El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Actualidad <Atrás
Noticia

El Museo del Prado presenta “Dánae, Venus y Adonis. Las primeras poesías de Tiziano para Felipe II” Viernes, 19 de diciembre de 2014

Desde el 19 de noviembre, coincidiendo con el 195 aniversario del Museo, y hasta el próximo 1 de marzo, en la sala 40 del edificio Villanueva del Museo del Prado pueden contemplarse las dos primeras “poesías” de Tiziano: Dánae de la colección Wellington, Apsley House; y Venus y Adonis del Museo del Prado. Obras que el maestro italiano pintó en 1553 y 1554 para el entonces príncipe Felipe, futuro Felipe II, y que se aprecian ahora en todo su esplendor gracias a su reciente restauración que ha contado con el apoyo de la Fundación Iberdrola.

La muestra presta especial importancia al proceso creativo, que está ilustrado mediante documentación técnica de estas obras que inauguran uno de los ciclos mitológicos más importantes e influyentes de la historia de la pintura occidental, sirviendo de inspiración a artistas como Veronés o Rubens.

El Museo del Prado presenta “Dánae, Venus y Adonis. Las primeras poesías de Tiziano para Felipe II”

Dánae (después de la restauración), Tiziano, Oleo sobre lienzo, 192, 5 x 114, 6 cm, The Wellington Collection, Apsley House

El Museo del Prado presenta “Dánae, Venus y Adonis. Las primeras poesías de Tiziano para Felipe II”, una exposición que muestra, tras su restauración, las dos primeras “poesías” de Tiziano. Obras que el artista pintó a mediados del siglo XVI y que pueden contemplarse reunidas por primera vez desde que Fernando VII regalase Dánae al duque de Wellington. Junto a ellas, el visitante puede apreciar otra de las versiones de Dánae, conservada en el Prado, que fue realizada por Tiziano hacia 1565 y emparejada a Venus y Adonis en las “bóvedas de Tiziano” en el Alcázar.

Inspiradas principalmente en las Metamorfosis de Ovidio, los temas elegidos por Tiziano para estas obras están interpretados para deleite de los sentidos y para demostrar la capacidad de la pintura para transmitir emociones.

Estas tres composiciones reunidas revelan que la calidad de Tiziano no depende tanto de la cronología de la obra como del empeño del pintor, la identidad del destinatario y del precio pagado por su trabajo. De ahí que, a pesar de ser réplicas de composiciones anteriores, las dos Dánae y Venus y Adonis expuestas son de extraordinaria calidad pictórica.

Arriba