El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Exposición

La Quinta del Sordo. Philippe Parreno

Museo Nacional del Prado. Madrid 03/06/2022 - 04/09/2022

Calendario Añadir al calendario

La Quinta del Sordo es una película de 40 minutos, en colaboración con Fondation Beyeler, creada por el artista contemporáneo Philippe Parreno.

Esta obra se proyectará en una instalación producida por ACCIONA Cultura en la sala 64-65 del Museo Nacional del Prado, hasta el próximo 4 de septiembre.

En ella, mediante el uso de las más avanzadas tecnologías de imagen y sonido, Parreno da vida a la Quinta del Sordo, la desaparecida finca de Goya donde creó sus perturbadoras pinturas negras.

Este proyecto permitirá al visitante la contemplación de las pinturas negras originales en la sala 67 del edificio Villanueva con una riqueza de matices hasta ahora inexplorados.

 

Acceso

Sala 64-65. Edificio Villanueva
Pase horario: durante el proceso de compra, seleccione su pase horario para la proyección. Asegúrese que el pase es posterior a la hora de visita seleccionada.
Duración: 40 minutos

La Quinta del Sordo
Una película de Philippe Parreno
Fotografía: Darius Khondji
Montaje: Ael Dallier Vega
Sonido: Nicolas Becker

Proyecto organizado por:
Museo Nacional del Prado
Con la colaboración de:
Fundación Beyeler de Basilea
Producido por:
Acciona Cultura

Exposición

La exposición

La exposición
Fotograma de La Quinta del Sordo

© Philippe Parreno

La sala 64-65 del edificio Villanueva, junto a las pinturas negras de Goya, se ha convertido, gracias a la producción de ACCIONA Cultura y en colaboración con Fondation Beyeler, en un espacio íntimo en el que se proyecta ‘La Quinta del Sordo’, una obra de Philippe Parreno que ofrece al público del Museo Nacional del Prado la posibilidad de viajar al pasado y experimentar las pinturas negras en el entorno en el que fueron pintadas.

El proyecto recrea un espacio perdido, La Quinta del Sordo, donde Goya vivió antes de exiliarse a Burdeos. Entre 1819 y 1824 pintó un conjunto de catorce pinturas, las pinturas negras, directamente en las paredes de los dos pisos de la residencia. Esta casa se demolió en 1909, pero las pinturas permanecen ligadas a ese lugar, el de su manifestación inicial.

Las catorce pinturas negras se exponen en la sala 67 del edificio Villanueva del Museo Nacional del Prado y, vinculada a ellas, la ‘Quinta del Sordo’ de Parreno se presenta en la sala 64-65, y en la que habitualmente se exhiben las pinturas de Goya conmemorativas del levantamiento popular contra el ejército napoleónico durante la ocupación francesa en 1808 –El dos de mayo de 1808 en Madrid (1814) y El tres de mayo de 1808 en Madrid (1814)–, que han sido trasladadas temporalmente a la sala 75 y mantendrán allí un fructífero diálogo con Las lanzas de Velázquez, hasta que se clausure el proyecto de Parreno.

En ‘La Quinta del Sordo’ de Parreno la casa está deshabitada. El aire circula en silencio. Estamos en 1823 o, quizá, 1825. El año no está claro. Tampoco la estación del año. Podría ser invierno o verano, de día, o de noche… Las imágenes del proyecto enlazan las pinturas entre sí para formar una cosmología, un universo creado por esas pinturas. Y tras toda cosmología, como nos enseñan los mitos, hay una cosmogonía, un proceso de creación de universos, un intento de ordenar el caos. Las primeras ninfas estuvieron asociadas con la topografía. Eran tanto seres como espacios. Esta película de ciencia-ficción es un intento de re-presentar este “espacio-ser”, una antropomorfización de la casa que quedará para siempre como una sublimación del lugar donde estuvo la obra de arte.

Para reproducir este espacio hay que viajar en el tiempo. Parreno utilizó cámaras ultrarrápidas (500.000 fotogramas por segundo) para grabar las pinturas. En contacto con ellas, el tiempo se detiene. La cámara escanea el espacio desesperadamente en busca de signos. Parreno reconstruyó la casa y el jardín en tres dimensiones para hallar la acústica original del lugar. Allá donde teníamos relieve, ahora tenemos sonido: el sonido del fuego y la luz cruzando este espacio olvidado. Los reflejos de las luces en las pinturas aparecen como faros en la pantalla, iluminando intermitentemente lo que lleva mucho tiempo extinguido. Aquí en la sala, participamos de un mundo oculto donde nos encontramos cara a cara con las pinturas negras de Goya y en una redescubierta proximidad entre las imágenes y el fantasma de un espacio desaparecido.

Parreno guía al visitante a través del ritual de la proyección. La película se proyecta varias veces al día, con una programación precisa. Un músico presenta cada sesión. La luz de las lámparas titila en la sala, los asientos forman el arco de un círculo alrededor de la pantalla. Se entregan auriculares que ofrecen una experiencia binaural de la banda sonora, permitiendo acceder a este mundo interior. El músico se presenta antes de interpretar al violonchelo una composición original de J. M. Artero, un preludio a la película. La música no se puede oír a través de los auriculares, pero tiene ya la capacidad de perturbar los límites de este complejo espacio. El interior y el exterior se mezclan, lo imaginario y la realidad también. Las luces destellan y varían en intensidad hasta que desaparecen en la oscuridad de la sala.

La película se proyecta de lunes a sábado a las 10.30, 12.30, 14.15, 16.45 y 18.30 h, y domingos y festivos 10.30, 12.30, 14.30 y 17.00 h.

‘La cuestión que se plantea aquí es, por encima de todo, la de la imagen y el espacio, da igual en qué orden los planteemos. Porque, entre los datos, están estos dos elementos que constituyen nuestras realidades, un vínculo indisociable que no se rompe. Un juego de prestidigitación entre un espacio que se pierde jugando a ser una imagen, e imágenes que tratan de producir un espacio. En la película, seres “ocultos” e “invisibles” aparecen y desaparecen.’ Philippe Parreno

Para hacer esta película, el artista colaboró con el internacionalmente famoso director de fotografía Darius Khondji, la montadora Ael Dallier Vega y el diseñador de sonido y ganador de un Oscar Nicolas Becker, con Lexx, un productor musical, ingeniero y coinventor y cofundador de Bronze, una nueva plataforma y formato de música generativa e inteligencia artificial.

Philippe Parreno: Biografía

Philippe Parreno: Biografía
Philippe Parreno. Foto © Ola Rindal / Paris.

Philippe Parreno es uno de los artistas más influyentes de su generación. Adquirió renombre en la década de 1990 por redefinir de forma radical lo que significa ‘experimentar’ el arte, al convertir las dinámicas de una exposición en un proceso situacional. Ha transformado espacios expositivos y museísticos en todo el mundo en diversas exposiciones de gran éxito. Su mundo posee ‘la sensación envolvente e irresistiblemente espeluznante de una buena película distópica de ciencia ficción’ (New York Times).

El artista es conocido por su largometraje Zidane: A 21st Century Portrait (Zidane: un retrato del siglo xxi), que realizó con el artista escocés Douglas Gordon. Ambos directores enfocaron 17 cámaras al legendario centrocampista francés Zinedine Zidane, considerado el mejor futbolista de todos los tiempos, durante su partido de despedida del Real Madrid, que se jugó frente al Villarreal ante 80.000 seguidores, en el estadio Santiago Bernabéu. Ronaldo y David Beckham hacen cameos y el grupo escocés de post-rock Mogwai compuso la ya icónica banda sonora de la película. Se estrenó fuera de competición en el Festival de Cine de Cannes de 2006, y en su primera semana de proyección vendió 49.686 entradas en todo Francia. Peter Bradshaw, del Guardian, la llamó ‘una experiencia hipnótica a la que debe uno abandonarse’ en la reseña en la que le otorgó cuatro estrellas, y Manohla Dargis, en The New York Times, la describió como ‘un placer que las películas han estado cultivando desde los estudios de locomoción de Muybridge del siglo xix’. La película ganó después el New Vision Award (2006) y también estuvo nominada para un Premio César (2007).

Parreno trabajó con el director de fotografía franco-iraní Darius Khondji en Zidane: A 21st Century Portrait, y esta colaboración ha continuado durante su trayectoria artística. En 2009 trabajaron juntos en June 8, 1968 (8 de junio de 1968), una recreación de las escenas de la congregada en fila junto a las vías del tren para mostrar sus respetos al paso del tren que transportaba el cuerpo de Robert Kennedy desde Nueva York a Washington para su enterramiento, ‘creando momentos de indeleble belleza y sobrecogimiento’ (2009, The New York Times).

Es muy conocida la colaboración de la pareja en la película de Parreno Marilyn, en la que el artista evocó la presencia de la fallecida actriz Marilyn Monroe, recreando la suite del hotel Waldorf Astoria de Nueva York donde se alojó en la década de 1950. La película se estrenó en la Fondation Beyeler de Basilea en junio de 2012. Tanto 8 de junio de 1968 como Marilyn continúan proyectándose en galerías y museos de todo el mundo.

En 2007 Parreno fue co-comisario del éxito de crítica Il Tempo del Postino (El tiempo del cartero), una performance teatral temporal, junto al director artístico de Serpentine Gallery Hans Ulrich Obrist. Para su estreno en el Manchester International Film Festival el dúo invitó a quince de los artistas más importantes del mundo, entre ellos Doug Aitken, Matthew Barney, Carsten Holler, Olafur Eliasson y Tacita Dean, a interpretar cada uno una obra de un máximo de quince minutos de duración. Desde entonces, se reconoce Il Tempo del Postino como la primera ‘ópera de arte visual’ del mundo.

A lo largo de su carrera artística Parreno ha recibido numerosos honores y premios.

Parreno ha recibido múltiples reconocimientos en el Festival de Cine de Locarno por su excepcional contribución al cine. En 2014 fue nombrado Oficial de la Orden de las Artes y las Letras como reconocimiento por su significativa aportación a las artes. En 2015, el artista fue reconocido por el Sculpture Center de Nueva York, donde la entonces conservadora jefe Mary Ceruti alabó su espíritu de colaboración. En 2019, Parreno recibió la invitación a participar en la 48ª edición del International Film Festival de Róterdam (IFFR), donde presentó la película No More Reality Whereabouts (2019).

En 2021, la Fondation LUMA Arles abrirá una sala permanente diseñada por Frank Gehry dedicada a la obra de Parreno. Las fundaciones de arte más importantes del mundo, incluyendo la Fondation Louis Vuitton y la Pinault Collection, tienen obra del artista.

En 2013 Parreno se convirtió en el primer artista en recibir carta blanca para actuar en la totalidad de los 22.000 metros cuadrados de salas del Palais de Tokyo de París. Aquí, Parreno mostró su monumental exposición Anywhere, Anywhere Out of the World (Cualquier lugar, cualquier lugar fuera del mundo). En 2016 reveló Anywhen en la Tate Modern de Londres, una experiencia envolvente que desafiaba la percepción del tiempo y el espacio del observador y que recibió el aplauso internacional.

En 2019 el MoMA de Nueva York encargó a Parreno la creación de una obra específica, de largo plazo, para celebrar la inauguración de la ampliación del campus del museo. La instalación de Parreno Echo (Eco) ocupó el vestíbulo Samuel and Ronnie Heymann del museo hasta 2021. La instalación consiste en un autómata hecho de múltiples partes que se mueve en respuesta a datos seleccionados en vivo a su alrededor. Parreno colaboró con la productora musical venezolana Arca para producir el equivalente a dos años de banda sonora, y con programadores para programar la instalación de modo que funcionara continuadamente durante los dos años de duración del encargo.

Las colaboraciones de Parreno se extienden al mundo de la moda. Colaboró con el desfile de Céline del otoño de 2017, donde el artista creó, según palabras de Tim Blank, de Bussiness of Fashion, ‘el sonido, el escenario y los efectos especiales. El sonido era un dron que, de manera progresiva, generaba un sonido que iba desde un zumbido al rugido de un reactor, para después disgregarse en una melancolía musical. ¿Y los efectos especiales? El público giraba mientras las modelos caminaban en círculos, definiendo el espacio. Muy Parreno.’

El artista y su obra han sido objeto de documentales y películas a escala internacional y aparece frecuentemente en noticias globales y en publicaciones de moda, incluyendo las portadas de Paris Match, The New York Times, The Guardian, The Evening Standard, ArtReview y la revista Wallpaper*. Nacido en Argelia en 1964, Parreno se crio en Grenoble y vive y trabaja en París desde comienzos de la década de 1990. Estudió en la École des Beaux-Arts de Grenoble de 1983 a 1988 y en el Institut des Hautes Études en arts plastiques y el Palais de Tokyo de París desde 1988 a 1989. Afincado en París (Francia), Parreno ha expuesto y publicado en internacionalmente. Está representado por Pilar Corrias Gallery (Londres), Air de Paris (París), Esther Schipper Gallery (Berlín), Barbara Gladstone (Nueva York) y 1301PE (Los Ángeles). Ha presentado exposiciones individuales en Watari-Um, Tokio (2019); Gropius Bau, Berlín (2018); Jumex, Ciudad de México (2017); The Rockbund Art Museum, Shanghái (2017); HangarBicocca, Milán (2015/2016); Park Avenue Armory, Nueva York (2015); Palais de Tokyo, París (2014/2013); CAC Málaga (2014); Garage Museum of Contemporary Art, Moscú (2013); Fondation Beyeler, Riehen/Basilea (2012); Serpentine Gallery, Londres (2010-2011); Center for Curatorial Studies, Bard College, Nueva York (2009-2010); Irish Museum of Modern Art, Dublín (2009-2010); Kunsthalle Zúrich (2009) y el Cenre Georges Pompidou, París (2009). La obra de Parreno está presente en las colecciones de muchos de los principales museos, incluyendo Tate, Londres; MoMA, Nueva York; Centre Pompidou, París; The Metropolitan Museum of Art, Nueva York; Solomon R. Guggenheim Museum, Nueva York; Kanazawa Museum of the 21st Century, Ishikawa, Japón; Musée d’Art Modern de la Ville de Paris, París; SFMOMA, San Francisco; Walker Art Center, Minneapolis. Su obra se ha presentado además en la Bienal de Venecia (1993, 1995, 2005, 2007, 2009, 2015 y 2017), en la Bienal de Arquitectura de Venecia (2014), en la Bienal de Lyon (1997, 2003 y 2005) y en la Bienal de Estambul (2001).

Pinturas de la Quinta del Sordo (Pinturas negras)

Pinturas de la Quinta del Sordo (Pinturas negras)
Asmodea
Francisco de Goya y Lucientes
1820 - 1823. Técnica mixta sobre revestimiento mural trasladado a lienzo
Museo Nacional del Prado, Madrid

Estas pinturas murales al óleo ocuparon dos habitaciones de la llamada Quinta del Sordo, casa en las afueras de Madrid que Goya había comprado en 1819. Su título moderno se debe al uso de pigmentos oscuros y negros, y a lo sombrío de lo9s asuntos representados. Su interpretación es aún enigmática, a pesar de las explicaciones que han propuesto historiadores del arte y de la literatura, escritores e incluso psicólogos.

Antes de su marcha a Francia, Goya legó en 1823 la Quinta a su nieto, Mariano, quien la vendió diez años después a su padre, Javier. Este encargaría al pintor Antonio de Brugada –que compartió exilio con Goya en Burdeos, de donde volvió a España en 1834- un inventario de la vivienda, en el que quedaron registradas las pinturas. Muerto Javier Goya, la casa tuvo varios propietarios: 1859 la compró Segundo Colmenares, en 1863 pasó a Émile d’Erlanger, banquero de París que ordenó trasladar los murales a lienzo al pintor y restaurador Salvador Martínez Cubells. Las obras fueron arrancadas del muro mediante la técnica del strappo y a continuación se recortaron y retocaron extensamente las numerosas zonas perdidas. Fueron mostradas en la Exposición Universal de París de 1878 y en 1881 d’Erlanger las donó al Prado, donde se exponen desde 1889.

Fondation Beyeler

En 2022, la Fondation Beyeler celebra su 25 aniversario. El museo de Riehen, cerca de Basilea, es conocido internacionalmente por sus exposiciones de alto nivel, su importante colección de arte moderno y contemporáneo, así como por su ambicioso programa de eventos. El edificio del museo fue diseñado por Renzo Piano en el entorno idílico de un parque con árboles venerables y estanques de nenúfares. Goza de una ubicación única en el corazón de un área recreativa local, con vistas a los campos, pastos y viñedos cerca de las estribaciones de la Selva Negra. En colaboración con el arquitecto suizo Peter Zumthor, la Fondation Beyeler se está construyendo un nuevo edificio de museo en el parque contiguo, mejorando así aún más la interacción armoniosa del arte, la arquitectura y la naturaleza.

Este año, el programa de exposiciones de la Fondation Beyeler, que gira en torno al 25 aniversario del museo, se inauguró con una gran retrospectiva sobre Georgia O'Keeffe. Tras la exposición "Mondrian Evolution”, la Fondation Beyeler presentará, en otoño, “Palimpsesto”, un proyecto de la artista colombiana Doris Salcedo que traza la dramática crisis migratoria mundial, así como la exhibición más completa hasta la fecha de obras de su colección.

Más información

ACCIONA Cultura

ACCIONA Cultura, que es la mayor empresa museística de Europa, ha sido la responsable del desarrollo técnico e implantación de la proyección, aportando tecnología audiovisual de última generación para maximizar la experiencia inmersiva.

La compañía es líder en el desarrollo de proyectos destinados a poner en valor la cultura, el arte y el patrimonio mediante la creación de narrativas atractivas apoyadas en tecnologías innovadoras, dentro del concepto de “ingeniería cultural”.

En esta línea, ACCIONA Cultura ya ha colaborado con el Museo Nacional del Prado en anteriores ocasiones, como con el diseño y ejecución del espectáculo de mapping con el que el Museo clausuró la celebración su bicentenario.

Obras

La Quinta del Sordo
1

La Quinta del Sordo

Una película de Philippe Parreno

Fotografía: Darius Khondji

Montaje: Ael Dallier Vega

Sonido: Nicolas Becker

Duración: 40 minutos

Venta de entradas

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba