El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás

Trono, Giuseppe

Turín, 1739 - Lisboa, 1810

Pintor italiano. La primera etapa de formación la pasó junto a su padre, el también pintor Alessandro Trono. Después vivió siete años en Roma, «pintando retratos al óleo y en miniatura», y diez en Nápoles, donde retrató a la familia real ­napolitana y asimiló el estilo neoclásico, importado por los artistas germánicos, como Mengs, que paulatinamente se impuso en la entonces recién inaugurada Academia de Dibujo. En 1781 regresó a Turín como pintor de la corte de Víctor Amadeo, pero cuatro años más tarde abandonó definitivamente su ciudad natal al ser ­contratado por el embajador de Portugal como artífice de la corte lis­boeta, lugar en el que alcanzó gran éxito como retratista. La única obra que conserva el Prado de este artista es un retrato de la infanta Carlota Joaquina, futura reina de Portugal, pintado en 1787, del que se conocen otras dos réplicas de medio cuerpo. Doña Carlota Joaquina fue la hija mayor de Carlos IV y de María Luisa; nació en Madrid el 25 de abril de 1775, fue reina de Portugal y murió en Queluz el 7 de enero de 1830. En este retrato de cuerpo entero, pintado cuando tenía apenas doce años, la infanta viste un traje blanco con adornos azules y porta un medallón sobre el pecho con el retrato en miniatura de su prometido, el príncipe de Brasil, futuro Juan VI. Esta obra encaja dentro del neoclasicismo más exquisito y corrobora la técnica minuciosa y detallista, digna del buen miniaturista que fue. El profesor Urrea compara la obra con el estilo refinado de Lorenzo ­Pecheux, que bien pudo influir en el italiano durante su estancia en Turín. El ­retrato ingresó en el Museo del Prado procedente de la colección real como una pintura de Maella, debido a que, en 1794, fue mal inventariado por Francisco de Goya y Francisco Bayeu en el palacio de Aranjuez, ya que no supieron ver la firma, y hasta 1920 no se subsanó el error (Aguilar Torres, I. en: E.M.N.P., 2006, tomo VI, pp. 2119-2120).

Obras (1)

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba