El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Noticia

El joven Ribera Sábado, 2 de abril de 2011

El Museo del Prado presenta hoy El joven Ribera, una muestra que reúne por primera vez las principales obras del pintor español correspondientes a su estancia en Roma y los años siguientes a su establecimiento en Nápoles, en 1616, con el propósito de dar a conocer la actividad del joven artista. Se trata de una etapa de su producción apenas conocida hasta época reciente y que está dando lugar a un interesantísimo debate entre los historiadores. La exposición, que se abrirá al público el próximo martes 5 de abril, está compuesta por treinta y dos obras que permiten comparar los cuadros más importantes que se relacionan actualmente con este periodo y profundizar en el conocimiento de su sucesión cronológica y en la importancia que tuvieron para el desarrollo del caravaggismo romano de la segunda y tercera década del siglo XVII

El joven Ribera

San Sebastián asistido por las santas mujeres José de Ribera. Óleo sobre lienzo, 180,3 x 231,6 cm h. 1619 - 1622. Bilbao, Museo de Bellas Artes

Uno de los episodios de mayor importancia, relacionado con la historiografía de la pintura española de los últimos años, está siendo la reconstrucción de la actividad pictórica que llevó a cabo José de Ribera durante su estancia en Roma y los primeros años de su vida napolitana (1610-1622). Una de las obras claves en esta reconstrucción es La resurrección de Lázaro, adquirida por el Prado en 2001 y que se ha convertido en uno de los principales puntos de referencia en torno a los que se ha articulado el debate sobre la actividad temprana del pintor. Durante los últimos diez años se han realizado avances muy significativos en el conocimiento e interpretación de esta etapa de Ribera; nuevos estudios han añadido datos inéditos sobre los lugares donde residió, su círculo de clientes y su situación financiera, pero lo más relevante es que el análisis estilístico y los aportes documentales han permitido identificarlo con el hasta entonces anónimo 'Maestro del Juicio de Salomón', lo que ha supuesto la incorporación de varias decenas de obras a su catálogo.

Al celebrarse en el Museo del Prado, al interés que ofrece la muestra de profundizar en el conocimiento de Ribera, uno de los artistas españoles mejor representados en sus colecciones, se suma el que permite crear un contexto muy preciso para el estudio y la valoración de La resurrección de Lázaro, cuadro cuya atribución fue muy discutida en el momento de su adquisición, siendo hoy generalmente aceptada. La mayor parte de las obras de Ribera que custodia la institución son muy posteriores, por lo que esta muestra constituirá la ocasión más propicia para entender plenamente este gran cuadro y valorar su extraordinaria significación en el contexto de la carrera temprana de su autor.

Las treinta y dos obras que conforman la exposición proceden de museos y colecciones de España, Italia, Francia, Gran Bretaña, México, Suiza, Hungría y Estados Unidos, e incluyen una representación de las dos principales series que hizo Ribera en esos años (el Apostolado y Los cinco sentidos), así como las composiciones más complejas que realizó en Roma y Nápoles. Todo ello permitirá al visitante conocer los principales intereses temáticos del joven pintor y apreciar la manera en que se fue formando y evolucionando su estilo hasta convertirse en uno de los pintores naturalistas más originales y poderosos posteriores a Caravaggio. El montaje de la muestra permite establecer relaciones y comparaciones entre los cuadros que ponen en evidencia las direcciones hacia las que se fue moviendo el arte de Ribera, lo que sirve también para advertir su extraordinaria capacidad de cambio desde los inicios de su producción, aspecto que explica que muchas de sus obras tempranas se hayan atribuido al anónimo 'Maestro del Juicio de Salomón' durante años.

Catálogo

El catálogo de la exposición, publicado con el patrocinio del Centro de Estudios Europa Hispánica (CEEH), consta de cuatro ensayos firmados por especialistas en Ribera -Gianni Papi, Ribera en Roma. La revelación de un genio; Nicola Spinosa, Ribera y la pintura en Nápoles en la segunda década del siglo XVII; Gabriele Finaldi, "Se è aquello che dipinse un S. Martino in Parma…". Más sobre la actividad del joven Ribera en Parma; y Javier Portús, Teatro de emociones. La resurrección de Lázaro o Ribera como “pintor científico”- y las fichas técnicas de cada obra redactadas por los autores de los ensayos a los que unen otros especialistas como José Milicua y Antonio Vannugli. Incluye también la genealogía de las familias Ribera y Azzolino, redactada por Gabriele Finaldi, un índice onomástico y una relación de bibliografía especializada. Idioma: castellano. P.V.P.: 20 €.

La exposición en la web del Museo

Con el fin de facilitar una mejor comprensión de los contenidos de esta muestra, así como una aproximación al público interesado que no pueda desplazarse al Museo para visitarla, la web presenta desde hoy un video con comentarios de Javier Portús sobre la evolución del artista, analizada a través de la comparación entre sus obras tempranas, presentadas en la muestra, y las obras más tardías que conserva el Museo. Además, los usuarios de la web podrán seguir el recorrido completo de la exposición a través de una presentación multimedia, en la que se han incluido las imágenes de todas las obras reunidas para la ocasión, con sus correspondientes textos explicativos y audioguías. Estos contenidos, a los que se suman los habituales textos de información detallada sobre la exposición y el programa de actividades complementario (en el que se incluye la realización de un curso monográfico), se enriquecerán la próxima semana con un nuevo video con comentarios de José Milicua, co-comisario de la exposición.

Arriba