El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Magdalena penitente
Anónimo italiano
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Anónimo italiano

Ver ficha de autor

Magdalena penitente

Siglo XVII. Óleo sobre lienzo, 191 x 121 cm
Depósito en otra institución

Los cambios producidos en el pensamiento católico con los preceptos de la Contrarreforma produjo, entre otros, el auge devocional de ciertos personajes en cuyas hagiografías la penitencia tiene un papel fundamental, como san Jerónimo y santa María Magdalena. Una de las razones a tener en cuenta para explicar este éxito fue que la Iglesia fomentó vivamente las prácticas de flagelaciones grupales en público debido a la comprensión psicológica de la emulación y la excitación colectiva. Este proceso, que fue promovido también por Trento, tendrá como resultado la difusión de las imágenes de estos santos que serían tomados como modelos de fe.

Sin embargo, la delicada concepción de la figura de la Magdalena en este lienzo la aleja de cualquier signo de violencia en el acto de la expiación. Al contrario, se aprecia una inverosímil sensación de tranquilidad asociada a la postura de su cuerpo reclinado en una suerte de asiento formado por rocas. La protagonista se encuentra totalmente absorta en sus pensamientos, con la cabeza inclinada y dirigiendo su mirada hacia el cielo, mostrando sus ojos entornados y muy brillantes. De esta manera, se pone de relieve sutilmente la intensidad de ese momento, pues parece estar experimentando una exaltación de sus sentidos o éxtasis. Así lo confirma la presencia de un ángel en la parte superior que lleva entre sus manos un bello tarro de ungüento a modo de jarra, el cual es uno de los atributos más reconocibles de María Magdalena.

El autor de esta obra debía conocer algunos de los ejemplos pictóricos más difundidos con esta temática en el primer tercio del siglo XVII, especialmente aquellos llevados a cabo por los artistas boloñeses, como Guido Reni (1575-1642). Esta composición se asemeja a la exitosa versión de Reni conservada en la Galleria Nazionale d’Arte Antica del Palazzo Barberini en Roma, encontrándose un indudable parecido en la inclinación de la figura y especialmente en la ejecución de los paños que cubren sus piernas, así como en sus tonalidades. Sin embargo, el ejemplar del Museo del Prado cobra mayor naturalismo y sensualidad lo que la aproxima a las propuestas más extravagantes de Guido Cagnacci (1601-1663), pintor adscrito a la escuela boloñesa y seguidor de Reni. Al igual que en algunas de sus creaciones con esta iconografía, María Magdalena tiene ubicada la calavera en su regazo sosteniéndola con ambas manos, símbolo de la brevedad de la vida terrenal, además de una cruz y un libro a sus pies, otros de sus atributos habituales.

Por otro lado, el artista ha planteado una composición del entorno muy original, donde la protagonista parece integrarse en la formación rocosa en la que se acomoda, mientras que en el flanco opuesto se aprecia un paisaje desértico, construido con fondos neutros que proyectan cierta sensación de soledad. Es ahí donde la escena cobra ligereza debido a la inclusión del pequeño ángel que vuela mirando hacia atrás con gracia, mientras porta con él a los cielos el tarro de la Magdalena, quizás en alusión a su tránsito a los cielos. Aunque es posible que esta no sea la única metáfora, pues el árbol que corona el peñasco tiene el tronco rodeado de espinas, en alusión directa a la penitencia.

A pesar de la extraordinaria calidad tanto compositiva como técnica que presenta esta tela no ha sido posible aún reconocer con certeza a su autor. La precisión de las pinceladas y la correcta disposición de todas las partes han hecho pensar en el pasado que podría tratarse de un artista florentino, apuntándose a Ludovico Cardi, el Cigoli (1559-1613), pero Xavier de Salas desestimó tal propuesta al comprobar que efectivamente se trata de una obra realizada hacia mediados del siglo XVII, fuera de la cronología vital de ese pintor. Como consecuencia, en el catálogo de 1990 se incluyó entre los anónimos italianos y así ha quedado hasta la actualidad, puesto que su procedencia tampoco aporta mayor información al respecto, pues fue adquirida por Carlos IV y en 1814 se encontraba en el Palacio Real de Aranjuez. Sin embargo, a pesar de estar necesitada de una restauración que recupere el brillo de sus tonalidades, parece aproximarse a la producción de algunos de los artistas boloñeses seguidores de los maestros citados anteriormente, como Giovanni Domenico Cerrini (1609-1681).

Japón, Rafael, 'Anónimo italiano. Éxtasis de Santa Maria Magdalena' En: El factor Prado: los depósitos del Museo Nacional del Prado., Museo de Bellas Artes de Asturias,, 2022, p.86-89 nº 17

Ficha técnica

Número de catálogo
P000100
Autor
Anónimo italiano
Título
Magdalena penitente
Fecha
Siglo XVII
Técnica
Óleo
Soporte
Lienzo
Dimensión
Alto: 191 cm; Ancho: 121 cm
Procedencia
Colección Real (Adquirida por Carlos IV; Palacio Real de Aranjuez, Madrid, 1814).

Bibliografía +

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: catálogo de los cuadros, Museo del Prado, Madrid, 1952, pp. 812.

Salas, Xavier de, Museo del Prado. Catálogo de las pinturas, Museo del Prado, Madrid, 1972.

Museo Nacional del Prado, Catálogo de las pinturas, Museo del Prado, Madrid, 1985, pp. 827-828.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado. Inventario general de pinturas (I) La Colección Real, Museo del Prado, Espasa Calpe, Madrid, 1990, pp. 233.

Noticias. Nuevos depósitos. Oviedo. Museo de Bellas Artes, Boletín del Museo del Prado, 11, 1990, pp. 116.

Japón, Rafael, 'Anónimo italiano. Éxtasis de Santa Maria Magdalena' En: El factor Prado: los depósitos del Museo Nacional del Prado., Museo de Bellas Artes de Asturias,, 2022, pp. 86-89 nº 17.

Otros inventarios +

Inv. Real Museo, 1857. Núm. 833.
Cigoli (Luis Cardi, llamado el) / 833. La Magdalena. / Esta sentada en una piedra, donde se ve un libro abierto con una cruz de madera en la mano derecha, y una calavera en la izquierda apoyada sobre sus rodillas. La santa con los ojos levantados al cielo, llora amargamente sus pecados, y con el mayor fervor pide perdon a Dios. Un angel parece anunciarselo elevandose con el vaso del balsamo con que la magdalena habia ungido los pies del Salvador / Alto 6 pies, 10 pulg; ancho 4 pies, 4 pulg.

Catálogo Museo del Prado, 1854-1858. Núm. 833.

Catálogo Museo del Prado, 1872-1907. Núm. 113.

Catálogo Museo del Prado, 1910. Núm. 100.

Catálogo Museo del Prado, 1942-1996. Núm. 100.

Inscripciones +

P.e N.ro S.or [Príncipe Nuestro Señor]
Manuscrito con pintura negra. Reverso, parte inferior central

833
Manuscrito a pincel. Anverso, parte inferior izquierda

Ubicación +

Oviedo - Museo de Bellas Artes de Asturias (Depósito)

Objetos presentados +

Calavera / cráneo

Libro

Cruz

Pomo para ungüentos

Fecha de actualización: 30-09-2022 | Registro creado el 02-12-2015

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba