El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Noticia

El Museo del Prado recupera una nueva obra “no localizada” Jueves, 14 de mayo de 2015

Se trata de un retrato de la Reina María Cristina de Borbón, realizado en 1833 por Luis de la Cruz y Ríos, registrado en el inventario de las pinturas procedentes de la Colección Real Española. La obra ha sido identificada como una de las inventariadas por el Prado como ‘no localizadas’ y que se encontraba en una colección privada.

El Museo del Prado recupera una nueva obra “no localizada”

Manuel Linares y Miguel Zugaza, director del Museo Nacional del Prado, junto a la obra

El Museo del Prado ha identificado una nueva pintura de las que figuran en el Inventario actual de la institución como “no localizadas”, que se encontraba en paradero desconocido, al menos desde 1978. La obra, que representa a la Reina María Cristina de Borbón, cuarta esposa de Fernando VII, está registrada, como de autor anónimo, en el inventario de las pinturas procedentes de la Colección Real Española, publicado en 1990, con el número 2796 de asiento. Esta cifra aparece pintada en rojo en el ángulo inferior izquierdo del lienzo. Después de una restauración encargada por el actual poseedor de la pieza, apareció la firma del autor, Luis de la Cruz y Ríos, al que llamaban El Canario por ser oriundo del Puerto de la Cruz, en Tenerife.

Esta pintura, depositada en 1908 por el Museo del Prado en el entonces Ministerio de la Gobernación, fue adquirida, de buena fe, en octubre de 1967, por D. Manuel Linares Barrero a la Delegación Nacional de Auxilio Social junto con varios muebles, una alfombra, otras 6 pinturas y 2 camiones de chatarra. De ahí que en las diferentes revisiones efectuadas a partir de 1978 no haya sido localizada en su lugar de depósito.

Esta misma mañana, D. Manuel Linares ha hecho entrega de la obra al Director del Museo del Prado.

Luis de la Cruz y Ríos (Puerto de la Cruz, 1776 – Antequera, 1853)
Inició su formación artística en el seno familiar ya que su padre era tallista, estofador y también pintor. Continuó sus estudios en La Laguna, donde sería años más tarde profesor de su Escuela de Dibujo.

Nombrado alcalde de su ciudad natal en 1807, ocho años más tarde viaja a Madrid y siendo partidario del rey Fernando VII, consiguió retratar al monarca quien al año siguiente le otorgó los honores de pintor de cámara. Hizo numerosos retratos de distintos miembros de la familia real, y se especializó en la realización de miniaturas, actividad por la que es más conocido y de la que se puede ver un ejemplo autógrafo en la sala 100 del edificio Villanueva, junto al Tesoro del Delfín.

Arriba