El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Aprende <Atrás
Enciclopedia > Voz

Luzón Nogué, José María

A. P.

(Jaén, 1941). Director del Museo del Prado de 1994 a 1996. Estudia Arqueología, doctorándose en 1969 con la tesis Estudios arqueológicos de la provincia de Huelva, dirigida por Antonio Blanco Freijeiro. Es catedrático de arqueología de la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido director del Museo Arqueológico Nacional y director general de Bellas Artes y archivos. Ha pertenecido al comité asesor de la Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior y es académico numerario de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Ingresa en dicha academia en 2002 con el discurso El Westmorland: obras de arte de una presa inglesa. Bajo su dirección se realizaron en el Museo del Prado diversas obras de mejora. De este modo, en 1994 se inicia la reforma y reparación de las cubiertas del edificio Villanueva. También se da comienzo a los trabajos de acondicionamiento del pabellón sur y del zaguán de la puerta de Murillo. Se remodela la cafetería, se hacen nuevos vestuarios para el personal, nuevas salidas de emergencia y se realizan actuaciones para mejorar el acceso al Museo de las obras de gran tamaño. Al año siguiente se continúa con las obras de la cubierta y se inicia la remodelación del Casón del Buen Retiro. Ese mismo año se solicita asistencia técnica para el desa­rrollo del proceso del concurso internacional para la ampliación del Museo del Prado. El Museo en ese periodo adquiere, entre otras obras, en 1994 La Última Cena, de Luis Tristán; Ángel custodio con santa Úrsula y santo Tomás, de Francesco Buoneri; Aureliano de Beruete y Moret, hijo, de Joaquín Sorolla y Bastida, y Tulia, busto de Agustín Querol. Y en 1995, María Teresa de Vallabriga, de Goya, y Adoración de los pastores, de Luis de Morales. También ingresan en el Museo en 1995 doscientas setenta y seis cartas de Federico de Madrazo dirigidas a su hijo Raimundo, donadas por Andrés Peláez Martín, y dos obras de Manuel González Santos, donación de Adela Pérez González, y se recupera la obra Abraham y los tres ángeles, de Juan Antonio de Frías y Escalante. En 1995 las colecciones del Museo sufren una importante reorganización, dado que, por medio de real decreto de 17 de marzo de 1995, se dispone la reordenación de fondos del Museo del Prado y del Centro de Arte Reina Sofía. Durante la dirección de Luzón Nogué se restauran numerosas obras, tanto propiedad del Museo del Prado como de instituciones que las han cedido para participar en exposiciones temporales. En 1994 se restauran ochenta y nueve pinturas, entre las que podemos destacar: El Bautismo de Cristo, de Navarrete el Mudo; Bodegón, de Zurbarán; Dos reyes godos, de Alonso Cano; cuatro obras de ­Goya; Retrato de doña Amalia de Llano y Dotres, condesa de Vilches, de Federico de Madrazo, y La Virgen y el Niño entre dos ángeles, de Hans Memling. También se realizan restauraciones de diez esculturas, ­destacando entre ellas las de los originales de Leone y Pompeo Leoni. Asimismo, se realizan exposiciones como: en 1994, Los Leoni (1509-1608). Escultores del renacimiento italiano al servicio de la corte de España, Los músicos de Georges de la Tour (1593-1652). Alegoría y realidad en la pintura barroca francesa, El Real Alcázar de Madrid. Dos siglos de arquitectura y coleccionismo en la corte de los reyes de España y Federico de Madrazo y Kuntz (1815-1894). Y en 1995, Zurbarán. Las doce tribus de Israel. Jacob y sus hijos, Sebastiano del Piombo y España, La belleza de lo ­real. Floreros y bodegones españoles en el Museo del Prado (1600-1800) y Dibujos de Francisco Bayeu. En 1996 se celebra una gran exposición conmemorativa del doscientos cincuenta aniversario de Francisco de Goya. En 1995 se celebra el ciento setenta y cinco aniversario de la fundación del Museo del Prado, con motivo del cual la Fundación Amigos del Museo del Prado organiza el ciclo Los grandes museos históricos, cuyas conferencias se publicarán posteriormente en forma de libro. Se realiza, también, una acuñación de monedas conmemorativas y Andreu Alfaro crea un logotipo conmemorativo de la efeméride. Ese mismo año y por orden ministerial de 20 de enero de 1995 se desarrolla el régimen de exenciones, precios reducidos, tarjetas anuales de acceso y abonos para los museos de titularidad estatal adscritos y gestionados por el Ministerio de Cultura, poniéndose en ­vigor el «Abono Paseo del Arte», que posibilita visitar conjuntamente los museos del Prado, Thyssen y Reina Sofía. Durante su dirección el Museo del Prado publica: Catálogo de la escultura clásica (I), Retratos, por Stephan F. Schröder (1994), ­Museo del Prado. Memoria escrita (1819-1994), de Javier Portús (1994) y ­Documentos para la historia de la pintura española (I), por Mercedes Agulló Cobo (1994). José María Luzón ha publicado numerosos estudios, dedicados en su mayor parte a la arqueología, entre los que podemos citar: Breve guía para una visita a las ruinas de Itálica... (1970), Excavaciones en Itálica: estratigrafía del pajar de Artillo (campaña 1970). Memoria (1973), Las raíces de Córdoba: estratigrafía de la colina de los quemados (en colaboración con Diego Ruiz Mata, 1973), El mosaico de Neptuno en Itálica (en colaboración con Antonio Blanco Freijeiro, 1974), La Itálica de Adriano (1979) y Sevilla la vieja: un paseo histórico por las ruinas de Itálica (1999).

Arriba