El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Noticia

Joaquín Sorolla (1863-1923) Martes, 26 de mayo de 2009

El Museo del Prado presenta la mayor y más importante antológica que se ha dedicado nunca a Joaquín Sorolla, el pintor español con mayor proyección internacional del siglo XIX. La exposición presenta más de un centenar de pinturas del artista en un ambicioso recorrido el que se dan cita todas sus grandes obras maestras, incluido el conjunto de paneles de sus Visiones de España pintados para la Hispanic Society of America y traídos a España por Bancaja en 2007. Precisamente esta excepcional antológica cuenta con el patrocinio de Bancaja que, como complemento y en extensión de su importante labor como entidad organizadora de la exposición “Sorolla. Visión de España”, presentada con gran éxito en diferentes ciudades españolas, ha querido multiplicar sus esfuerzos a favor del artista sumándose también a esta gran retrospectiva en el Prado.

Joaquín Sorolla (1863-1923)

Joaquín Sorolla, El baño del caballo, Óleo sobre lienzo, 205 x 250 cm. 1909. Madrid, Museo Sorolla

Hoy, la exposición Joaquín Sorolla (1863-1923) ha sido inaugurada oficialmente por SM la Reina, un día antes de su apertura al público. Con esta muestra, el Museo del Prado ofrece al público la extraordinaria oportunidad de contemplar reunidas más de un centenar pinturas del gran maestro valenciano presentadas en el recorrido más ambicioso trazado hasta ahora sobre lo mejor de su producción.

Entre los 101 lienzos reunidos, procedentes de museos y colecciones de todo el mundo, se incluyen todas las obras maestras del artista y aquellas que más fama le dieron, como La vuelta de la pesca (1894), procedente del Musée d’Orsay de París; Cosiendo la vela (1896), de la Galleria Internazionale d’Arte Moderna di Ca’Pesaro de Venecia; ¡Triste herencia! (1899) de la Colección Bancaja; Sol de la tarde (1903) de la Hispanic Society of America de Nueva York, obra que regresa por primera vez a España con motivo de esta exposición desde que fuera vendida a Nueva York por el propio artista; El fotógrafo Christian Franzen (1903) de la Colección Lorenzana; o Desnudo de Mujer (1902) y El bote blanco. Jávea (1905), ambas de colección particular. Como es lógico, la muestra cuenta también con los excepcionales ejemplos de la producción del artista conservados en el propio Museo del Prado, entre los que se incluyen ¡Aún dicen que el pescado es caro! (1894) o Chicos en la playa (1909), además de un gran número de obras del Museo Sorolla de Madrid, como El baño del caballo (1909), Paseo a la orilla del mar (1909) o La bata rosa (1916), entre otras. El gran número de obras maestras del artista reunidas, todas las consideradas como tales por la crítica especializada, confiere a esta muestra un carácter no sólo excepcional sino también irrepetible.

Además de todas las obras citadas, es importante destacar también la presencia del deslumbrante conjunto de los catorce monumentales paneles de lasVisiones de España pintados por Sorolla para la Hispanic Society of America de Nueva York, desde donde han viajado por vez primera en su historia gracias al acuerdo de Bancaja con la Hispanic para su exhibición en España.

El último gran maestro de las colecciones del Museo

Durante las últimas décadas, la figura de Sorolla ha sido objeto de atención a través de numerosas exposiciones e iniciativas de la más diversa naturaleza e interés, pero desde la muestra monográfica de carácter antológico dedicada al artista que se celebró en 1963 en las salas del Casón del Buen Retiro, organizada entonces por el Ministerio de Educación y Ciencia, no se había hecho ninguna de estas características. Además, esta exposición, la primera que el Prado dedica al artista, refuerza el sentido de interpretar al pintor como el último gran maestro de las colecciones del Museo, dentro de la gran tradición de la escuela española, al presentarle con la misma envergadura y ambición que a todos los grandes nombres de la pintura española a los que el Prado ha dedicado otras exposiciones antológicas a lo largo de su historia, como Velázquez, Ribera, Murillo, El Greco, Zurbarán, Goya, etc...

Recorrido de la exposición

El recorrido de la exposición, fundamentalmente cronológico, se estructura en varios ámbitos que ponen de relieve la importancia que adquirieron las distintas temáticas en cada período de la carrera del artista. Por ejemplo, en un espacio se han reunido los cuadros de pintura social que le dieron su primera fama en las últimas décadas del siglo XIX. A continuación, un amplio conjunto de retratos y un desnudo ponen de manifiesto la profunda influencia de Velázquez en sus composiciones durante los primeros años del siglo XX. En otro ámbito se exhiben sus mejores escenas de playa, pintadas en 1908 y 1909. Debido a su particular significación y gran formato, los catorce paneles de las Visiones de España pintados para la Hispanic Society of America ocupan una sala completa de las cuatro en las que se presentará la exposición. Este espectacular conjunto constituye el más fastuoso proyecto decorativo de la fecundísima carrera Sorolla, además del verdadero epílogo y síntesis de toda su producción. La muestra concluye con la pintura de paisaje.

Catálogo

El catálogo de la exposición, con edición en español y en inglés (en coedición con El Viso), aspira a ser la primera monografía de referencia del pintor y ha sido concebido con el mismo peso académico que los editados por el Museo de los grandes maestros de su colección. Con más de 500 páginas y profusamente ilustrado a todo color incluye 4 ensayos realizados por los principales expertos en la obra del artista: “Joaquín Sorolla, pintor”, de José Luis Díez y Javier Barón, comisarios de la muestra; “Sorolla y la pintura española de su época”, de Francisco Javier Pérez Rojas; “Sorolla y la pintura internacional de su tiempo”, de Carlos Reyero; y “La personalidad artística de Sorolla”, de Blanca Pons-Sorolla, bisnieta del pintor. Además de estos ensayos y de las correspondientes fichas de obra, el catálogo incluirá cuatro apéndices, uno dedicado a “La fortuna crítica de Joaquín Sorolla”, de Felipe Garín y Facundo Tomás, la “Cronología biográfica de Joaquín Sorolla”, también de Blanca Pons-Sorolla, junto con un apéndice bibliográfico y otro en el que se relacionan las exposiciones celebradas en torno al artista.

El catálogo se puede adquirir on-line, a través de la Tienda Prado en internet, con un 5% de descuento sobre el precio de aplicación en las tiendas del Museo.

Programa especial de actividades

Con motivo de esta exposición, el Museo ha organizado un programa especial de actividades que incluye el habitual ciclo de conferencias, charlas didácticas, visitas exclusivas para jóvenes (El Prado Joven, últimos viernes de mes), conciertos, cine, tertulias de arte para mayores de 65 años y explicaciones sobre la muestra en instituciones culturales y sociales de la Comunidad de Madrid. También se ha programado un curso monográfico destinado a estudiantes universitarios y público en general que contará con la participación de destacados especialistas en la materia.

Régimen especial de acceso a la exposición

El régimen especial de acceso establecido para la exposición "Joaquín Sorolla (1863-1923)" incorporará como principal novedad no sólo la posibilidad de beneficiarse de un descuento sobre el precio en taquilla (10 euros) en cada entrada general adquirida por los canales de venta anticipada (9 euros) sino que además el servicio de venta anticipada incorpora, por primera vez, las opciones de adquirir o reservar entradas con tarifa reducida o gratuita (siempre que se cumplan los requisitos específicos establecidos y a condición de que estos se acrediten documentalmente al validar la entrada antes de entrar al Museo).

Por otra parte y como iniciativa adoptada con el fin de evitar la formación de colas en el acceso de la exposición, así como garantizar el mantenimiento de un nivel de aforo regular durante todo su horario de apertura, todas las entradas –incluidas las adquiridas en taquillas- conllevarán la fijación de una hora determinada de acceso. Las taquillas expenderán las entradas con pases cada quince minutos, de forma que se garantice un número máximo de accesos a la exposición cada cuarto de hora, mientras que el sistema de venta anticipada permitirá seleccionar la fecha y hora de acceso siempre que queden entradas disponibles para la selección realizada.

Arriba