El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
Última escena de Hamlet
Sánchez-Barbudo Morales, Salvador
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Sánchez-Barbudo Morales, Salvador

Jeréz de la Frontera, 1857 - Roma, 1917

Ver ficha de autor

Última escena de Hamlet

1884. Óleo sobre lienzo, 370 x 707 cm.

Esta antigua narración popular entre los islandeses, universalizada por Shakespeare, fue el tema elegido por Salvador Sánchez Barbudo para realizar una de las obras de mayor tamaño de las colecciones del Museo del Prado. La obra fue pintada en Roma en 1884, ciudad en la que Barbudo se había instalado, dos años antes, junto con el que había sido su maestro en Sevilla, José Villegas. Ese mismo año se expuso en Roma y, a continuación, se trasladó a Madrid para participar en la Exposición Nacional organizada por el Ministerio del Estado. Fue la primera y única ocasión en la que el pintor participó en este certamen. También será su obra de mayor envergadura porque, hasta su muerte en Roma en 1917, se dedicó fundamentalmente a pintar decorativas escenas de casacones o tableautins, destinados a compradores de Europa y América. En ese año, en 1884, se presentaron también a la Nacional Moreno Carbonero con la Conversión del duque de Gandía y Muñoz Degraín con Los amantes de Teruel, dos obras que, sin duda, debieron impresionar a Barbudo y de las que encontramos evidentes referencias. A pesar del título con el que comúnmente se conoce esta obra, en realidad representa la penúltima escena del Acto 5 de Hamlet. En efecto, la escena se desarrolla en una sala del castillo en la que se acaba de iniciar la apuesta promovida por Claudio, el Rey de Dinamarca. Después del tercer asalto, Laertes hiere a Hamlet y, a su vez, es herido con su propia espada envenenada. Sánchez Barbudo representa a Laertes apoyado en un grupo de sirvientes, mirando hacia arriba, como lamentándose de que, con justicia, le mata su propia traición. La reina Gertrudis, poco antes, había brindado y bebido por error de la copa que le ofrece un paje y que contenía una perla envenenada que había preparado Claudio, con la intención de que Hamlet brindara si salía victorioso. Para representar esta escena, Sánchez Barbudo elige un momento de tensión contenida, justo antes del desencadenamiento de la secuencia de muertes. Incluso, parece como si, en la puerta del fondo, se pudiera intuir a Fortinbras, el príncipe de Noruega, y los embajadores de Inglaterra, que en el texto de Shakespeare no presencian este instante y llegan cuando los cuerpos están tendidos sobre el suelo. Las crónicas periodísticas que reseñan la Exposición Nacional de 1884 coinciden en destacar la dificultad de la composición y la habilidad que muestra el pintor para el tratamiento del color. Llama la atención el vibrante colorido, cuyos valores cromáticos, de una intensidad extrema, no siempre reproducen un modelo real. Estamos ante una pintura que define las formas solo con el empleo del color, que es a la vez materia y dibujo. En la forma rápida y segura de depositar el color sobre la tela demuestra tener un conocimiento teórico sólido sobre la descomposición de los colores y los efectos que se consiguen al aproximar los primarios a sus complementarios. Ello se aprecia muy vivamente en la resolución de los cojines y el tapiz de la mesa. En los colores, casi brotados directamente de la vejiga o del tubo, podemos sentir la plasticidad de los nuevos materiales de producción industrial que, con su mejor macinación y mezcla, consiguen dar un aspecto más untuoso y cremoso a la pincelada. Excepto en las gradaciones pardas del fondo, no se observa una pintura de veladuras; al contrario, para la construcción de las figuras se utilizan colores densos y opacos aplicados a la primera, con pinceles planos, en ocasiones muy gruesos. La visión de la preparación surge bien porque se deja sin cubrir, bien porque se retira quizás con un trozo de tela o una espátula. De este modo, en toda la superficie podemos apreciar la trama del soporte. Destaca la forma en que se construye la cabeza del anciano encorvado y vestido de rojo a la izquierda del cuadro. Dicha cabeza se sitúa en un contraluz muy potente, irreal, construido tan solo con tres colores y una mínima mezcla en la paleta. Así, Sánchez Barbudo consigue que, por abstracción cromática, la mezcla de color se produzca en la retina del espectador (Texto extractado de Martínez, L: "La restauración de Hamlet: última escena, de Sánchez Barbudo", Boletín del Museo del Prado, 2007).

Ficha técnica

Número de catálogo
P05610
Autor
Sánchez-Barbudo Morales, Salvador
Título
Última escena de Hamlet
Fecha
1884
Técnica
Óleo
Soporte
Lienzo
Dimensión
Alto: 370 cm.; Ancho: 707 cm.
Procedencia
Adquisición, 1884

Bibliografía +

Pantorba, Bernardino de, Historia y crítica de las Exposiciones Nacionales de Bellas, Jesús Ramón GarcíaRama, Madrid, 1980, pp. 121.

Noticias del Prado. Levantamiento de depósitos. Las Palmas de Gran Canaria. Casa Museo Colón, Boletín del Museo del Prado, 8, 1987, pp. 206.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: inventario general de pinturas, III, Museo del Prado, Espasa Calpe, Madrid, 1996.

Martínez, L, La restauración de Hamlet: última escena de Sánchez Barbudo, Boletín del Museo del Prado, XXV, 2007, pp. 46-59.

Otros inventarios +

Inv. Nuevas Adquisiciones (iniciado en 1856). Núm. 609.
609. / Autor = D. Salvador Sánchez Barbudo / Un cuadro titulado Hamlet. (última / escena) Adquirido en 7.000 pesetas / Alto 3,75 anº 7 [Nota al margen izquierdo] Exposición / de 1884. / Adquirido R.O. / fecha 20 junio / 1884 [Nota a lápiz en registro inferior] Museo creado por el Ayuntamiento de Barcelona.

La obra no tiene exposiciones relacionadas

Fecha de actualización: 03-12-2016 | Registro creado el 28-04-2015

Más obras de Sánchez-Barbudo Morales, Salvador

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba