El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás

Huguet, Jaume

Valls (Tarragona), Hacia 1412 - Barcelona, 1492

Pintor español, representante del estilo hispano-flamenco en Cataluña. Huérfano desde 1419, debió de iniciar su aprendizaje junto a su tío, el pintor y dorador Pere Huguet, documentado en 1424 en Tarragona y años después en Barcelona, donde, a partir de 1434, decoró las bóvedas del claustro de la catedral, concluidas en 1448, cuando ya existe constancia de que su sobrino Jaume Huguet estaba de nuevo en Barcelona. Pese a que no existen referencias sobre los primeros años de la actividad de Huguet, sin duda trabajó en Tarragona antes de instalarse en Barcelona en 1448. Superada la influencia del estilo internacional, al final de su estancia en Tarragona realizó obras como el Retablo de Vallmoll, en el que La Madonna con el Niño y ángeles de la tabla central muestra la deuda que su estilo tenía esos años con el de Luis Dalmau, que manifiesta su conocimiento del arte eyckiano en La Virgen dels Consellers, concluida en 1445. Pasados cuatro años de su llegada a Barcelona, Jaume Huguet se alzó con el liderazgo artístico de la ciudad a la muerte de Bernat Martorell en 1452. Desde entonces, obtuvo los encargos más importantes, tanto de las cofradías como de la nobleza. La primera obra documentada de Huguet, conocida sólo por fotografías, ya que fue destruida en 1909, es el retablo mayor de la iglesia de San Antonio Abad de Barcelona (documentado entre 1453 y 1457), en el que ya se pueden apreciar las mismas notas que Huguet mantendrá a lo largo de su carrera, durante casi cuarenta años, entre las que destaca su forma personal de dibujar y la contención con que sus personajes exteriorizan sus sentimientos. Entre las obras documentadas posteriores que han llegado hasta nosotros cabe destacar el Retablo de San Abdón y San Senén de la iglesia de San Pedro de Tarrasa (1460-1461, iglesia de Santa María de Tarrasa), el Retablo de San Bernardino y el ángel custodio para el Gremio de Esparteros y Vidrieros de la Catedral de Barcelona (1462-1470), el Retablo de San Agustín para el convento de San Agustín el Viejo de Barcelona (1463-1488), conservado en su mayor parte en el Museu Nacional d'Art de Catalunya (Barcelona), y el Retablo del Condestable para la capilla del Palacio Real de Barcelona (1464-1465). A medida que el estilo de Jaume Huguet evoluciona, aumenta la presencia del oro en sus pinturas, sobre todo en los fondos, con relieves y estampados, muy diferentes a las primeras, como la Cabeza del profeta Daniel, ingresada en el Museo del Prado como parte del legado Bosch, que corresponde a su etapa inicial. Junto a esto, a partir de 1470 también aumenta el número de colaboradores en la ejecución de las obras (Silva, P. en: E.M.N.P., 2006, toma IV, pp. 1298-1299).

Obras (1)

Un profeta (fragmento)
Técnica mixta sobre tabla, 1435 - 1445
Huguet, Jaume

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba