El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás

Barrón González, Eduardo

Moraleja del Vino, 1858 - Madrid, 1911

Escultor español. Estudió en la Escuela Especial de Pintura, Escultura y Grabado de Zamora entre 1877 y 1881. Ayudado por la Diputación de aquella ciudad se trasladó a Madrid, donde tuvo como maestros a Ricardo Bellver y Elías Martín Riesco. Consiguió en 1881 una primera pensión, de la Diputación Provincial, para seguir su formación en Roma , donde gozó de la protección de los directores de la Academia Española, Pradilla y Palmaroli. Durante su estancia allí comenzó a trabajar en su escultura "Viriato", concluida en los primeros meses de 1883, cuando obtuvo por oposición la pensión en la Academia Española de Bellas Artes en Roma, y cuyo modelo en arcilla consiguió muy favorable acogida por la crítica romana. Al tiempo que se ocupaba de sus trabajos académicos, completaba su formación viajando por Italia para estudiar a Miguel Ángel en Florencia y la Antigüedad clásica en Pompeya y Herculano, que luego habrían de servirle como referencia en sus obras. En 1884 obtuvo segunda medalla en la Nacional de Bellas Artes con el bronce "Viriato" y en 1904 logró la primera, por su grupo "Nerón y Séneca", en el que hizo alarde de todos sus conocimientos escultóricos y arqueológicos interpretándolos con gran naturalidad. Toda su producción destaca por una austeridad que contrasta con su grandiosidad. La escultura "Nerón y Séneca" fue realizada con fuertes notas clasicistas, pero con cierta aspereza en el tratamiento de las formas. Tomó como modelo para Séneca un retrato apócrifo, tenido en aquel momento por auténtico. Resulta de gran interés el minucioso estudio de atuendo y mobiliario de cuidadísimo modelado. Fue nombrado académico electo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en 1910, en la que ocupó el sillón de Elías Martín. Desde 1892 y hasta su muerte, ocupó el puesto de Conservador y desde 1895 de Restaurador de la escultura del Museo del Prado, donde llevó a cabo una labor de catalogación que ha sido básica para posteriores trabajos, publicando en 1908 el primer catálogo de la escultura hasta el S. XVIII. Asimismo, fue miembro de la Academia Hispanoamericana de Ciencias y Artes de Cádiz. Fue un artista plural con un fuerte arraigo de las maneras clásicas; cultivador de varios géneros, muestra en su obra la mezcla de sencillez, historicismo y ampulosidad características de la escultura del momento. (Negrete, A., E.M.N.P., 2006, Tomo II, pág. 451, ampliado por L. Azcue)

Obras (1)

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba