El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Aprende <Atrás
Enciclopedia > Voz

Fabre, barón François-Xavier

I. A.

(Montpellier, 1766-1837). Pintor y grabador francés. Se formó en la Escuela de Dibujo de Montpellier con Jean Cousteau, y en 1783 entró en el taller de Jacques-Louis David y en la Escuela de la Real Academia de Bellas Artes de París. En 1787 ganó el gran premio de Roma, pasando allí los cuatro años siguientes como pensionado de la Academia de Francia. Ante las tensiones políticas de Roma, en 1793 se trasladó a Florencia, donde gracias a su amistad con el poeta Vittorio Alfieri y a la amante de éste, la condesa de Albania, se introdujo en la vida social y artística florentina, donde trabajó para las figuras más relevantes de la región. Sobrevivió a los vaivenes políticos de la época y consiguió adaptarse a los cambios de clientes y gustos. Tras la invasión francesa de la Toscana, retomó los contactos con Francia, de los que se conserva mucha de su correspondencia con otros artistas compatriotas. Autor heterogéneo en los temas, rea­lizó pinturas de historia, de mitología, de religión, así como paisajes y retratos, género este último que practicó fundamentalmente a partir de la entrada del nuevo siglo. Además, fue un gran coleccionista de arte y grabador. En 1825, tras la muerte de la condesa de Albania, regresó a Montpellier, donando su colección al museo de la ciudad -del que fue director y que a partir de entonces se denominó Musée Fabre- e impulsó la creación de la nueva Escuela de Bellas Artes y de una biblioteca. Su estilo combina las influencias del clasicismo de Poussin -presente en sus composiciones y en el tratamiento dramático de sus obras- y el neoclasicismo estricto de David, que se aprecia en la definición de los contornos y el uso expresivo de la luz, que destaca a los protagonistas iluminándolos sobre el fondo oscuro. El Retrato de los reyes de Etruria (Prado) es una obra oficial, elegante y severa, firmada y fechada por el autor en 1804, que se pintó en Florencia poco después de la muerte del joven rey Ludovico I, duque de Parma, retratado junto a su mujer María, infanta de España e hija de Carlos IV, y sus dos hijos.

Obras

Bibliografía

  • 1802. España entre dos siglos y la devolución de Menorca, cat. exp., Madrid, Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales, 2002.
  • Pellicer, Laure, y Bordes, Philippe, «François-Xavier Fabre», De David à Delacroix. La peinture française de 1774 à 1830, cat. exp., París, Éditions de la Réunion des Musées Nationaux, 1974, pp. 407-409.
  • François-Xavier Fabre, cat. exp., Roma, Edizioni de Luca, 1988.
Arriba