El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Actualidad <Atrás

Rubens. La Adoración de los Magos

30.11.2004 - 27.02.2005

El objetivo de esta exposición es explorar la creatividad de Rubens. Para ello se ha reunido un grupo de cuadros que contribuyen al estudio de una de las obras más ambiciosas del pintor flamenco: la gran Adoración de los Magos del Museo del Prado.

El cuadro se pintó originalmente en 1609 en Amberes, y fue ampliado y transformado por el propio Rubens veinte años después, en 1628-29, en Madrid. En esta exposición se presentan varios bocetos realizados en preparación para el cuadro, y una copia que documenta su aspecto original en 1609. La posibilidad de comparar la copia con el cuadro transformado ofrece una oportunidad excepcional para estudiar la evolución del gusto y el estilo pictórico de Rubens.

Se incluyen también en esta muestra otras obras de Rubens que ayudan a contextualizar La Adoración de los Magos, y a explorar la creatividad del maestro flamenco. En los cuadros Santo Tomás y San Pablo, de hacia 1613, observamos la costumbre de Rubens de repetir modelos, puesto que los dos santos muestran los mismos rasgos que dos de los magos que aparecen en La Adoración.

Los cuadros Filopomenes descubierto y La Inmaculada Concepción nos acercan al estilo de Rubens en las dos fechas en que se pintó La Adoración de los Magos: Las figuras del primer cuadro son similares al aspecto que debió de tener La adoración en 1609, mientras que el cuadro de La Inmaculada fue pintado en Madrid en 1628-29, en el mismo momento en que tuvo lugar la transformación de La adoración.

El cuadro Paisaje con Psique y Júpiter fue pintado originalmente por Paul Brill, un paisajista flamenco afincado en Roma amigo del pintor. La decisión de Rubens de repintar parcialmente este cuadro demuestra que la transformación de La Adoración no es una excepción, sino un ejemplo de su forma de actuar como artista.

Biografía Pedro Pablo Rubens.

Patrocinada por:
Hermès

Multimedia

Exposición

La exposición

La exposición
Adoración de los Reyes Magos (detalle)
Pedro Pablo Rubens
1609. Óleo sobre lienzo, 355.5 x 493 cm.
Museo Nacional del Prado

La Adoración de los Magos fue pintado en 1609 para el Ayuntamiento de Amberes. Pocos años después el cuadro se trasladó a Madrid, donde entró a formar parte de la Colección Real española. Cuando Rubens visitó España en 1628-1629, se reencontró con su obra y tomó la decisión de repintarla, modificando numerosos detalles de la composición original y ampliándola en sus márgenes superior y derecho.

La exposición se propone mostrar en detalle la forma en que el pintor diseñó la composición en 1609 y las transformaciones que introdujo en el cuadro veinte años más tarde, a la vez que poner de relieve otras facetas características de su creación.

Para lo primero, la exposición cuenta con tres de los bocetos realizados por Rubens en la preparación de esta pintura - La Adoración de los Magos del Groninger Museum de Groningen (Holanda); Cabeza de Mago negro, de una colección privada de Londres; y Retrato de hombre con barba, de la Galleria Corsini de Roma-, y una copia de taller de la primera composición que Rubens reflejó en la obra definitiva, procedente también de una colección particular de Londres, que documenta el aspecto primitivo del cuadro antes de ser modificado por el artista.

Además y con el fin de contextualizar y facilitar la comprensión de otros aspectos de la apasionante personalidad creadora de Rubens, la exposición incluye un grabado de un Autorretrato en el que Rubens se representó aproximadamente con la edad que tenía cuando repintó la Adoración (el artista aparece también autorretratado dentro del cuadro), una imagen radiográfica del primer boceto de la obra, y otras cinco pinturas del artista propiedad del Museo del Prado - Santo Tomás, San Pablo, Filopómenes descubierto e Inmaculada Concepción - junto con otra de Paul Brill también propiedad del Museo.

Todas ellas contribuyen a subrayar facetas tan características de su creación como la reutilización de modelos o la costumbre de repintar obras terminadas, a la vez que ponen de manifiesto la diferencia entre su forma de pintar en 1609 y 1628-29.

Obras

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba