El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Actualidad <Atrás

Instalación temporal: Nerón y Séneca de Eduardo Barrón

15.02.2011 - 18.09.2011

Nerón y Séneca se muestra temporalmente en la emblemática sala circular del Museo, conocida como 'Rotonda de Ariadna', tras haberse sometido a una restauración especialmente compleja por la pérdida de diversos fragmentos y el deterioro general sufridos por la obra debido a la especial fragilidad de su material base (escayola) y a sus condiciones de exhibición y conservación en el pasado.

Junto a la obra restaurada, se expone también, por primera vez, una reducción inédita de este grupo, hecha por el propio escultor y que regaló en 1907 a Don Antonio Maura en agradecimiento a las gestiones que éste hizo en el Ministerio para la edición del catalogo de escultura del Museo del Prado. En este grupo, depósito temporal de la Fundación Antonio Maura (nº inv. 242) conservado sin ninguna intervención y sin apenas deterioros, se puede observar la policromía original y la complejidad, el extraordinario detallismo y el dominio técnico con el que realizó esta pieza.

Acceso

Sala 74

Patrocinada por:
Fundación Iberdrola

Exposición

Historia de la obra

Historia de la obra
Nerón y Séneca
Eduardo Barrón
Antes de la restauración

Nerón y Séneca fue realizado en escayola y parcialmente policromado, obtuvo la medalla de oro la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1904. Obra de Eduardo Barrón, autor del primer catálogo razonado de la colección de escultura del Museo del Prado y conservador y restaurador del mismo hasta su prematuro e inesperado fallecimiento en 1911.

El grupo representa a Séneca instruyendo a Nerón, del que era tutor. Barrón retrata a los personajes dramatizando lo opuesto de sus caracteres, e insinuando el injusto final del filósofo cordobés, acusado de traición y obligado por el emperador a suicidarse.

Las esculturas premiadas en las Exposiciones Nacionales ingresaban en el Museo y se pasaban a material definitivo con financiación del Estado, pero en este caso no llegó a poder hacerse, lo que hace todavía más valiosa la conservación de este grupo original en escayola policromada, de un tamaño excepcional, que permite constatar su talento, la exquisita factura y el grado de calidad técnica alcanzado por el escultor, y el lenguaje clásico de gran minuciosidad en el que se expresó, consecuencia de su aprendizaje romano. La obra estuvo depositada durante muchos años en el vestíbulo del Ayuntamiento de Córdoba.

Antes de la restauración

Antes de la restauración
Detalle de la figura de Nerón antes de la restauración

La obra está realizada en escayola parcialmente policromada y, tras una larga etapa expuesta inadecuadamente, necesitaba un tratamiento urgente de restauración debido a la fragilidad de este material y a las inestables condiciones de conservación y exposición en el lugar en el que estaba depositada. Además, a consecuencia de intervenciones anteriores, presentaba reconstrucciones de diversa calidad de partes perdidas, y “arreglos” realizados con diferentes estucos y recubrimientos de protección que se habían aplicado de forma parcial, lo que hacía que la obra tuviera características muy distintas según la zona.

Antes de proceder a su restauración, proceso realizado a lo largo de dos años, el Museo procedió a su estudio técnico para identificar los materiales empleados por el artista, los añadidos en posteriores restauraciones, su técnica de ejecución y su estado de conservación.

Después de la restauración

Después de la restauración
Detalle de una fotografía antigua de la mano derecha original de Séneca realizada por Barrón; detalle de la misma mano tras la reconstrucción de los dedos dañados; Proceso de reconstrucción de los dedos en la actual restauración, según la antigua fotografía.

La limpieza principal se llevó a cabo empleando geles de agar-agar, producto de gran poder limpiador mediante aporte controlado de humedad y absorción de la suciedad, El tratamiento se completó con limpiezas mecánicas y, en alguna ocasión, limpieza química muy puntual para eliminar manchas y acumulaciones de recubrimientos añadidos. Se ha conseguido devolver un aspecto homogéneo a toda la superficie de la escultura, respetando el envejecimiento natural propio del material de una obra de más de cien años de antigüedad. Además, se han reconstruido los dedos de la mano derecha de Séneca, parte importante en la expresión del personaje, puesto que se disponía del boceto original a escala reducida (escayola conservada en el Museo de Zamora). Se tomaron datos digitalmente y se ampliaron al tamaño de la obra definitiva, información completada con documentación fotográfica antigua donde aparecía la mano original.

Más información sobre la restauración de la obra disponible en el informe técnico.

Actividades

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba