El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Medina y Peñas, Sabino de

Madrid, 1814 - Madrid, 1888

Alumno aventajado de Valeriano Salvatierra y de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Sabino de Medina y Peñas obtuvo la pensión para Roma en 1832 durante cuatro años, tras ganar el primer premio de primera clase de la Real Academia con el relieve "Un episodio de la vida del rey niño Alfonso", cuando ya era ayudante de restauración de escultura del Real Museo. En Roma completa su formación con el escultor Tenerani y en la Academia de San Lucas. Realizó, durante el primer año, un bajorrelieve de "Perseo y Andrómeda", en el segundo un "Discóbolo" y durante el cuarto, su obra más famosa y que le encumbró como escultor, "La ninfa Eurídice mordida por la víbora", en yeso, que en 1837 exhibió en Roma, envió a la Academia donde la expuso en 1838, y pasó a mármol en 1865, siendo adquirida para el Museo del Prado en 1882 (E813). Con ella participaría en la Exposición Universal de 1867 en París.
De vuelta en Madrid en 1838, fue nombrado Académico y Presidente de la sección de escultura de la Real Academia de San Fernando. En 1841 exhibió en la exposición de la Academia un busto en yeso del "Regente" y una pequeña estatua de "Alejandro López", y ese año el regente del reino, Espartero, le quiso conceder el cargo de director de la escultura, a pesar de que José Tomás tenía más votos, por lo que la corporación reclamó este hecho hasta tres veces, indicando que acataría la orden pero no la cumpliría, asunto zanjado cuando, con la mayoría de edad de Isabel II, quedaron sin efecto las órdenes del regente. En 1849, al morir Tomás, fue nombrado director de modelado y composición, tras haber logrado que Isabel II le nombrara en 1844 Escultor de Cámara honorario. Fue secretario de la sección de arquitectura, y profesor supernumerario de la Escuela Especial de Pintura, Escultura y Grabado, avanzando en su obra hacia un gran realismo en retratos y monumentos. Entre sus retratos se encuentra el busto en yeso de "Calderón" presentado en 1840, de "Antonio Gil y Zárate" de 1853 en la Universidad de Zaragoza y en el Museo de la Real Academia de San Fernando, de "Agustín Argüelles" en el Congreso, pequeños bronces-retratos de literatos como "Jovellanos" en el Palacio Real, que se expusieron en la Academia en 1848, los ejemplares de la "estatua miniatura", ofrecida a la soberana en 1844, o el de "Diego de León" en el Museo Romántico, la Fábrica de Trubia y el Museo del Ejército, cincelada por José Larrosa. A Medina le retrató Carlos Nicoli en 1878, cabeza que se exhibe en el Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.
Realizó los "Escudos de las armas reales" y de "Madrid" en 1847 para la base de la estatua madrileña de Felipe III, estatuas alegóricas de "La Reforma", "El Gobierno" y "La Pureza" en el mausoleo de Argüelles, Álvarez Mendizábal, etc., destinadas a la Sacramental de San Nicolás y hoy en el Panteón de Hombres Ilustres en Madrid. Ejecutó varias alegorías como "La Virtud" en el monumento al Dos de Mayo de Madrid, "El río Lozoya" para la fuente del Canal de Isabel II, "Cariátides alegóricas" en la Sala de Sesiones del Congreso de los Diputados, o el grupo de la fachada del antiguo Colegio de Medicina de San Carlos "Esculapio" y "Telesforo", así como figuras religiosas como la "Inmaculada Concepción" de la Iglesia de las Calatravas en Madrid. Entre sus monumentos, el famoso de "España Victoriosa" en Bailén, y la figura de cuerpo entero de "Bartolomé Esteban Murillo", del que hay dos ejemplares, uno en Sevilla fundido en París en 1861 y otro de 1871 colocado en Madrid entre el Museo del Prado y el Jardín Botánico.
En 1865 fue nombrado escultor honorario del Ayuntamiento de Madrid, del que era consultor, así como miembro de la Sociedad Económica Matritense en 1874.
En escasas ocasiones se ocupó de asuntos religiosos, pero, cuando lo hizo, fue reconocido y valorado por su calidad. Una de las obras que se tiene noticia por la prensa es ‘Santa Filomena’ modelada en 1845 para la iglesia de Tarancón, obra probablemente destruida durante la Guerra Civil. Esta ciudad estaba vinculada a la Reina Maria Cristina, pues como ya se ha mencionado, su segundo esposo – a quien Medina ya había retratado en 1841– nació allí.
Una de sus obras más importantes, con varias versiones en Madrid, fue una ‘Inmaculada Concepción’ que Medina modeló con gran elegancia. Para valorar la importancia de esta obra, hay que considerar su ejecución como consecuencia de la proclamación del dogma de la Inmaculada, en 1854, que significó un punto de partida para que se promoviera con intensidad dicho culto.
Pardo Canalís, señaló la existencia de una Inmaculada en mármol de tamaño natural, datada en 1863, cuyo paradero se desconocía, y de la que había una réplica en estuco en la fachada de la Iglesia de las Calatravas. Azcue (2019) da su actual localización, en un lateral de la capilla del Santísimo en la Catedral de la Almudena de Madrid, así como la noticia de dos fotografías históricas de esta escultura con sendas dedicatorias a la Reina Isabel II y al Rey consorte Francisco de Asís. Esta imagen habría permanecido en colección particular hasta 194 cuando sus propietarios, los descendientes de Juana Claudia Fernández - Fuentenovilla y Ruiz, la donaron con la condición de que se destinara a una capilla dedicada a la reina María de las Mercedes de Orleans, en la cripta de la Almudena.
Medina realiza una versión de esta ‘Inmaculada’ en estuco, con posterioridad a 1858, para la fachada de la iglesia de la Concepción Real de Calatrava de Madrid.
Debió existir otra tercera versión de la Inmaculada partiendo de este modelo, pero mucho más elaborada, fundida en bronce, según referencia que Pardo localizó en la prensa de 1863, y que, en este caso, hoy sigue sin localizar.
(Azcue, L. en: El siglo XIX en el Prado, Museo Nacional del Prado, 2007, p. 480). (Azcue, L. En: La melancolia de Roma, 2019, p. 68-71)

Obras (1)

}

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba