El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
San Antonio de Padua
Obregón el Joven, Pedro de (Atribuido a)
Cerrar Continuar a ficha de la obra

San Antonio de Padua

Siglo XVII. Óleo sobre lienzo, 231 x 169 cm.

El santo aparece rodeado por ángeles músicos con diferentes instrumentos musicales representados con gran detalle, entre ellos un violón, un arpa diatónica, una guitarra y parte de un órgano realejo o portativo. Este tipo de órganos pequeños, portátiles, eran llamados realejos en España y fueron de uso común en los conjuntos instrumentales del Renacimiento y Barroco, en especial para el acompañamiento vocal e instrumental. Desde el siglo XVI aparecen libros con repertorio especializado que los autores dedican a los tres tipos de instrumentos polifónicos de la época: tecla, arpa y vihuela, si bien están escritos desde el teclado. En esta representación es interesante observar que el autor ha puesto en este coro de la derecha, precisamente los tres tipos de instrumentos: órgano, guitarra (que sustituye a la vihuela desde comienzos del siglo XVII) y arpa. En el conjunto de la izquierda, tras el violón, un ángel de pie está cantando mientras lee de una partitura que no se ha descrito visualmente. También parecen estar cantando los otros ángeles instrumentistas.

Ficha técnica

Número de catálogo
P05376
Autor
Obregón el Joven, Pedro de (Atribuido a)
Título
San Antonio de Padua
Fecha
Siglo XVII
Técnica
Óleo
Soporte
Lienzo
Dimensión
Alto: 231 cm.; Ancho: 169 cm.
Procedencia
Museo de la Trinidad

Bibliografía +

Cruzada Villaamil, Gregorio, Catálogo provisional, historial y razonado del Museo Nacional de Pinturas, Madrid, 1865, pp. 102.

Angulo Íñiguez, D.; Pérez Sánchez, A. E., Historia de la pintura española: escuela madrileña del primer tercio del siglo XVII, Instituto Diego Velázquez, Madrid, 1969, pp. 163.

El ''Prado disperso''. Cuadros depositados en Mahón. Museo de Menorca, Boletín del Museo del Prado, XIV, 1993, pp. 71.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: inventario general de pinturas, II, Museo del Prado, Espasa Calpe, Madrid, 1996, pp. nº95.

Otros inventarios +

Inv. Museo de la Trinidad, Pintura. Núm. 95.
95 / Sn Antonio de Padua de tamaño natural / en estasis con el Niño la Virgen y varios Angeles / con instrumentos de música / Autor V.te Carducho (sin firmar) / R.do Alto 2,31; ancho 1,69 [Nota al margen derecho] Forrado y Restaurado en la Gª Pl. Con mol- / dura dorada. [Nota al margen izquierdo] Nº 81 G.P.

Catálogo Museo de la Trinidad, 1865. Núm. 95.
CUADROS ANÓNIMOS DE LA ESCUELA MADRILEÑA. / 95. S. Antonio de Pádua. / Lienzo. - Al. 2,32. - 1,69. - Fig. t. n. c. e. / Ultimo tercio del siglo XVII. / S. Antonio en éxtasis rodeado de ángeles que cantan y tañen instrumentos; en los aires el niño Jesus y en la parte superior del cuadro, la Vírgen rodeada de ángeles; en la inferior una mesa con tapete rojo sobre la que se ve un libro y al lado un jarro con una azucena.

La obra no tiene exposiciones relacionadas

Ubicación +

Palma de Mallorca - Museo de Mallorca (Depósito)

Objetos presentados +

Guitarra: La guitarra está haciendo conjunto con el arpa y posiblemente un cantor, a la derecha del registro superior del cuadro, una agrupación bastante verosímil en la música española de la época. Solo se ha pintado parte del másti y la caja, que tiene un tamaño y un contorno periforme exagerados. Tiene rosa labrada en el centro de la tabla armónica, y un puente, adornado en los laterales con sendos caracolillos o bigotes, como era habitual en las guitarras barrocas. La mano derecha, la única que se ve, está demasiado cerca del puente, en una posición que no parece verosímil. Las guitarras barrocas tenían cinco órdenes dobles de cuerdas, que hacia 1760 se aumentaron hasta seis; hacia 1800 aparecen las guitarras con seis cuerdas sencillas, como tienen en la actualidad. La guitarra barroca, instrumento de enorme difusión en todos los ámbitos musicales en toda Europa e Hispanoamérica, tuvo un repertorio específico como instrumento solista, además de formar parte de los conjuntos de bajo continuo propios de la música de la época.

Órgano realejo o portativo: En el grupo de ángeles de la derecha, tras el guitarrista, se percibe un tercer músico detrás de unos tubos plateados de órgano. Sólo se ha pintado el busto del ángel y es visible el brazo derecho que está sobre el teclado o se dirige hacia el mismo. Del órgano sólo se ve, en la lejanía y de forma borrosa, una fila de tubos plateados. El órgano es el instrumento litúrgico por excelencia desde la Edad Media. Este tipo de órganos pequeños, portátiles, eran llamados realejos en España y fueron de uso común en los conjuntos instrumentales del Renacimiento y Barroco, en especial para el acompañamiento vocal e instrumental. Desde el siglo XVI aparecen libros con repertorio especializado que los autores dedican a los tres tipos de instrumentos polifónicos de la época: tecla, arpa y vihuela, si bien están escritos desde el teclado. En esta representación es interesante observar que el autor ha puesto en este coro de la derecha, precisamente los tres tipos de instrumentos: el órgano, guitarra y arpa.

Arpa diatónica: En la escena superior, haciendo dúo con una guitarra a la derecha del cuadro, aparece un ángel tañendo un arpa diatónica. El ángel tiene la boca abierta por lo que parece estar también cantando. El diseño recuerda a los modelos de arpas de fines del siglo XVII y principios del XVIII que se conservan en España. El tamaño es asequible para tocar sentado, la tabla armónica es ancha en la parte inferior y tiene cinco oídos colocados simétricamente respecto al eje central de las cuerdas. El clavijero no está elevado en el extremo de la columna y ésta es un listón de madera apenas sin tornear. Tiene aproximadamente veinticuatro botoncillos que corresponderían a otras tantas cuerdas. Se puede comparar con el arpa pintada por Zurbarán en su Adoración de los Pastores. Hacia mediados del siglo XVI, el arpa diatónica, cuyas cuerdas están afinadas con los sonidos naturales de la escala, se transforma en cromática por el añadido de cuerdas afinadas con los sonidos alterados de la escala, con lo que se equipara a las posibilidades sonoras de un teclado. Desde entonces pasa a ser, en España, uno de los instrumentos propios de la polifonía.
Durante el Barroco, el arpa diatónica convive con la cromática, y se convierten en uno de los elementos básicos para el acompañamiento del bajo continuo en España.

Bajo de violón: A la izquierda de la escena aparece un ángel tañendo un bajo de violón. El ángel músico tiene la boca entreabierta, y quizá esté también cantando, como el ángel que tiene detrás. El instrumento está bien descrito, con sus cuatro cuerdas y demás detalles propios de la familia de los violines, del que este es el instrumento bajo. El puente, situado un poco más abajo de las efes, y la caja con forma demasiado rectangular lo diferencian de los modelos italianos, pero puede acercarse a alguna escuela autóctona de construcción todavía no descrita. Tiene diapasón corto y clavijero con voluta, como corresponde a la época. Sujeta el arco con la palma hacia arriba, como se hacía en los instrumentos graves y se sigue manteniendo en algunas escuelas de contrabajistas; es por ello un detalle técnico interesante por ser muy escasas en la iconografía española las fuentes sobre el violón y su interpretación musical. También son muy escasos los violones conservados de construcción española.
El instrumento se sujeta entre las piernas y sin pica, como era habitual, y la postura del ángel es correcta como intérprete.

Música ilegible: En el conjunto de la izquierda un ángel de pie canta mientras lee de una partitura que no resulta legible al espectador.

Fecha de actualización: 18-10-2016 | Registro creado el 28-04-2015

Más obras de Obregón el Joven, Pedro de

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba