El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Aprende <Atrás
Bermejo, Bartolomé de Cárdenas

Fernando I de Castilla acogiendo a santo Domingo de Silos, en colaboración con Martín Bernat

Enciclopedia > Voz

Bermejo, Bartolomé de Cárdenas

Gonzalo M. Borrás Gualis

(Córdoba, h. 1440-Barcelona, h. 1500). Pintor español. De origen cordo­bés, apellidado en la documenta­ción Cárdenas, Rubeus y Bermejo, ­indistintamente. Considerado por Elías Tormo «el más recio de los primitivos españoles», responde al prototipo de artista itinerante, cuya ­formación flamenca, aunque no está documentada, parece indudable a los estudiosos, dada la alta calidad técnica de su pintura al óleo, relacionada con las obras de Petrus Christus y de Dirk Bouts. La primera noticia le sitúa en Valencia, donde contrata en 1468 con Antonio de Juan, señor de Tous, un Retablo de san Miguel, del que se conserva la tabla central (colección Werner, Luton Hoo, Inglaterra), donde aparecen ya configuradas las notas definitorias de su fuerte personalidad artística: el realismo descriptivo de extraordinaria precisión, la monumentalidad compositiva, la riqueza cromática y un agudo sentido decorativo. A partir de 1474 reside en Daroca (Zaragoza), donde trabaja en dos retablos, el de Santo Domingo de Silos, que no termina, cuya tabla central, toda de su mano, se conserva en el Museo del Prado y es una de sus obras más emblemáticas, y el de Santa Engracia, cuyas tablas se hallan repartidas (Boston, Daroca, Bilbao y San Diego). Entre 1477 y 1481, al menos, se documenta en Zaragoza, donde realiza obras en colaboración con el pintor Martín Bernat, acusándose su influjo en pintores como Miguel Ximénez. Desde Zaragoza regresa a Valencia, donde pinta el Retablo de la Virgen de Montserrat (catedral de Acqui Terme, Italia), hacia 1482-1483, si se acepta la fecha propuesta por Young, cuyas ­tablas laterales son de Rodrigo de Osona. En 1486, ya en Barcelona, concursa junto con Jaume Huguet para pintar las puertas del órgano de Santa María del Mar y en 1490 el canónigo Luis Desplá le encarga la tabla de La Piedad (Museo de la catedral, Barcelona), otra de sus obras maestras, que destaca por el patetismo desgarrador de la composición, por el retrato del donante, y por «uno de los paisajes más extraordinarios de la pintura española», en opinión de Joaquín Yarza, cargado de simbolismos en los animales representados (la mariposa, como signo de resurrección; los caracoles, de entierro y resurrección, y la mariquita, señal de María). En 1495 da los cartones para una vidriera de la catedral de Barcelona, y muere hacia finales del siglo XV. Se le atribuyen varias obras de desigual importancia, cuatro conservadas entre el Institut Amatller d'Art Hispànic y el Museu Nacional d'Art de Catalunya. Bartolomé Bermejo está considerado como el pintor más grande de la Corona de Aragón en el último tercio del siglo XV y el máximo representante de la influencia flamenca.

Obras

Bibliografía

  • Young, Eric, Bartolomé Bermejo. The Great Hispano-flemish Master, Londres, Elek, 1975.
  • La pintura gótica hispano-flamenca. Bartolomé Bermejo y su época, cat. exp., Barcelona, ­Museu Nacional d'Art de Catalunya y Bilbao, Museo de Bellas Artes, 2003.
  • Tormo y Monzó, Elías, Bartolomé Bermejo, el más recio de los pintores españoles, Madrid, 1926.
  • Berg-Sobré, Judith, Bartolomé de Cárdenas, «El Bermejo». Pintor errante en la corona de ­Aragón, San Francisco-Londres, Bethesda, Maryland, 1998.
  • Post, Chandler R., The Hispano-Flemish Style in Andalusia, «A History of Spanish Paint­ing», Cambridge, Harvard University Press, 1933, t. V.
Arriba