Baudel. Establecen las relaciones con Maderuelo y también con Santa María de Taüll. José Camón (1958) y Jacques Fontaine (1973) se refirieron a las pinturas bajas como «mozárabes». Para Juan Zozaya (1976), las pinturas bajas son anteriores y de distinto estilo que las superiores románicas; establece paralelos de las pinturas bajas con el arte califal omeya. En cierto modo, esta diferenciación es seguida por Jerrilynn D. Dodds (1993), al relacionar las pinturas bajas con la cultura andalusí. Para Milagros Guardia (1982), las pinturas de los dos ciclos son contemporáneas, ­posiblemente de un mismo taller, pero de distintos maestros. Joan Sureda (1985), mantiene que las pinturas son contemporáneas, quizás de más de un taller, y de un círculo estilístico que actúa con fórmulas dominantes de la pintura altomedieval; la relación con Santa María de Taüll define una cronología indicativa de hacia 1125. Milagros Guardia (2003) establece las coincidencias formales que caracterizan las pinturas de los dos ciclos y reafirma las relaciones con los murales del valle de Boí, con Taüll, y en parte con Bagües. También con Maderuelo y Tubilla del Agua.

Eduard Carbonell Esteller

Bibliografía

  • Álvarez, M. A., y Mélida, J. R., «Un monumento desconocido. La ermita de San Baudelio en el término de Casillas de Berlanga (Soria)», ­Boletín de la Sociedad Española de Excursiones, XV, Madrid, 1907, pp. 144-155.
  • Álvarez Villar, J., «Precisiones sobre San Baudel de Berlanga», España entre el Mediterráneo y el Atlántico, Actas del XXIII Congreso Internacional de Historia del Arte, 1973, Granada, Departamento de Historia del Arte de la Universidad, 1976, t. I, pp. 275-281.
  • Camón Aznar, José, «Pinturas mozárabes de San Baudelio de Berlanga», Goya, n.º 26, Madrid, 1958, pp. 76-80.
  • Cook, Walter W. Spencer, «Las pinturas románicas de San Baudilio», Goya, n.º 7, Madrid, 1955, pp. 2-11.
  • Dodds, Jerrilynn D., «Wall Paintings. Hermitage of San Baudelio de Berlanga (Soria)», The Art of ­medieval Spain. A.D. 500-1200, Nueva York, Metropolitan Museum of Art, 1993, pp. 223-228.
  • Frinta, M., «An Attempt to Decipher the Painting Procedure of the Frescoes from San Baudelio de Berlanga» (texto inédito de los fondos de The Cloisters, Metropolitan Museum of Art).
  • Garnelo, José, «Descripción de las pinturas murales que decoran la ermita de San Baudelio en Casillas de Berlanga (Soria)», Boletín de la Sociedad Española de Excursiones, n.º 32, Madrid, 1924, pp. 96-109.
  • Guardia, Milagros, Las pinturas bajas de San Baudelio de Berlanga. Problemas de orígenes y de iconografía, Soria, Diputación Provincial, 1982.
  • Guardia, M., «Relire les espaces liturgiques à travers la peinture murale: le programme iconographique de San Baudelio de Berlanga (Soria)», Les Cahiers de Saint Michel de Cuxa, xxxiv, Prades-Codalet, 2003, pp. 79-97.
  • Muñoz, J. M., «Las pinturas de san Baudilio de Berlanga y el tapiz de Bayeux: la posible inspiración nórdica del ciclo profano», Goya, n.os 253-254, Madrid, 1996, pp. 12-17.
  • Nieto Gallo, Gratiniano, «Nuevos datos sobre la iglesia de San Baudelio de Berlanga», España entre el Mediterráneo y el Atlántico, Actas del XXIII Congreso Internacional de Historia del Arte, 1973, Granada, Departamento de Historia del Arte de la Universidad, 1978, t. II, pp. 168-169.
  • Núñez Rodríguez, M., «Scènes de chasse dans la peinture de l'Espagne chrétienne: San Baudilio de Berlanga», La Chasse au Moyen Age, París, Les Belles Lettres, 1980, pp. 535-551.
  • Ortego, Teógenes, La ermita mozárabe de San Baudelio en Casillas de Berlanga, Soria, 1979.
  • Post, Chandler R., A History of Spanish Painting, Cambridge, Harvard University Press, 1930, pp. 197-201.
  • Sánchez Cantón, Francisco Javier, «Seis fragmentos de la decoración mural de San Baudilio de Berlanga en el Museo del Prado», Celtiberia, n.º 18, Soria, csic, 1959, pp. 163-170.
  • Zozaya, Juan, «Algunas observaciones en torno a la ermita de San Baudelio de Casillas de Berlanga», Cuadernos de la Alhambra, n.º 12, Granada, Universidad, 1976, pp. 307-338.
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados