El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Aprende <Atrás
Fauno del cabrito [anónimo clásico]

Fauno del cabrito [Copia romana, anónimo clásico siglo II d.C.]

Ver ficha de obra de la colección
Enciclopedia > Voz

Fauno del cabrito [anónimo clásico]

Stephan F. Schröder


130-150 d. C., mármol, alto 155 cm, réplica romana según modelo helenístico de 160-150 a. C.; Ercole Ferrata, alumno de Gian Lorenzo Bernini, añadió en mármol la cabeza y las piernas del cabrito, ambos brazos del Fauno, el bastón y otros detalles [E29].
El dios del bosque, representado con grandes orejas puntiagudas, pequeños cuernos por encima de la frente y un pequeño rabo en la espalda, lleva una gran corona de piñas en la cabellera y carga un cabrito vivo sobre los hombros. Se trata de un sátiro o de Pan, ya que, desde el si­glo IV a. C., Pan también era representado de modo humanizado y sin patas de macho cabrío. El sátiro, coronado para una festividad, probablemente esté ocupado con los preparativos para un sacrificio dedicado a Dionisos, su señor. Él no mira hacia el animal que lleva sobre los hombros, sino que dirige los ojos bien abiertos hacia arriba, casi asustado. Sabemos que la repentina aparición del dios Dionisos, acompañada a menudo por un resplandor maravilloso, provocaba temor y admiración en los testigos de su epifanía. Es probable que al joven dios del bosque se le apareciese su señor durante el apresurado camino al lugar del festejo, por lo que paraliza todo movimiento en su sorpresa. Dos antiguos puntos de medición no eliminados en las partes delantera y posterior indican que la estatua del Prado fue copiada en la Antigüedad de un modelo actualmente perdido. La copia fue elaborada en el mismo taller en el que la estatua fue encontrada en el siglo XVII. La obra no está completamente concluida: a la cabeza del sátiro le falta el último pulido y los tubos de la siringa colgada del tronco están todavía sin trabajar. Al rodear la figura se constata que las distintas perspectivas no carecen de atractivo. Pero solo desde el punto de vista frontal, en el que el canto delantero del plinto corre paralelo con el borde de la imagen, y quizá en el diagonal con el torso visto de frente, se aprehende plenamente el momento representado; los demás puntos de observación son secundarios. No se trata, pues, ni de una de las composiciones con múltiples puntos de vista, características del siglo III a. C., si bien aún existen rasgos de esta concepción, ni de una figura con dos o con un solo punto de observación, como es usual en la segunda mitad del siglo II. El modelado clásico o clasicista de la cabeza del sátiro de Madrid, con sus rasgos faciales planos, reaparece en una cabeza de sátiro creada hacia 160 a. C., del friso de Télefo en el altar de Pérgamo; un sátiro de bronce, procedente también de Pérgamo, que quizá deba fecharse algo antes, es perfectamente comparable en cuanto a la composición y las proporciones. Hay que fechar el modelo de la estatua, entonces, poco antes de mediados del siglo II a. C. y buscarlo en un taller de Pérgamo. El apoyo de la escultura, con la corteza abierta en el borde inferior, permite una datación como trabajo romano del segundo cuarto del siglo II d. C. La estatua se contaba en los siglos XVII y XVIII entre las obras más codiciadas, de las que todo príncipe y amante de las artes aspiraba a poseer una reproducción para su parque.

Bibliografía

  • Dostert, Astrid, «Statue eines böckchentragenden Satyrs», Standorte. Kontext und Funktion antiker Skulptur, cat. exp., Berlín, Freunde and Förderer der Abguss-Sammlung antiker Plastik, 1995, pp. 421-423, n.º D 18.
  • Ponz, Antonio, Viage de España [1772-1794], Madrid, Aguilar, 1988, t. III, p. 283.
  • Blanco Freijeiro, Antonio, «El fauno del cabrito», Archivo Español de Arqueología, XXIV, Madrid, 1951, pp. 155-159, figs. 1-5.
  • Dierks-Kiehl, Christian, Zu späthellenistischen bewegten Figuren der 2. Hälfte des 2. Jhs.v.Chr., Colonia, 1973, pp. 71 y ss.
  • Blanco Freijeiro, Antonio, Arte griego, Madrid, Instituto Español de Arqueología, CSIC, 1966, p. 289, fig. 172.
  • Riaño, Juan Francisco, y Mélida Juan Ramón, Catálogo del Museo de Reproducciones Artísticas, Madrid, imp. de los hijos de Tello, 1912, t. I, pp. 351-352, n.º 195.
  • Muthmann, Fritz, «Statuenstützen und dekoratives Beiwerk an griechischen und römischen Bildwerken», Abhandlungen der Heidelberger Akademie der Wissenschaften, n.º III [1950], Heidelberg, C. Winter, 1951, pp. 44, 151-152 con nota 70, y 215.
  • Maffei, Paolo Alessandro, Raccolta di statue anticae e moderno, Roma, 1704, lám. 122.
  • Elvira Barba, Miguel Ángel, y Schröder, Stephan F., Escultura clásica. Guía, Madrid, Museo del Prado, y Santander, Fundación Marcelino Botín, 1999, p. 102.
  • Haslell, Francis, y Penny, Nicholas, El gusto y el arte de la Antigüedad. El atractivo de la escultura clásica (1500-1900), Madrid, Alianza Editorial, 1990, pp. 227-229, n.º 34.
  • Hübner, Emil, Die antiken Bildwerke in Madrid, Berlín, Reimer, 1862, pp. 66-67, n.º 59.
  • Schröder, Stephan F., Catálogo de la escultura clásica. Escultura mitológica, Madrid, Museo del Prado, 2004, t. II, n.º 130.
  • Blanco Freijeiro, Antonio, Catálogo de la escul­tura, Madrid, Museo del Prado, 1957, pp. 33, n.º XXXIX-E, láms. 12, 13 y 17.
Ver ficha de obra de la colección
Arriba