El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Noticia

El Museo del Prado recibe El Descendimiento de Caravaggio, obra maestra procedente de los Museos Vaticanos Viernes, 22 de julio de 2011

Coincidiendo con la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) y con la visita del Papa Benedicto XVI a Madrid, el Museo del Prado recibe en sus salas El Descendimiento, una de las obras maestras de Caravaggio procedente de los Museos Vaticanos. Por primera vez en España, el monumental cuadro se expondrá durante dos meses en el Prado gracias al patrocinio de la Fundación Amigos del Museo del Prado, como parte del programa expositivo 'La obra invitada'. Este extraordinario préstamo también formará parte del recorrido temático 'La Palabra hecha imagen. Pinturas de Cristo en el Museo del Prado', organizado por el Museo con motivo del encuentro de la JMJ y que constará de otras trece pinturas más.

El Museo del Prado recibe El Descendimiento de Caravaggio, obra maestra procedente de los Museos Vaticanos

De izq. a dcha. Nuria de Miguel, Secretaria General de la Fundación Amigos del Museo del Prado; Amelia Valcárcel, vicepresidenta del Real Patronato del Museo del Prado; Plácido Arango, Presidente del Real Patronato del Museo del Prado; Monseñor Antonio María Rouco Varela, Cardenal Arzobispo de Madrid; Angeles González-Sinde, Ministra de Cultura; Monseñor Renzo Fratini, Nuncio Apostólico; Leonardo Visconti di Modrone, embajador de Italia; y Miguel Zugaza, Director del Museo

A través del programa expositivo “La obra invitada”, el Museo del Prado brindará a sus visitantes, durante casi dos meses (21 de julio – 18 de septiembre de 2011), la excepcional oportunidad de contemplar por primera vez en España El Descendimiento (1602-1604) de Caravaggio, una de las obras más importantes del revolucionario maestro italiano, procedente de los Museos Vaticanos y cuyo préstamo al Prado constituye una especialísima aportación de Benedicto XVI a la ciudad que acoge la JMJ este año. Gracias a este préstamo, el Museo español contará con el privilegio de ofrecer al público esta extraordinaria creación recibida con una unánime admiración por todos los críticos contemporáneos del artista, sin que sorprendentemente en esta ocasión se diera ningún juicio crítico negativo, algo muy habitual en relación con la presentación de otras obras públicas del genial y controvertido Michelangelo Merisi, conocido artísticamente como Caravaggio.

Por otra parte, y en conexión también con la Jornada Mundial de la Juventud y la visita del Papa a Madrid, El Descendimiento de Caravaggio formará parte del itinerario temático “La Palabra hecha imagen. Pinturas de Cristo en el Museo del Prado”, organizado por el Museo -con la colaboración de la JMJ 2011- en torno a una selección de catorce obras maestras protagonizadas por distintas escenas de la vida de Jesucristo.

El Descendimiento

1604 fue un año de especial importancia en la vida de Michelangelo Merisi (Milán, septiembre de 1571 – Porto Ercole, julio de 1610), conocido como Caravaggio. Además de una larga serie de problemas legales como consecuencia de su carácter irascible y pendenciero, su biografía recoge que el 1 de septiembre de aquel año se mostró públicamente El Descendimiento, obra comisionada casi con toda seguridad por Girolamo Vittrice y destinada al altar mayor de la capilla que dicha familia poseía en la romana iglesia de la Vallicella, también conocida como Chiesa Nuova, perteneciente a la Congregación de los Oratorianos de san Felipe Neri. La presentación pública de la obra fue saludada con rendida admiración por parte de los biógrafos contemporáneos, no dándose las opiniones críticas negativas con las que se acogían tan a menudo las creaciones del artista.

En El Descendimiento, Caravaggio dispuso las figuras conforme a un esquema compositivo compacto, integrado por un grupo recortado sobre un fondo oscuro y construido conforme a una línea diagonal que, desde el ángulo inferior izquierdo, alcanza el lado opuesto de la tela. Allí destaca, en el primer plano, Nicodemo, que vuelve su cara al espectador, y san Juan Evangelista, ambos portando el cuerpo de Cristo. Su mano roza apenas la losa donde debía ser lavado, ungido y perfumado, lo cual probablemente constituye una alusión al propio Cristo como piedra angular y fundamento de la Iglesia. Detrás se localiza la Madre de Cristo, con serena actitud; María Magdalena, que seca sus lágrimas con un paño blanco y María de Cleofás, que, desolada, alza sus brazos al cielo. Todas ellas muestran formas diversas y complementarias de manifestar su dolor. Caravaggio crea un cuadro de altar de fuerte impacto monumental y dramático, acentuado por el violento claroscuro en el que el artista envuelve la acción.

Se han señalado diversos modelos iconográficos para esta pintura. Efectivamente, Caravaggio tomó el cuerpo de Cristo de La Piedad de Miguel Ángel, cuyo recuerdo aparece reiteradamente en la obra del lombardo. Por otra parte, se han señalado también en ocasiones diversas vínculos entre la manera en que se dispone el cuerpo sin vida de Cristo, con relieves clásicos. Sin embargo, Caravaggio reelaboró todos los estímulos precedentes, en una obra que tanto desde el punto de vista iconográfico, como religioso, es totalmente nueva.

La pintura fue requisada en 1797 por el ejército napoleónico con la intención de integrarla en el Musée Napoléon de París, siendo restituida a Roma en 1817, momento en que entró en la Pinacoteca Vaticana.

Itinerario 'La Palabra hecha imagen. Pinturas de Cristo en el Museo del Prado'

Compuesto por trece obras maestras del Museo, a las que se une La obra invitada El Descendimiento de Caravaggio, el recorrido temático “La Palabra hecha imagen. Pinturas de Cristo en el Museo del Prado” invitará al público visitante a ver de una forma distinta pinturas de Rubens, El Greco, Velázquez, Zurbarán o del pintor anónimo castellano autor de los murales de Santa Cruz de Maderuelo. Su objetivo será profundizar sobre el contenido religioso de estas obras y al mismo tiempo hacer hincapié en las soluciones artísticas que los pintores han empleado a lo largo de los siglos para problemas iconográficos específicos.

A través de esta selección de pinturas, el itinerario pretenderá dar forma visual a algunas de las descripciones metafóricas que de Cristo se dan en los evangelios, sobre todo el de san Juan (El Buen Pastor; La Luz del Mundo; Camino, verdad y vida; y también Agnus Dei, Rex maiestatis, y Salvator mundi), para así permitir al visitante reflexionar simultáneamente sobre cuestiones religiosas y artísticas.

El itinerario estará señalizado en las salas por cartelas explicativas especiales, en castellano y en inglés, reconocibles por el logo de la JMJ 2011, que comentarán la obra desde un punto de vista artístico, iconográfico y religioso. Esta información se complementará con un folleto gratuito y una guía de mano, en dos ediciones (español e inglés), escrito por María Luisa Gómez Nebreda que profundizará en el significado de cada pieza y que se podrá adquirir en el Museo al coste unitario de 5€.

Además, los visitantes contarán con otros apoyos didácticos, como audioguías (en varios idiomas) dedicadas a la selección de obras incluidas en el itinerario y cuyas explicaciones prestarán especial atención a la iconografía, además de ofrecerse la posibilidad de seguir el recorrido de forma dirigida con un monitor del Área de Educación del Museo (la participación en esta actividad dirigida será gratuita siendo obligatoria la preinscripción previa anticipada a través de www.entradasprado.com o del teléfono 902 10 70 77).

Las visitas guiadas tendrán lugar durante el mes de agosto, con dos sesiones diarias, de martes a viernes, a las 11.30 y 16:30 horas. En la semana específica de celebración de la JMJ, de martes 16 a domingo 21 de agosto, se realizarán tres visitas diarias, a las 10, 12 y 16.30 horas.

El itinerario “La Palabra hecha imagen. Pinturas de Cristo en el Museo del Prado” podrá realizarse también a través de la presentación de una versión interactiva del mismo en la web del Museo www.museodelprado.es, en la que además estará disponible un video con ambientación sonora en el que se presenta una sugerente secuencia de detalles de la imagen de Cristo en dieciocho obras, incluida “La obra invitada”. Para conocer todos los detalles de las distintas actividades y materiales de apoyo relacionados con el itinerario, consultar esta misma web.

Apertura extraordinaria y gratuidad

Por otra parte y de manera extraordinaria, coincidiendo con la semana de la JMJ, el Museo abrirá las dos plantas principales de su Colección las noches de los días 16, 17 y 18 de agosto, de 20:30 a 24:00 horas. El acceso durante estas tres noches será gratuito para todo el público al considerarse una extensión del horario habitual de gratuidad del Museo (de martes a sábado, de 18:00 a 20:00), aunque la finalidad principal será facilitar también de esta forma a los peregrinos la realización del itinerario temático creado especialmente para ellos gracias al patrocinio de la JMJ 2011.

Entre el 16 y el 21 de agosto y con el fin de favorecer igualmente la realización del itinerario durante el horario de visita habitual del Museo (de 9 a 20h), la entrada a su colección permanente será gratuita para todos los peregrinos que muestren en la entrada su acreditación individual como tales expedida por la JMJ 2011. El público general, sin acreditación de la JMJ, deberá abonar la tarifa regular de entrada que sea de aplicación en cada caso (en previsión de un posible incremento excepcional de afluencia de visitantes al Museo durante estos días, se recomienda al público general la adquisición anticipada de entradas – con asignación de fecha y hora de acceso- a través de www.entradasprado.com o del teléfono 902107077).

Toda la actividad programada en torno al itinerario “La Palabra hecha imagen. Pinturas de Cristo en el Museo del Prado”, incluidos los distintos apoyos didácticos creados para una mejor comprensión del mismo, cuentan con el patrocinio de la JMJ 2011.

Arriba