El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Actualidad <Atrás
Noticia

Los amores de Mercurio y Herse. Una tapicería rica de Willem de Pannemaker Martes, 1 de junio de 2010

El Museo del Prado muestra en sus salas los ocho tapices mitológicos de la única serie que se conserva íntegra de las dedicadas a la narración de los amores de Mercurio y Herse, una de las doscientas cuarenta y seis recogidas en el vasto poema dividido en quince libros conocido como la "Metamorfosis de Ovidio". La muestra reúne estos ocho paños de Willem de Pannemaker, tapicero y proveedor de las cortes reales del Renacimiento flamenco, por primera vez tras su dispersión a principios del siglo XX.

Los amores de Mercurio y Herse. Una tapicería rica de Willem de Pannemaker

Rueda de prensa de la exposición, con la intervención de Gabriele Finaldi y las comisarias, Leticia Azcue y Concha Herrero

La tapicería de Las bodas de Mercurio, tejida por Willem de Pannemaker, tapicero y proveedor de las cortes reales del Renacimiento flamenco, formó parte desde 1603 -tal como las investigaciones en relación con esta exposición han podido establecer- de la colección de Francisco de Sandoval y Rojas, I duque de Lerma y valido de Felipe III. Sus tapices alegórico-mitológicos, para cuya ejecución fueron claves las creaciones de Rafael, manifiestan la especial predilección que el Duque sintió por la tapicería y por el arte flamenco e italiano, evidente también en el resto de sus colecciones. Por ello, el retrato del Duque de Lerma, pintado por Rubens en 1603, año en que la tapicería quedó incorporada a la colección ducal, se incluye también en la exposición, al igual que una serie de estampas de Giovanni Volpato de las Logias vaticanas, fuente iconográfica de las cenefas de la serie.

La historia de amor y celos, narrada por Ovidio y protagonizada por Mercurio, Herse y Aglauro, se puede reconstruir a través de los paños de esta serie. La bajada de Mercurio a la tierra, su encuentro con Aglauro, Herse y Pandroso -hijas de Cécrope, rey del Ática—, la seducción de Herse, y la transformación o metamorfosis de Aglauro, alentada por Minerva, como castigo por su envidia, son los pasajes esenciales de esta tapicería, enmarcada por esplendorosas cenefas, ideadas para Los Hechos de los Apóstoles de Rafael, destinados a la Capilla Sixtina.

Willem de Pannemaker, activo desde 1535 hasta 1581 y miembro de la más célebre familia de tejedores asentada en Bruselas, fue el gran tapicero del Renacimiento flamenco. Trabajó para la nobleza y las principales casas reales europeas del siglo XVI y surtió de obras maestras a la corte de Carlos I de España (Carlos V de Alemania) y de su hijo Felipe II.

La exposición reconstruye la secuencia iconográfica de la fábula de Ovidio sobre los amores de Mercurio y Herse, a través de los ocho tapices tejidos por Pannemaker, actualmente distribuidos entre la colección particular Fundación Casa Ducal de Medinaceli, que conserva uno propio y otro en depósito de los Herederos de la Duquesa de Lerma, el Metropolitan of Art de Nueva York y el Museo del Prado, con dos paños de esta serie cada uno, y las colecciones particulares de los Duques de Alba y los Duques de Cardona, propietarias de los dos restantes.

A partir de la clausura de la muestra y gracias al convenio de colaboración suscrito hoy entre el Museo del Prado y la Fundación Casa Ducal de Medinaceli, los dos tapices del Museo se cederán para su exhibición conjunta en el Hospital Tavera de Toledo con los otros dos tapices que atesora ésta con el fin de que puedan continuar siendo disfrutados públicamente.

El ciclo de Mercurio y Herse. Una tapicería de oro

La exposición reúne los ochos tapices de la única serie de este ciclo, tejida en la segunda mitad del siglo XVI, con hilos metálicos, en cuyo primer tapiz figura la fecha de 1570. Pannemaker enriqueció sobremanera el tejido al incorporar abundantes hilos metálicos de plata dorada para realzar el relieve, la luminosidad y el esplendor de sus ocho paños.

El alto coste que alcanzó el conjunto permite calificar esta tapicería, símbolo de poder y riqueza, como una verdadera joya, en su doble condición de obra de arte y de alhaja. Las elevadas tasaciones que mereció en los inventarios ducales de Lerma, su propietario original, y de los Medinaceli, a quienes pasó la serie por herencia en 1673, así lo constatan. El conjunto de tapices permaneció unido en la Casa Medinaceli hasta su dispersión en 1909.

La intensidad y brillantez del colorido, la riqueza y abundancia de los hilos metálicos, el carácter clásico y renacentista de los escenarios, el uso riguroso de la perspectiva geométrica, la fastuosidad de la ornamentación, la minuciosidad flamenca en los detalles y el paisaje, y el carácter humanístico de los personajes, tanto masculinos como femeninos, elevan la serie de Las bodas de Mercurio al rango de una de las más bellas concebidas en la centuria, sólo comparable con las tapicerías de la colección real de los Austrias.

La composición de las cenefas que enmarcan los tapices -reproducidas en las estampas de Giovanni Volpato, presentes en la exposición— fue ideada por Giovanni Francesco Penni (1488-1528) para enmarcar la serie príncipe de Los hechos de los Apóstoles, encargada a Rafael (1483-1520) por León X para la Capilla Sixtina. En ellas, las personificaciones de los cuatro elementos, las estaciones del año, el transcurso del tiempo y de la vida, y las figuras de las Parcas, forman un conjunto alegórico que se complementa con las personificaciones femeninas de las virtudes cristianas y las Artes Liberales.

La mayor parte de los tapices ha recibido un tratamiento de conservación previo a su exhibición en esta muestra, con el fin de presentarlos en las mejores condiciones posibles. Los tratamientos de conservación realizados en la Fundación Real Fábrica de Tapices de Madrid, han sido dirigidos por Ana Schöbel, responsable del taller de Conservación Textil de la misma, con la supervisión del Área de Restauración del Museo del Prado.

Los amores de Mercurio y Herse

El ciclo visualiza la fábula narrada en el segundo libro de las Metamorfosis de Ovidio y representa en ocho escenas, enmarcadas por esplendorosas cenefas, la venida de Mercurio a la tierra, su encuentro con las hijas de Cécrope, la seducción de Herse y la metamorfosis de Aglauro, como castigo por sus celos y envidia.

1. Mercurio enamorado de Herse

Mercurio, hijo de Júpiter, mensajero de los dioses y personificación de la elocuencia, sobrevuela los campos atenienses con el caduceo, tocado con el pétaso o sombrero de alado, vestido con la clámide o capa corta y calzado con las talares aladas. Durante su vuelo ve a Herse, hija de Cécrope, fundador de Atenas, avanzando alegre por la planicie junto a sus hermanas Aglauro y Pandroso y sus compañeras, reunidas con motivo de la fiesta de las Panateneas.

2. Paseo de Mercurio y Herse

Mercurio baja a la Tierra para unirse con el grupo de doncellas de regreso al palacio de Cécrope, rey de Atenas y padre de Herse. La pareja centra la composición y avanza alegre mirándose, gesto que encarna la ancestral creencia de que el sentimiento amoroso se origina y se alimenta a través de la vista.

3. Mercurio detenido por Aglauro

Una vez en el interior de la fortaleza de Cécrope, Mercurio sube la escalinata de acceso a las alcobas de las tres hermanas y solicita el favor de Aglauro para obtener los amores de Herse. Aglauro sólo se muestra dispuesta a cambio de una recompensa, y el atrevimiento provoca la ira de Minerva, que aparece en la esquina superior izquierda.

4. Cécrope da la bienvenida a Mercurio

La composición se ambienta en un salón ricamente adornado donde se representa el encuentro entre Mercurio y el rey Cécrope, que desciende del estrado para ponerse a la altura del pretendiente de su hija y abrazarlo, rodeado de varios de los miembros masculinos de su corte, le abraza.

5. Aglauro corrompida por la envidia

Cécrope preside el banquete de bienvenida a Mercurio. Su hija menor, Pandroso saborea el contenido de su copa, mientras Herse, a la derecha de su padre, baja modesta la mirada. Sólo la esposa del rey del Ática parece darse cuenta del peligro que acecha a Aglauro, que es ya prisionera de la Envidia, personificada en la mujer consumida y envejecida que la envenena.

6. Baile en el palacio de Cécrope

En el centro, Herse baila con Mercurio, por primera vez transformado en un cortesano barbado y tocado con una corona floral. El loro, en la parte superior, es un animal de compañía, un confidente dotado de palabra y un mensajero del amor. La perra, junto al jarrón de flores en el ángulo inferior izquierdo, es una clara alusión al erotismo subyacente de la fábula.

7. Cámara nupcial de Herse

Este pasaje muestra la felicidad de la pareja en el tálamo nupcial como parte del castigo impuesto a Aglauro. Mercurio avanza presuroso al encuentro de su amada, e Himeneo le ayuda a despojarse de la túnica y el pétaso. Sentada sobre el lecho, Herse cubre su desnudez en actitud pudorosa.

8. Metamorfosis de Aglauro y partida de Mercurio

En este último paño se desarrollan los dos episodios finales de la fábula: el momento de la metamorfosis en piedra de Aglauro, terrible castigo impuesto por su avaricia, su envidia y sus celos cuyas piernas se mimetizan con los mármoles del palacio; y el momento en que Mercurio levanta el vuelo y abandona el escenario.

Catálogo

El catálogo que acompaña a la exposición consta de dos ensayos fundamentales. El primero Una tapicería rica recuperada, “Las bodas de Mercurio” de la colección del duque de Lerma, y de la Casa Ducal Medinaceli, a cargo de Concha Herrero Carretero, versa sobre la tapicería, su recepción en la España renacentista y barroca como “arte de reyes”, su presencia en las colecciones reales y nobles, como la de Francisco de Sandoval y Rojas, I duque de Lerma de la que pasó a la Casa Ducal de Medinaceli y su valoración, a partir del siglo XIX, como parte del patrimonio artístico.

Y un segundo ensayo El cartonista de la Historia de Mercurio y Herse redactado por Nello Forti Grazzini, sobre la huella de Rafael y su escuela en la tapicería flamenca, y sobre los pintores Lodi da Cremona y Benedetto Pagni, como posibles autores de los cartones, lamentablemente no conservados, de esta serie en la que se percibe una clara matriz italiana, transmitida por la escuela de Giulio Romano.

La publicación incluye la ficha catalográfica de cada una de las obras.

Curso monográfico

Pannemaker y los tapices flamencos del siglo XVI

El Museo Nacional del Prado celebrará del 13 al 15 de julio un curso monográfico, patrocinado por el Centro de Estudios Europa Hispánica y reconocido por la Universidad Complutense de Madrid, para favorecer el conocimiento del arte de la tapicería flamenca del siglo XVI a través de la figura de Willem de Pannemaker y aportar contenidos sobre la historia, conservación y restauración de estas piezas. El curso, dirigido por Concha Herrero, Leticia Azcue y Fernando Checa, contará con la participación de especialistas nacionales e internacionales en el arte de la tapicería de la época, como Iain Buchanan, Elizabeth Cleland, Nicole Dacos, Nello Forti, Ana Schoebel y Miguel Ángel Zalama.

Convenio de colaboración con la Fundación Casa Ducal de Medinaceli

El Museo Nacional del Prado y la Fundación Casa Ducal de Medinaceli han firmado hoy un convenio de colaboración para fortalecer e intensificar sus relaciones en el impulso del conocimiento, estudio, difusión y comunicación de sus obras, así como la identificación cultural de su patrimonio histórico, mediante acuerdos singulares de intercambio de depósitos y otros de carácter cultural.

Con este fin, el primero de los proyectos en el que colaboran ambas instituciones es la exposición “Los amores de Mercurio y Herse. Una tapicería rica de Willem Pannemaker”. Mediante este acuerdo, los dos tapices pertenecientes al Museo del Prado -Paseo de Mercurio y Herse y Cécrope da la bienvenida a Mercurio- serán prestados a la Fundación para su exhibición en el hospital Tavera de Toledo junto a Mercurio detenido por Aglauro y Baile en el palacio de Cécrope, los dos tapices de Pannemaker que se conservan en la Casa Ducal de Medinaceli (uno de su propiedad y el otro cedido a ésta en depósito, para su custodia y cuidado, por los Herederos de la Duquesa de Lerma).

Relación de obras

1. Mercurio enamorado de Herse
Oro, plata, seda y lana, 444 x 728 cm
Bruselas, 1570
Colección Casa Ducal de Alba
2. Paseo de Mercurio y Herse
Oro, plata, seda y lana, 443 x 672 cm
Bruselas, h. 1570
Museo Nacional del Prado
3. Aglauro detiene a Mercurio
Oro, plata, seda y lana, 443 x 603 cm
Bruselas, h. 1570
Colección Duque de Lerma, depositado en la Casa Ducal de Medinaceli
4. Cécrope da la bienvenida a Mercurio
Oro, plata, seda y lana, 430 x 549 cm
Bruselas, h. 1570
Museo Nacional del Prado
5. Aglauro corrompida por la Envidia
Oro, plata, seda y lana, 440 x 650 cm
Bruselas, h. 1570
Colección Duques de Cardona
6. Baile en el palacio de Cécrope
Oro, plata, seda y lana, 440 x 607 cm
Bruselas, h. 1570
Colección Fundación Casa Ducal de Medinaceli
7. Cámara nupcial de Herse
Oro, plata, seda y lana, 437 x 541 cm
Bruselas, h. 1570
Metropolitan Museum of Art
8. Metamorfosis de Aglauro y partida de Mercurio
Oro, plata, seda y lana, 450 x 716 cm
Bruselas, h. 1570
Metropolitan Museum of Art
9. Retrato ecuestre de Francisco Gómez de Sandoval y Rojas, I duque de Lerma
Pedro Pablo Rubens
Óleo sobre lienzo, 283 x 200 cm
1603
Museo Nacional del Prado
10. Cuatro estampas de las Logias del Vaticano
Giovanni Battista Volpato
Aguafuerte y buril, 108 x 47,8 cm
1775/1776
Museo Nacional del Prado
Arriba