Enciclopedia online

Salvatierra y Barriales, Valeriano (Toledo, h. 1788-Madrid, 1836). Escultor español. Hijo del escultor de la catedral primada de Toledo Mariano Salvatierra, aparece matriculado en la Academia de Bellas Artes de San Fernando en 1807. Se desconoce la fecha exacta de su llegada a Roma y, aunque la documentación de dos premios en la Academia de San Lucas de dicha ciudad en 1810 y 1811 son las primeras noti­cias a este respecto, parece que se estableció antes de esa fecha. Perma­neció allí hasta 1814, y fue discípulo de Antonio Canova y Bertel Thorvaldsen. En 1817 era pro­fesor de la catedral de Toledo e ingresó como individuo de mérito en la Academia de San Fernando de la que fue teniente director al año siguiente. En 1819 obtuvo el título de escultor de cámara honorario y cinco años más tarde volvió a Roma para realizar el Sepulcro del cardenal don Luis de Borbón y Vallabriga (sacristía de la catedral de Toledo). En 1827, por intercesión de Carlos María Isidro, duque de Híjar, fue nombrado escultor de cámara destinado a la restauración de las esculturas del Real Museo de Pinturas y hasta 1831 no sería nombrado definitivamente primer escultor de cámara. Su función en el Museo del Prado comprendió la labor de restauración propiamente dicha de las obras antiguas de las colecciones y la decoración escultórica de la fachada del edificio del Museo, en la que participaron también Ramón Barba y Pedro Hermoso. Son suyas las doce estatuas alegóricas para el primer cuerpo de la fachada principal. En 1830 se contrató a los ayudantes Juan Posse y Sabino de ­Medina para el programa inicial, que debía comprender dieciséis figuras que se redujeron a catorce el mismo año por real orden, corrigiendo el programa ya que «[…] en las alego­rías de un monumento ­artístico debe atenderse antes al homenaje de los reyes bajo cuyos auspicios se ejecutó, que al genio que lo inventó y dirigió, sin que por esto se entienda que debe olvidársele []», para lo que se programaron alegorías que dieron fe de «[…] las virtudes y circunstancias capaces de promover la erección de tan magnifico edificio, que no pudiendo menos de constar en la historia de los reinados en que se erigió y restauró, tampoco dejará de tributarse a estos el respeto que las alegorías significan, y que tácitamente dirán `éstas fueron de Carlos y Fernando'» y son El Poder español, La Paz, conseguida por Fernando vii, a la que acompañan La Fertilidad y La Magnificencia, apoyadas por La Constancia. La Inmortalidad abre un segundo grupo relacionado con la fábrica del edificio y su perdurabilidad El Genio de la arquitectura, La Novedad, La Simetría y La Euritmia, específicas de la construcción, y La Riqueza, La Gracia, La Amenidad y La Admiración. El programa final, modificado en fecha indetermi­nada, comprende las alegorías de La Victoria, La Arquitectura, La Fama, La Inmortalidad, La Admi­ración, La Constancia, La Magnificencia, La Simetría, La Fertilidad, La Paz, La Euritmia y La Fortaleza. En 1836 murió Salvatierra, y cuatro años más tarde José Tomás, nombrado restaurador de escultura, presentó un informe en el que daba fe de los diferentes estados de ejecución en que se hallaban diez de las estatuas, sin hacer mención a La Arquitectura y La Euritmia. Antes de 1863 todo el grupo aparecía ya recogido en las fotografías de la fachada que realizó Charles ­Clifford. Marta Carrasco Ferrer (1999) plantea la posibilidad de que tan solo ocho de las esculturas sean proyectadas y en parte concluidas por Salvatierra, entre las que La Victoria y La Fama muestran trazas del estilo de Francisco Elías, nombrado primer escultor de cámara a la muerte del primero y seguidor suyo. En cuanto a La ­Admiración, La Euritmia, La Arquitectura y La Simetría, su composición da pie a pensar que sean obra de José Piquer y Duart y Francisco Pérez Valle.

R. G. I.

Obras

  • Retrato de Claudio (?), mármol [E643].
  • Cabeza de mujer irregular, mármol, 35 x 25 x 19 cm [E646].
  • La Victoria, mármol, 226 x 84 x 74 cm [E774].
  • El Genio de la arquitectura, mármol, 238 x 83 x 70 cm [E775].
  • La Fama, mármol, 226 x 84 x 74 cm [E776].
  • La Inmortalidad, mármol, 234 x 85 x 72 cm [E777].
  • La Admiración, mármol, 226 x 85 x 70 cm [E778].
  • La Constancia, mármol, 222 x 84 x 69 cm [E779].
  • La Magnificencia, mármol, 236 x 84 x 72 cm [E780].
  • La Simetría, mármol, 224 x 84 x 72 cm [E781].
  • La Fertilidad, mármol, 234 x 84 x 69 cm [E782].
  • La Paz, mármol, 229 x 85 x 70 cm [E783].
  • La Euritmia, mármol, 227 x 85 x 70 cm [E784].
  • La Fortaleza, mármol, 240 x 84 x 67 cm [E785].

Bibliografía

  • Beroqui, Pedro, El Museo del Prado. Notas para su historia. t. I. El Museo Real, 1819-1833, Madrid, Gráficas Marina, 1933, pp. 126, 137 y 140.
  • Carrasco Ferrer, Marta, «Las personificaciones esculpidas que adornan la fachada principal del Museo del Prado», Boletín del Museo del Prado, n.º xxxv, Madrid, 1999, pp. 109-124.
  • Egea Marcos, María Dolores, «Las esculturas alegóricas de la fachada del Museo del Prado», Goya, n.º 174, Madrid, 1982, pp. 356-359.
  • Egea Marcos, María Dolores, «Valeriano Salvatierra; vida, obra y documentos», Anales de la Universidad de Murcia, Letras, vol. xli, n.os 3-4, Murcia, 1982-1983, pp. 189-267.
  • Moleón Gavilanes, Pedro, Proyectos y obras para el Museo del Prado. Fuentes documentales para su historia, Madrid, Museo del Prado, 1996, pp. 155-160 y 173.
  • Ossorio y Bernard, Manuel, Galería biográfica de artistas españoles del siglo XIX [1883-1884], Madrid, Giner, 1975.
  • Pardo Canalís, Enrique, Escultores del siglo XIX, Madrid, Instituto Diego Velázquez, csic, 1951.
  • Pardo Canalís, Enrique, Escultura neoclásica española, Madrid, Instituto Diego Velázquez, csic, 1958.
  • Pérez Reyes, Carlos, Del neoclasicismo al modernismo. Escultura, «Historia del arte hispánico», Madrid, Alhambra, 1978, t. V, pp. 183, 220, 223 y 230.
La Constancia
Lupa
La Constancia
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados