El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Actualidad <Atrás
Noticia

El Museo del Prado vuelve a exponer en sus salas los dos ricos tableros de piedras duras sostenidos por los leones que Velázquez compró en su segundo viaje a Italia Martes, 18 de noviembre de 2008

El Museo del Prado ha vuelto a instalar en su Galería Central el Tablero de mesa de Felipe II y la Mesa de don Rodrigo Calderón tras la restauración de siete de los leones que les sirven de soporte desde 1839 y la sustitución de otro, copia antigua del original traído de Italia por Velázquez, al igual que el resto. Los siete leones originales, obra de Matteo Bonuccelli, han sido sometidos a un laborioso proceso de restauración. El octavo león, una copia de plomo dorado a la sisa realizada en 1837, completamente deteriorado, ha sido sustituido por otro fundido en 2004 para completar el conjunto.

El Museo del Prado vuelve a exponer en sus salas los dos ricos tableros de piedras duras sostenidos por los leones que Velázquez compró en su segundo viaje a Italia

Mesa de Don Rodrigo Calderón en la galería central del Edificio de Villanueva

A partir de mañana, martes 18 de noviembre, el público del Museo podrá volver a contemplar en la Galería Central del Prado el Tablero de mesa de Felipe II y la Mesa de don Rodrigo Calderón apoyados sobre los leones adquiridos por Velázquez en su segundo viaje a Italia por encargo de Felipe IV. Los leones, encargados para la decoración del Salón de los Espejos del Álcazar, ingresaron en el Prado tras el devastador incendio que destruyó el edificio en 1734.

Las dos mesas no se exponían en las salas del Museo desde el año 2003, debido al alto grado de oscurecimiento y suciedad que presentaban los leones de bronce originales y al mal estado de conservación del león de plomo, estado que motivó la decisión de proceder a un delicado proceso de restauración que, concluido recientemente, ha permitido el regreso de ambos conjuntos a su lugar de exhibición habitual.

El Museo del Prado posee una magnífica colección de artes decorativas y, aunque el fondo más importante es el llamado Tesoro del Delfín, comprende también otras muchas piezas de extraordinaria relevancia como tableros, consolas y decoraciones en piedra dura que se exhiben distribuidas en diferentes salas. Fruto del coleccionismo de la corte española, los conjuntos conservados en el Museo del Prado y el Patrimonio Nacional constituyen una de las principales colecciones de piedras duras en todo el mundo.

Los tableros de mesa que regresan ahora a las salas de exposición del Museo constituyen dos de los ejemplos más notables de esta colección. La pieza de mayor tamaño, Tablero de mesa de Felipe II, está decorada con motivos abstractos, geométricos y florales sobre fondo negro mientras que la Mesa de don Rodrigo Calderón, sostenida por tres leones originales y la copia de 2004, alude a la victoria de Lepanto.

 

 

Arriba