El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Aprende <Atrás
Enciclopedia > Voz

Rothenstein, William

María de los Santos García Felguera

(Bradford, 1872-1945). Pintor de origen alemán, hijo de un comerciante de lanas, a los dieciséis años fue a Londres y estudió con Alphonse Legros, un pintor aficionado a España, discípulo de Gustave Courbet y admirador de Francisco de Zurbarán. En París conoció a Henri de Toulouse-Lautrec y a Camille Pissarro y asistió a las clases de la Academia Julian. Al volver a Londres en 1894 consiguió mejores resultados como litógrafo y dibujante de retratos que como pintor de paisajes; retrató a John Singer Sargent y, a través de él, recibió la influencia de Diego Velázquez y Frans Hals, patentes en el re­tra­to de su amigo Robert Cunninghame Graham. Dandy, sofisticado y miembro del New English Art Club, fue amigo de Oscar Wilde. Profesor, además de pintor, dirigió el Royal College of Art de Londres (hasta 1935) y fue patrono de la Tate Gallery. En 1894 viajó a España: en Cádiz visitó la fábrica de tabacos y dibujó; en Córdoba vio mendigos que le parecieron «auténticos príncipes vestidos de harapos»; en Sevilla encontró la civilización árabe mejor que en Marruecos, fue a los toros y vio bailar a las «chulas»; en Madrid encontró a Goya y hacia él se dirigió su mayor interés, hacia lo que llamaba «su gracia salvaje». Lo vio en el Museo del Prado (donde copió El garrochista), en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y en la ermita de San Antonio de la Florida; y también compró un ejemplar de los Desastres de la guerra, que admiró siempre. John Singer Sargent le había animado a ir a Toledo para ver los cuadros de El Greco y, aunque no pudo hacerlo, algunos críticos han visto el recuerdo de los cielos del cretense, que conoció en el Prado, en paisajes de Costwold pintados en la década de 1920. La falta de dinero le hizo volver a Londres antes de lo deseado y, desde allí, escribió: «Voy a volver para ver a las majas [sic] tan alegres y siniestras - muy simpaticas [sic], muy gracias [sic] […] Je vais y retourner pour revoir». Entonces pintó el retrato de Ignacio Zuloaga vestido de torero (City Art Gallery, Manchester).

Bibliografía

  • Speaight, Robert, William Rothenstein. The Portrait of an Artist in his Time, Londres, Eyre & Sporttiswoode, 1962.
  • Rothenstein, William, Men and Memories. Recollections of William Rothenstein, 3 vols., Londres, Faber and Faber, 1939.
Arriba