El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Museo <Atrás
Colabora

Eventos privados

La amplia experiencia acumulada a lo largo de estos años y la alta calidad asociada a la imagen del Museo del Prado se proyectan en la organización de eventos privados y son garantía de éxito.

Si desea obtener más información relativa a la cesión de espacios, puede contactar con el servicio correspondiente en el mail: eventos.privados@museodelprado.es

Dosier de Eventos Privados (PDF)

Edificio de los JerónimosLa arquitectura de un premio Pritzker

Auditorio
Se ubica en la planta baja del Edificio Jerónimos y fue concebido por Rafael Moneo. Imponente por sus dimensiones y su diseño moderno, está dotado de cómodas butacas y equipado con tecnología audiovisual, que hace posible la proyección, la retransmisión en streaming, la traducción simultánea, etc.Aforo: 400 personas
Sala de conferencias
En la planta baja del Edificio Jerónimos, Rafael Moneo creó esta versión reducida del auditorio, un espacio polivalente dotado de cómodas butacas y equipado con tecnología audiovisual.Aforo: 48 personas
Sala de protocolo
Situada en la segunda planta del Edificio Jerónimos y proyectada por Rafael Moneo, este espacio exclusivo y sofisticado destaca por su amplio ventanal, que aporta luz natural. El mejor lugar para las reuniones de empresa, en pleno centro de Madrid.Aforo: 14 personas
Claustro
De planta cuadrada y dos alturas, el Claustro de los Jerónimos posee una gran trascendencia histórica al formar parte del Monasterio de San Jerónimo el Real, fundado por el rey Enrique IV. El proyecto de ampliación de Rafael Moneo concibió su rehabilitación como parte integrante del Museo del Prado, manteniendo su carácter propio y respetando su exacta disposición original. En él se ubican las esculturas que los Leoni hicieron de los Austrias, así como los talleres de restauración de pintura y escultura del Museo, todo dispuesto en torno a un espectacular lucernario que permite utilizar el espacio para la celebración de actos de homenaje, cenas, cócteles, conciertos o recepciones.Aforo: 400 personas
Vestíbulo
Este espacio polivalente conecta los dos edificios, el de Jerónimos y el de Villanueva. Su ubicación, su infraestructura y su diseño le convierten en un espacio perfecto para la celebración de cócteles, como zona complementaria a espacios como la Sala de las Musas o el auditorio, dada su proximidad.Aforo: 400 personas
Salas de exposiciones temporales
La intensa actividad expositiva del Museo ofrece un sinfín de oportunidades para organizar visitas guiadas privadas destinadas a los clientes o a los trabajadores de empresas y corporaciones. Además, estas salas –que existen desde la ampliación de 2007- están concebidas como espacios flexibles en los que realizar actos como presentaciones, reuniones o cualquier actividad afín durante los periodos en que no acogen exposiciones temporales.
Espacios internos
El edificio de los Jerónimos dedica una parte importante de su extensión a alojar servicios que garantizan la conservación de las colecciones, como los almacenes o los talleres de restauración. La visita a estos espacios es muy restringida y sólo se concede en ocasiones excepcionales y bajo petición.

Edificio VillanuevaLa posibilidad de reencontrarse con los grandes maestros

Salas de la colección permanente
El edificio Villanueva está destinado casi en su totalidad a exhibir las colecciones de pintura y escultura del Museo, situadas entre las mejores del mundo. La conservación de las obras de artistas como El Greco, Tiziano, Velázquez o Goya es compatible con la organización de visitas exclusivas cuando el Museo cierra sus puertas al público.
Sala de las Musas
Situada en el corazón del Edificio Villanueva, esta sala con forma de ábside y revestida de rojo estuco pompeyano, fue rediseñada por Rafael Moneo en 2007 y posee un gran poder evocador de la noción de espacio museístico. Sus dimensiones, sus características y su propia ubicación la convierten en un escenario único para la celebración de presentaciones, recepciones, cócteles, reuniones, conciertos, recitales y actos similares.Aforo: 300 personas
Galería jónica
Esta sala de formato rectangular discurre paralela a la fachada principal del Museo, la de Velázquez, y sus grandes ventanales permiten contemplar los jardines del Museo en el Paseo del Prado y las salas donde se exhibe la obra de artistas como Rafael. Incorpora, además, una galería de bustos clásicos que enfatiza la dimensión escenográfica del Museo y la convierte en un espacio muy singular.Aforo: 100 personas
Patio de Murillo
Concebido en el siglo XVIII por Juan de Villanueva en su proyecto original, este gran patio de ladrillo está situado en el extremo sur del edificio, que mira al Jardín Botánico. Este espacio de dimensiones cuadradas no está cubierto, y resulta ideal para la celebración de cócteles en épocas en las que la climatología lo permite.Aforo: 120 personas
Terraza de Murillo
Esta terraza se ubica en el lado sur del edificio Villanueva, junto a un pequeño pabellón y rodeada por una valla de hierro forjado que permite contemplar el Jardín Botánico. Resulta adecuado para la celebración de cócteles en épocas en las que la climatología lo permite.Aforo: 120 personas
Rotonda de Goya
La rotonda de Goya es uno de los espacios más emblemáticos del Museo del Prado, por su gran trascendencia histórica. Concebida en un primer momento para recibir la visita de los monarcas, pronto su uso se destinó al público que acudía al Museo en el siglo XIX. El acceso a esta sala a través de la gran escalinata garantiza la espectacularidad del acto que acoge. Por las características del espacio, es idónea para la celebración de cócteles.Aforo: 240 personas

Casón del Buen RetiroPasado y presente a la vista

Aula Magna
Gran sala de reuniones que exhibe obras de la colección permanente y permite recrearse en las vistas al parque de El Retiro a través de los grandes ventanales originales del edificio. Dispone de una distribución y un mobiliario idóneos para la celebración de cursos, encuentros y reuniones de empresas.Aforo: 44 personas
Sala de reuniones
A ella se accede desde el gran vestíbulo del edificio del Casón del Buen Retiro que desemboca en la calle Felipe IV. De planta rectangular y techo abovedado, esta sala incorpora un office y se postula como espacio idóneo para la celebración de cursos, encuentros y reuniones de empresas de pequeño formato.Aforo: 15 personas
Otras aulas
Perfectamente equipadas para presentaciones, reuniones o sesiones de formación.

* Los aforos indicados se adaptarán al Plan de Contingencia y Prevención del Museo Nacional del Prado ante la COVID-19 vigente en el momento del uso del espacio.

Tipos de actividades

Visitas temáticas. Un Museo histórico lleno de historias
La colección del Museo del Prado presenta infinitas lecturas, tantas como miradas se quieran lanzar sobre ella. Dioses, reyes, seres mitológicos, animales, paisajes, objetos... conviven en sus espacios y son capaces de transportarnos a otros escenarios y a otras épocas.
Conciertos o recitales. La suma de las artes
Los museos se caracterizan por mezclar muchas temporalidades. De esta condición deriva su enorme capacidad de descontextualización, que nos libera y descarga. La dosis artística que poseen sus espacios los convierten en lugares idóneos para acoger otras manifestaciones, como la música o la literatura. Escuchar la voz de una soprano, sentir el drama en una lectura teatralizada, o recrearse en los versos de un poeta proporcionan experiencias que permanecen en la memoria.
Reuniones. La importancia del escenario
En el ejercicio de reunir a varias personas existen muchos formatos y todos ellos tienen cabida en los espacios del Museo. Mesas redondas, entregas de premios, presentaciones de libros, de productos, celebraciones de efemérides, convenciones, encuentros, reuniones de empresas.
Cócteles, almuerzos o cenas
La mejor manera de culminar un acto cultural en el Museo es acompañarlo de un almuerzo, una cena o un cóctel en los espacios habilitados para ello. Se ofrece así la oportunidad de seguir disfrutando del lugar más emblemático de Madrid sin renunciar al momento más social.
Arriba