El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Aprende <Atrás
Recurso didáctico

Lo que nos acerca en casa. Parada I. Autorretrato

Viernes de julio

Para esta primera parada de Lo que nos acerca aprenderemos a mirarnos a nosotros mismos y cómo los artistas se han representado.

El Museo del Prado sigue Contigo y durante este verano, más que nunca, necesitamos estar más cerca.

Este verano es diferente y excepcional; no podemos realizar nuestra actividad como otros veranos, pero os invitamos a acercaros al Museo a descubrir algunas de sus obras y a abrir una ventana desde casa para poder formar parte de él y sentirnos menos alejados unos de otros, mientras descubrimos cuánto tenemos en común.

Lo que nos acerca, actividad de verano dirigida a niños y niñas entre 6 y 12 años, saca a la luz nuestro papel protagonista como observadores-participantes que cargan de sentido las obras, partiendo de nuestra conexión con todas las personas que forman parte del Museo. Porque el Museo del Prado es algo más que un edificio que acoge obras de arte o una colección de objetos expuestos. Lo integran también quienes trabajan aquí, quienes crearon las obras de arte, quienes aparecen en las mismas y sobre todo, quienes lo visitamos cada día.

Sin las personas, el Museo no tendría sentido.

Y… ¿cómo podríamos acercarnos a él?

Cada día vamos a conocer mejor alguna de las obras de arte que atesora. No solo vamos a explorar el contenido de los cuadros, sino que hablaremos de ellos y con ellos.

De este modo promovemos que niños y niñas puedan apropiarse del Museo y de su contenido para valorarlo como una institución que se nutre de las experiencias compartidas de la sociedad a la que pertenece, con sus múltiples facetas y visiones de la realidad.

Podéis compartir vuestras creaciones con #LoQueMeAcercaAlPrado, #PradoEducación#PradoContigo@museodelprado

Programas públicos

Lo que nos acerca en casa

Autorretrato

Autorretrato
Las meninas. Diego Velázquez.1656

Para descubrir aquello en lo que nos parecemos a los demás debemos comenzar por conocernos mejor a nosotros mismos.

Prestemos atención a nuestra propia imagen. Numerosos artistas la han utilizando como fuente de inspiración, bien como parte de una composición o bien como protagonistas únicos. El autorretrato requiere una observación detenida de uno mismo.

Actualmente es fácil hacer un autorretrato con una cámara de fotos. Se llaman selfies y son muy populares, pero ¿cómo lo harían cuando no había una cámara de fotos? ¡Con espejos!

Uno de los autorretratos más conocidos del Museo es el que realizó Velázquez en Las meninas. Además de usar el espejo para retratarse, a través de él Velázquez nos enseña lo que no podemos ver, acercándonos a los protagonistas del cuadro. ¿Sabes quiénes son los que aparecen reflejados en ese espejo?

Bodegón con pescado, vela, alcachofas, cangrejos y gambasClara Peeters:  1611

Otra de las artistas de nuestra colección, Clara Peeters, tenía por costumbre pintar su autorretrato en alguna de sus obras, aunque están un poco escondidos. Hay que buscarlos en reflejos en objetos como copas y jarras. ¿Puedes encontrar su autorretrato en este bodegón? Amplía la imagen para encontrarlo.

¿Conoces a Frida Kahlo

Ella también utilizó su propio rostro en muchas de sus obras para expresar sus sentimientos y preocupaciones a través de la pintura.

 

Propuesta

Propuesta
Ejemplo para la propuesta.

¿Cómo es tu rostro? ¿Y tu cuerpo? ¿Qué características lo hacen especial y único?

Te proponemos acercarte a la forma de trabajar de estos artistas, realizando tu propio autorretrato con ayuda de un espejo.

  1. Realiza una observación detenida con espejo: fíjate en el color de tu pelo, su textura, o su largo, el color de ojos, la altura, la longitud de tus piernas, cualquier lunar o cicatriz, el tamaño de las manos y cualquier otro detalle que veas.

  2. A continuación utiliza el espejo para crear un autorretrato que contenga todos los detalles descubiertos. Para ello cubre el espejo con un acetato transparente y sujeta la lámina con celo. Colócate frente al espejo y con un rotulador permanente o pintura sigue las líneas de tu reflejo en el espejo. Al retirar el plástico del mismo ¡tendrás tu propio autorretrato!

  3. ¡Compartid vuestras creaciones! #LoQueMeAcercaAlPrado#PradoEducación#PradoContigo@museodelprado

Arriba