El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás

Alonso del Canto, Juan

Oviedo, 1768 - Ferrol, A Coruña, 1839

Biografía facilitada por Javier González Santos de la Universidad de Oviedo, en mayo de 2012:


Juan Alonso del Canto (Oviedo, 1768 – Ferrol, A Coruña, 21 de junio de 1839) se debió iniciar en la práctica del dibujo y de la pintura muy niño, en el estudio particular de Juan Nepomuceno Cónsul y Requejo (Oviedo, 1747-1807), juez noble de la ciudad de Oviedo y emprendedor hombre de negocios de ascendencia francesa. Cónsul se había formado en Francia en el cultivo de la pintura y al regreso mantuvo en su casa un estudio particular y gratuito de dibujo y pintura que fue el embrión de la Escuela de Dibujo de Oviedo, fundada en 1785 y dependiente de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Asturias.

Juan Alonso, «natural de Asturias», se matriculó en la Real Academia de San Fernando, en el arte de la pintura, el 9 de noviembre de 1781, cuando contaba 13 años (pero no consta su asiento, al no conservarse el libro de matrículas correspondiente a los años 1779-1783). Asistió con regularidad a las salas de principios, acreditando méritos desde bien temprano en los premios mensuales a partir de septiembre de 1784 (dibujo de cabezas) y en marzo de 1786 (en el de figuras); marzo, mayo, octubre y diciembre de 1788 (segundos premios de pintura); diciembre de 1789 (primer premio de pintura); mayo y diciembre de 1790 (primeros premios de pintura); noviembre (primer premio de pintura) y diciembre de 1791 (primer premio de perspectiva), y en febrero y abril de 1792 (primeros premios de pintura).Asimismo, concursó en los Premios Generales de pintura de 1787 (alcanzado el primer premio de la Tercera Clase), 1790 (segundo premio de la Segunda Clase), 1796 (Primera Clase, sin galardón) y 1799 (Primera Clase, sin galardón).

Durante su estancia madrileña (1781-1802) trabajó como dibujante para la Compañía para el grabado de los Cuadros de los Reales Palacios ("Sagrada Familia con san Juanito", de Murillo, antes de 1797, y "La Gioconda", del Taller de Leonardo, sine data) y en la serie de Varones ilustres de la Nación Española ("Retrato de don José Campillo y Cosío", hacia 1805); también hizo el diseño de una Composición bíblica ("Primacía del Nuevo Testamento sobre el Antiguo") abierta hacia 1795 por Rafael Esteve Vilella (Valencia, 1772 –Madrid, 1847) y el de la estampa devota "La princesa santa Casilda, Virgen", reproducción de la desaparecida estatua del escultor aragonés Joaquín Aralí Solanas (Zaragoza, 1737 –Madrid, 1811), venerada en el templo madrileño de Espíritu Santo, de clérigos menores (destruido por las llamas en 1823), grabada en 1800 por Manuel Esquivel de Sotomayor (Madrid, 1777-1842). Y, por último,cuatro dibujos para la Sala de Principios del Diseño de la Academia en 1801 (sin identificar).

Desde el 28 de mayo de 1802 hasta su fallecimiento, Alonso del Canto estuvo destinado en Ferrol, de cuyo Arsenal fue «primer perito de pinturas por el rey». No obstante, siempre quiso volver a Asturias y así, en el verano de 1802, ya presentó su solicitud y «modelos» para cubrir la plaza de maestro de la Real Escuela de Dibujo de Oviedo (refundada y operativa con un Reglamento sancionado por el rey Carlos IV en 1802). El empleo fue provisto en 27 de julio y resuelto en 25 de septiembre de 1802. Hubo tres aspirantes: el pintor Francisco Alcántara Torrejón (Tarifa, Cádiz, hacia 1767 – Oviedo, hacia 1809), el escultor Ángel Monasterio Ibáñez (Santo Domingo de la Calzada, Rioja, 1777 – Santa Rosa, Río de la Plata, Uruguay, 1817) y Juan Alonso, formados todos en la Academia de San Fernando. Siguiendo el dictamen de Juan Nepomuceno Cónsul, fundador y director de la Escuela de Dibujo de Oviedo, la Sociedad Económica eligió al primero, quedando Alonso en segundo lugar. Francisco Alcántara, de la misma edad que él, fue condiscípulo suyo en la Academia y colega en la Compañía de Cuadros de los Reales Palacios.

En octubre de 1804, Juan Alonso estuvo propuesto para semejante cometido en el Departamento Marítimo de Cádiz, y en 1805 (4 de abril) opositó a una plaza de maestro de dibujo en la villa de Comillas (Santander). A lo último, cuando contaba 63 años, aspiró de nuevo a ocupar la plaza de maestro de dibujo en la Escuela de Oviedo «y ser útil a mi patria en mis últimos años». Este cambio de destino, después de tantos años en Ferrol,también lo justificaba«por tener cinco hijos, que creo proporcionarles mejor colocación en Oviedo, porque aquí no es posible». Dos de ellos, José y Manuel Alonso Esquivel, fueron grabadores y litógrafos: José es el más conocido, por sus Vistas de los arsenales de Ferrol,editadas en 1850. La provisión de candidatos a la maestría de Oviedo fue resuelta por la Academia de San Fernando en 30 de marzo de 1832. Aparte del anciano Juan Alonso aspiraban a ella José Castelaro y Perea (Madrid, 1800-1873), Alejandro Blanco Asensio, grabador y litógrafo, el madrileño Ramón Beltrán, pintor y litógrafo, y Julián Corta, de Castro Urdiales (Santander). A las pruebas solo concurrieronCastelaro y Beltrán,siendo elegido el primero por unanimidad de los académicos.

Manuel Murguía (1862 y 1884) confundió a nuestro artista con el científico y mecánico Juan Alonso López (muerto en Madrid en 1829), hermano menor del marino, científico, escritor y político liberal ferrolano José Alonso y López Nobal (1763-1824). Juan Alonso López ostentó desde 1820 el cargo de maquinista del Real Laboratorio de Física y Química del infante don Francisco de Paula Antonio de Borbónen el Palacio Real (Madrid). Pero los trabajos pictóricos que Murguía asignó a Juan Alonso en Santiago (el Apostolado de los púlpitos y un Santiago peregrino en la iglesia de San Benito del Campo, y cuatro composiciones históricas en grisalla y un Salvador para la puerta del sagrario del Hospital Real, ¿desaparecidos?), hechos bajo la protección del canónigo y administrador del Hospital, Manuel Chantre y Torre, corresponderán, más bien, a nuestro Juan Alonso del Canto. La confusión de ambas personalidades y la identidad de Alonso del Canto como ese pintor establecido en Ferrol ya la advirtió Celestino Sánchez Rivera y aparece recogida, por vía de nota explicativa, en Couselo Bouzas (1933). También se hicieron eco de ella Landeira de Compostela (1957) y Bouza Brey (1964), aunque sin dar crédito a la precisión del erudito Sánchez Rivera. Estos dos últimos consideran además que el citado Juan Alonso López (en realidad, Juan Alonso del Canto) pudo haber sido el que trabajó la estatua de Santiago matamoros, pequeño grupo en bronce y cobre que remata el reloj que el ferrolano Andrés Antelo Lamas (1774 - post. 1831) hizo para catedral compostelana en 1831.

Lo poco que se conoce y se ha podido identificar de la producción de Juan Alonso del Canto (exclusivamente dibujos, originales y para obra gráfica) confirma que se trata de un artista académico, de escrupulosa y rígida concepción y práctica, con poca personalidad y limitado talento. Sus dibujos de reproducción son, empero, de gran calidad y fidelidad al original, muy acabados y apurados en extremo, como demuestra el de La Gioconda. En fin, esa fidelidad y rigor serían los avales que le recomendaron para su destino de «perito de pinturas» en la Armada. En una nota interna de la Academia, cuando se trataba de resolver la plaza de maestro para la Escuela de Dibujo de Oviedo en 1832, y en la que se comentan los títulos y méritos de los aspirantes, se dice, con cierta sorna que en el fondo encubría un juicio de valor, que también aspira a ella «un antiguo fulano Alonso, nada menos que contemporáneo y competidor de Velázquez y Agreda», esto es: de Zacarías González Velázquez (Madrid, 1763-1834) y del escultor Esteban de AgredaOrtega (Logroño, 1759-Madrid, 1842), representantes por entonces de un ya caduco estilo neoclásico de raigambre dieciochista.

Javier González Santos
(Universidad de Oviedo)

Obras (3)

La Sagrada Familia con San Juanito
Talla dulce: aguafuerte y buril sobre papel avitelado, 1797
Romanet, Antoine Louis -Grabador- (Autor de la obra original Murillo, Bartolomé Esteban); Alonso del Canto, Juan
La Sagrada Familia con San Juanito
Talla dulce: aguafuerte y buril sobre papel verjurado, 1797
Romanet, Antoine Louis -Grabador- (Autor de la obra original Murillo, Bartolomé Esteban); Alonso del Canto, Juan
La Sagrada Familia con san Juanito
Talla dulce: aguafuerte y buril sobre papel continuo, 1797
Romanet, Antoine Louis -Grabador- (Autor de la obra original Murillo, Bartolomé Esteban); Alonso del Canto, Juan

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba