El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás

Bellini, Giovanni

Venecia, h. 1432 - Venecia, 1516

Bellini, Giovanni (Venecia, 1431/ 1436-1516). Pintor italiano. Vivió toda su vida en Venecia -solo hay constancia de un traslado fuera de la ciudad para trabajar en Las Marcas-, por lo que se supone que nació en la ciudad lacustre. Perteneciente a una familia de artistas, su padre, Jacopo, y su hermano Gentile eran también pintores y con ellos realizó sus primeros trabajos. Es el primer gran maestro de la pintura veneciana que contribuyó a la evolución de la técnica pictórica incorporando gradualmente el óleo en sus pinturas con el consiguiente abandono del temple. Su primer gran trabajo como pintor independiente se data entre 1464 y 1469, con la ejecución del políptico de San Vicente Ferrer. En los años siguientes su prestigio no hizo sino aumentar; comienza en 1479 la decoración de la sala del gran consejo del Palacio Ducal de Venecia -que continuaría a lo largo de toda su vida-, llegando a ser en la década de 1480 el pintor más famoso y ­considerado de la ciudad. Siempre abierto a las novedades, su estilo evoluciona hasta el final. Partiendo de la tradición gótica y bizantina tan presente en la pintura vene­ciana, recoge las innovaciones de su padre, Jacopo, y de su cuñado ­Andrea Mantegna. Asimismo, permanece atento a la pintura flamenca importada a la ciudad, a las aportaciones de Antonello da Messina o a la eclosión del arte de Giorgione, que incorpora en las obras de sus años postreros sin abandonar su marcada personalidad. Partiendo de la cualidad escultural de sus formas, el suave delineado de los contornos, la atención a los detalles del natural -que tendrán un especial reflejo en la cualidad magnética de sus retratos- que pueblan los paisajes de sus fondos y que se asimilan al drama humano que representan sus personajes, su estilo evoluciona hacia una mayor fluidez en el modelado y en las transiciones tonales, para desembocar en la pintura atmosférica característica de sus últimos años. Ya en sus primeros trabajos, que fundamentaron su éxito como realizador de pequeñas pinturas para la devoción privada, aparecía esa combinación de sublime piedad y delicadeza que sería característica de su arte posterior y que resultaría tan eficaz para transmitir una emoción cristiana, involucrando íntimamente al espectador en el hecho ­religioso. De la misma manera, su interés por la literatura clásica se refleja en su etapa de madurez, en la que abundan los temas relacionados con la poesía y alegorías de los mitos de la Antigüedad, descritos en evocadores paisajes plenos de misterio y melancolía, que deleitaban a sus clientes. Acaparado por una amplia clientela veneciana, no fue fácil para los foráneos que Bellini atendiera sus demandas. La Virgen y el Niño entre dos santas es la única obra de Bellini en el Museo del Prado. Se trata de una réplica de una de sus más famosas composiciones: Sacra Conversazione de las Gallerie ­dell'Accademia de Venecia, fechada hacia 1490. Su firma en la obra no desmiente, sino que, seguramente, subraya la participación del taller apreciándose netas diferencias entre el grupo de la Virgen y el Niño, de gran calidad, y las santas, de factura más discreta. Proviene de la colección de Carlo Maratta, donde fue adquirida por Felipe V para el palacio de La Granja, de donde pasó a la colección del Museo. Además, la pinacoteca cuenta con una copia de El Salvador, cuyo original se encuentra en la Academia de San Fernando de Madrid y que sería la procedente del convento de San Pascual. (García López, D., E.M.N.P., 2006, T. II, págs. 481-482)

Obras (1)

La Virgen con el Niño entre dos santas
Óleo sobre tabla, Hacia 1490
Bellini, Giovanni (y taller)

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba