El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás

Calandrucci, Giacinto

Palermo, h.1645 - Palermo, 1707

Nacido en Palermo hacia 1645, Calandrucci después de una etapa formativa en su ciudad natal, marcha a Roma a mediados de la década de 1660 y entra allí en el taller de Carlo Maratti, que por aquellos años se estaba ya convirtiendo en el artista más significativo del círculo del clasicismo romano. Calandrucci se convierte pronto en el discípulo favorito de Maratti y colaborador en los encargos más notables de aquél, como los frescos del Palacio Altieri, de 1674, aunque es posible identificar su mano en otras obras posteriores del maestro. El estilo de Calandrucci, basado en el grandioso clasicismo de Maratti, aprovecha los recursos compositivos de éste en el orden y la claridad, armonía y belleza de las composiciones, y desde fecha temprana recibe encargos independientes entre los que destacan los lienzos en iglesias romanas, como las de Sant'Antonio de'Portoghesi, o San Paolo alla Regola, y en palacios, muchos de los cuales se han perdido, pero de los que podemos tener testimonio en los abundantes dibujos de Calandrucci que han llegado hasta nosotros, la mayor parte en la coleccion del Museo de Düsseldorf, con escenas históricas y mitológicas de gran variedad y belleza. En los primeros años del siglo XVIII el artista regresa a Palermo, donde le habían encargado la bóveda de la iglesia de San Lorenzo, pero muere en 1707, antes de terminarla. (Mena Marqués, M., Museo del Prado. Catálogos de Dibujos. T. VI, Dibujos Italianos del Siglo XVII, 1983, pág. 42)

Obras (1)

Anunciación
Pluma sobre papel agarbanzado, Último tercio del siglo XVII
Calandrucci, Giacinto (Atribuido a)

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba