El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás

Guas, Juan

Saint Pol de Léon (Bretaña), 1430 - Toledo, 1496

Arquitecto y escultor español. Hijo del cantero bretón Pedro Guas, si bien aparece documentado en España en 1448, año en el que, en compañía de su padre, trabaja a las órdenes de Hannequín de Bruselas en las labores escultóricas de la puerta de los Leones de la Catedral de Toledo, ciudad en la que reside la mayor parte de su vida y en la que funda su propia capilla funeraria alojada en la iglesia de los Santos Justo y Pastor. Su actividad profesional transcurre en Ávila, Segovia, Madrid, Toledo, Guadalajara y Valladolid y su figura representa la síntesis entre las corrientes del gótico flamígero, de raíz flamenca, propio del siglo XV, con las formas mudéjares comunes a la tradición local de Toledo. Esta fusión, plenamente original y personal, es la que caracteriza la obra de Juan Guas y la que justifica que su estilo reciba el nombre de «hispano-flamenco». Sabe compaginar el encargo religioso, ya que ocupa sucesivamente los títulos de maestro mayor de las catedrales de Ávila, Segovia y Toledo, con la obra civil, dejando ejemplos de la riqueza y madurez del gótico del siglo XV. E igualmente trabaja al servicio de los Reyes Católicos -en su capilla funeraria luce el título de «maestro mayor de las obras del rey don fernando y de la reyna doña Isabel»-, como al de las grandes familias entre las que se cuentan los Alba y, sobre todo, los Mendoza, para quienes concluye el castillo de Manzanares el Real (Madrid) y realiza el Palacio del Infantado en Guadalajara, ambos bajo la protección del II duque del Infantado, don Íñigo López de Mendoza. En el terreno de la arquitectura religiosa, desde 1459 interviene en la Catedral de Ávila, y recibe el título de maestro mayor en 1471. Simultáneamente, construye en la de Segovia el claustro, que hubo de ser trasladado tras la Guerra de las Comunidades. Su presencia en esta ciudad castellana está documentada entre 1472 y 1491 cuando asume la dirección de las obras del monasterio de El Parral, por encargo de Enrique IV y de su valido, don Juan de Pacheco, marqués de Villena. El convento dominico de Santa Cruz y el de El Paular, en la provincia, dan testimonio de su intervención y en ellos podemos distinguir el manejo de una decoración muy personal, en la que todavía no han entrado los elementos mudéjares. Asimismo, desde 1484 es maestro mayor de la Catedral de Toledo y en compañía de Egas Cueman, ejecuta el trascoro. Pero fue en 1477 cuando Isabel la Católica le encarga la construcción de San Juan de los Reyes. Templo votivo y panteón regio, el convento franciscano supone la culminación de su estilo. Para la cabecera, concluida antes de 1492, proyecta un dibujo (Prado), en el que despliega con destreza todos los recursos ornamentales dedicados a prolongar la memoria de los monarcas. A su muerte, en 1496, deja terminada la iglesia y el claustro conventual y continúa los trabajos Enrique Egas. En opinión de los especialistas, la figura de Juan Guas supone el canto de cisne del gótico renovado y el final de la arquitectura medieval en España (Martínez-Burgos, P. en: E.M.N.P., 2006, tomo IV, pp. 1242-1243).

Obras (1)

Capilla mayor de San Juan de los Reyes, Toledo
Pluma sobre pergamino, 1485 - 1490
Guas, Juan

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba