El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Noticia

Goya en tiempos de guerra Sábado, 12 de abril de 2008

Coincidiendo con el 200 aniversario del 2 de mayo de 1808 y el inicio de la Guerra de la Independencia, el Museo del Prado presenta una magna exposición sobre Goya que, centrada en torno a los dos grandes lienzos del 2 y 3 de mayo de 1808 en Madrid, recientemente sometidos a un proceso de restauración y limpieza, estudia y presenta la figura del artista en un contexto más amplio. La muestra, compuesta por casi doscientas obras del artista, ha sido coorganizada entre el Museo del Prado y la SECC, con la colaboración de la Comunidad de Madrid, y se inscribe dentro de la programación conmemorativa auspiciada por la Comisión Nacional del Bicentenario de la Guerra de la Independencia.

Goya en tiempos de guerra

De izquierda a derecha: D.ª Carlota Álvarez Basso, -Directora de Proyectos de la SECC-, D.ª Manuela Mena -Comisaria de la exposición-, D. José García-Velasco, -Presidente de la SECC-, D. Miguel Zugaza -Director del Museo-, D. Santiago Fisas -Consejero de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid-, D. Gabriele Finaldi -Director Adjunto de Conservación e Investigación del Museo- y D. José Manuel Matilla, -Jefe del Departamento de Dibujos y Estampas del Museo-

Comisaria: Manuela Mena, Jefe de Conservación de Pintura del siglo XVIII y Goya del Museo del Prado.

Comité científico: Manuela Mena, José Manuel Matilla, Gudrun Maurer, Juliet Wilson-Bareau.

Coorganizada por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC), adscrita al Ministerio de Cultura, con la colaboración de la Comunidad de Madrid.

“Goya en tiempos de guerra” conmemora este año el bicentenario del inicio de la Guerra de la Independencia española, ofreciendo al público la posibilidad de contemplar reunidas doscientas obras del artista, entre las que se incluyen, además de dibujos, aguafuertes y litografías, 90 pinturas, entre las que más de 65 pertenecen a otras instituciones y colecciones privadas, como Majas al balcón y Retrato de la Marquesa de Montehermoso, ambas de colecciones particulares; Fray Pedro y el bandido Maragato, del Art Institute de Chicago; el Prendimiento de Cristo de la Catedral de Toledo y nueve pinturas procedentes de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, imprescindible para la articulación de la muestra, que por primera vez se muestra en el contexto de la evolución del pintor. Tanto por volumen de obras como por calidad de las mismas, se trata de la exposición internacional más importante que se dedica al artista desde la organizada también por el Prado en 1996.

Como afirma Manuela Mena, comisaria de la exposición, en el catálogo de la misma, “Goya en tiempos de guerra” es una exposición centrada voluntariamente en el artista y no en la guerra de la Independencia. Aunque los años de la guerra constituyen el núcleo central de esta nueva presentación del artista en el Prado, no es este el único asunto de la exposición, que se extiende a lo largo de veinticinco años de la vida del artista. La muestra toma como punto de referencia el año 1794, año en que después de la grave enfermedad de la que quedó sordo, Goya comenzó a apartarse de los esquemas del arte de su tiempo, empezando a pintar con independencia de la clientela, a cuyo servicio “el capricho y la invención no tienen ensanche”, según sus propias palabras.

Arriba