El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
Santa Cecilia
Desbordes, Constant-Joseph (Copia de Rafael)
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Desbordes, Constant-Joseph (Copia de Rafael)

Santa Cecilia

1808. Óleo sobre lienzo, 165 x 105 cm.

Ficha técnica

Ficha técnica

Número de catálogo
P05138
Autor
Desbordes, Constant-Joseph (Copia de Rafael)
Título
Santa Cecilia
Fecha
1808
Técnica
Óleo
Soporte
Lienzo
Dimensión
Alto: 165 cm.; Ancho: 105 cm.
Procedencia
Colección Real

Bibliografía +

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: inventario general de pinturas, I, Museo del Prado, Espasa Calpe, Madrid, 1990.

Orihuela, Mercedes, El ''Prado disperso''. Cuadros depositados en Gerona. Caja de Ahorros de Gerona. Edificio ''Fontana D'Oro'', Boletín del Museo del Prado, 12, 1991, pp. 95.

Ruiz Manero, Jose Maria., Pintura italiana del siglo XVI en España /, Fundación Universitaria Española, Madrid, 1996.

Otros inventarios +

Inv. Real Museo, 1857. Núm. 2474.
Copia de Rafael. / 2474. Santa Cecilia. / Alto 5 pies, 8 pulg; ancho 3 pies, 8 pulg.

La obra no tiene exposiciones relacionadas

Ubicación +

Gerona - Museo de Arte de Gerona (Depósito)

Objetos presentados +

Joyas

Libro

Tambor: Dos tambores situados detrás de la vihuela de arco. Tambores de caja en forma de copa que se presenta como un par, tipo darbuka. Tienen cuerpo de cerámica o madera color marrón. El más próximo al espectador tiene roto el parche, y el más alejado parece que no tiene. A su lado, dos baquetas de madera en el suelo. Las baquetas son cónicas de madera, rematadas con cabeza semicircular (Proyecto Iconografía Musical, UCM).
El tambor fue usado en Occidente desde la Edad Media para uso militar, fundamentalmente como instrumento que rige la marcha, antes de integrarse a principios del s. XVIII en la orquesta operística y luego sinfónica.

Objetos de iconografía cristiana

Pandereta: A la derecha, junto a los platillos, hay una pandereta muy bien descrita: un aro, cubierto en la parte superior por una piel, y en el lateral por cintas tensoras y cascabeles (Proyecto Iconografía Musical, UCM).

Platillos: Par de platillos metálicos en el extremo derecho de la panoplia: uno de ellos boca abajo, sobre el que descansa la pandereta, y al lado, otro hacia arriba (Proyecto Iconografía Musical, UCM).

Espada

Sonaja: Apoyada en el suelo, al lado izquierdo de la vihuela de arco: una sonaja colocada en sentido vertical, esto es, apoyada sobre el aro. Se trata de un aro circular de madera con aberturas laterales donde están instalados los discos metálicos de entrechoque. En este caso se han pintado dos aberturas con tres discos metálicos cada una. “Sonaja” es un nombre genérico que aúna gran cantidad de morfologías y denominaciones. Los materiales usados y su simbología son los factores más importantes para diferenciar cada tipología (Proyecto Iconografía Musical, UCM).
Instrumento de percusión asociado a la práctica popular, utilizado para acompañar el baile y algunos cantos tradicionales.

Flauta dulce: Tres flautas dulces, representadas en el suelo, son de igual morfología: una pieza de madera oscura, de tubo cilíndrico, con agujeros digitales y embocadura de bisel con bloque de madera. Se diferencian entre ellas en el tamaño, lo que indica distintas tesituras. La primera, atravesada sobre el triángulo, es la más larga y grave; la segunda apoya el extremo del tubo en el suelo, en el triángulo, y el extremo de la embocadura sobre la vihuela de arco: es la más corte y aguda; la tercera, entre la vihuela de arco y la pandereta, sirve de apoya al arco de esta última: es tamaño intermedio y tesitura también intermedia. Podría ser un conjunto, como los que se usaban en la época. Estas flautas dulces siguen el modelo propio de la época renacentista, que se modificará radicalmente en el s. XVII, partiendo el tubo en secciones que combinan taladros cónicos y cilíndricos. Con ello se busca una mejora en la afinación, en el timbre y en la extensión (Proyecto Iconografía Musical, UCM).

Órgano realejo o portativo: Santa Cecilia sostiene un órgano portátil, de factura sencilla (sin adornos) con aprox. 18 tubos de metal. Sólo se ha pintado la primera fila de tubos, de metal y con bisel (flautados, como era habitual) aunque este tipo de órganos tenían al menos dos filas. La caja y el teclado, de madera, así como el tamaño, responden a los modelos góticos que aparecen en la iconografía. No se han descrito los fuelles, que debían estar bajo el teclado o en su parte posterior. Hay que destacar que está colocado al revés en ambos sentidos: boca abajo y además con los tubos largos y graves a la derecha en vez de a la izquierda. Esta manera de pintar los juegos de tubos de los órganos aparece en otros cuadros de Santa Cecilia. Una explicación de la mirada en espejo puede ser el guardar el equilibrio en la composición de los cuadros, los puntos de fuga. El órgano fue el más monumental y prestigioso de los instrumentos de Occidente desde la Edad Media. Inventado por Tsibios de Alejandría en el s. IV a. C, se introdujo en Roma y desde Bizancio se incorporó, en el siglo VII, a la Europa Occidental. El que se representa en la obra es un órgano portativo (realejo en castellano de la época), de pequeñas dimensiones y potencia sonora discreta (Proyecto Iconografía Musical, UCM).
Ha sido considerado el instrumento litúrgico por excelencia desde la Edad Media.

Triángulo: En la panoplia del suelo, a la izquierda: triángulo de metal color oscuro, con la varilla, también de metal, con la que se percute. El tamaño con el que se representa parece grande respecto a los triángulos (hierrillos populares en Castilla) actuales. El triángulo está cerrado en todos sus vértices. Idiófono de percusión formado por una varilla de sección circular en forma de triángulo equilátero o isósceles. Uno de los laterales no cierra la estructura, dejando una parte ligeramente abierta. Se percute con una varilla del mismo metal. Por su timbre metálico y penetrante, se usa para marcar el ritmo; es conocido desde el Medievo (Proyecto Iconografía Musical, UCM).
Actualmente se utiliza tanto en la música de tradición oral, acompañando conjuntos instrumentales y vocales (en especial en los villancicos navideños), como en las orquestas entre los instrumentos de percusión.

Vihuela de arco (o viola da gamba): En el centro de esta panoplia de instrumentos, apoyada en el suelo, se representa un cordófono frotado que parece de la familia de las vihuelas de arco (violas da gamba en italiano). Caja bastante gruesa, con la parte posterior de los hombros en disminución. Sobre la tapa armónica, oídos en forma de “C” con un ensanchamiento central en el más próximo al espectador; puente muy visible y demasiado elevado en el centro. El mástil remata en un clavijero tallado con una cabeza de animal. Se ven tres clavijas a cada lado, que en total serían seis cuerdas, lo que es común en las vihuelas de arco. Se presenta como un instrumento roto, agrietado, sin cuerdas. A su lado está un arco con la forma propia de la época. Las vihuelas de arco (Viola da gamba en italiano) se constituyeron desde el siglo XVI en una familia de instrumentos de cuerda diferenciada de la familia de los violones (en castellano, la familia de la que el violín es el instrumento agudo). Desaparecieron en el siglo XVIII. En comparación con los violones, la morfología característica de las vihuelas de arco se distingue por una caja más alargada que se estrecha en dirección al mástil, hombros caídos y fondo plano; oídos en forma de “C”, diapasón con trastes, clavijero tallado y entre cinco y siete cuerdas afinadas por cuartas (Proyecto Iconografía Musical, UCM).

Música ilegible

Fecha de actualización: 22-10-2016 | Registro creado el 28-04-2015

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba