El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Aprende <Atrás
Elsheimer, Adam

Ceres en casa de Hecuba

Ver ficha de autor de la colección
Enciclopedia > Voz

Elsheimer, Adam

D. G. L.

(Fráncfort del Meno, 1578-Roma, 1610). Pintor alemán. Se formó en su ciudad natal con el pintor holandés Uffenbach entre 1593 y 1598, año en que emprendió su viaje a Italia. En Venecia trabajó para el manierista Hans Rottenhammer y conoció la pintura de los grandes artistas venecianos del siglo XVI: ­Tiziano, Veronés y Tintoretto. En abril de 1600 ya se encontraba en Roma, donde vivió los últimos diez años de su vida y donde se convirtió al catolicismo. Aquí se especializó en pinturas de pequeño formato, generalmente sobre cobre, que contaron con un éxito y una influencia inmediatos. En la Ciudad Eterna pudo conocer de primera mano las nacientes tendencias pictóricas que recorre­rían el nuevo siglo, dejándose influir por todas ellas para crear una obra profundamente original. De este modo, estudió atentamente el clasicismo de los Carracci y su interpretación de la mitología y del paisaje. A la vez, recibió el poderoso empuje del caravaggismo, a través del cual experimentó con los grandes contrastes lumínicos que podemos apreciar en sus obras. A pesar de su corta vida, su influjo fue poderoso a través de obras de pensadas composiciones, de cuidado cromatismo, en las que supo interpretar con acierto tanto temas religiosos como mitológicos y paisajes. Sin ellos no se entendería, por ejemplo, el desarrollo posterior del género a través de uno de sus mejores intérpretes, Claudio de Lorena. Junto a sus paisajes, su mayor acierto fue el mencionado estudio lumínico, de fuertes contrastes, que incluyó en sus obras, y que tantas veces sería repetido por los pintores barrocos del resto del siglo, y que en su caso se enfatizó al utilizar mayoritariamente el cobre como soporte. El Museo del Prado posee una significativa obra de este artista alemán. Se trata del pequeño cobre Ceres en casa de Hécuba, en el que el pintor aprovecha la mitología para rea­lizar uno de sus precisos estudios lumínicos envuelto en un paisaje nocturno. Esta obra pertenecía a la colección privada de Pedro Pablo Rubens, quien fue su amigo en Roma, lo que es un elocuente indicio de la admiración e influencia que provocó Elsheimer en los más importantes pintores del siglo XVII. Adquirida por Felipe IV en la almoneda del maestro de Amberes, permaneció en el Alcázar de Madrid hasta el incendio de 1734. Esta obra estaba acompañada de Judith y ­Holofernes, de la misma procedencia, que fue expoliada por José Bonaparte, recuperada por el duque de ­Wellington y trasladada a Londres en 1813 (Wellington Museum).

Obras

Bibliografía

  • Weizsäcker, Heinrich, Adam Elsheimer, Fráncfort, Deutscher Verein für Künstwissenschaft, 1936, t. I, p. 183, y 1956, t. II, p. 41.
  • Andrews, Keith, Adam Elsheimer. Paintings. Drawings. Prints, Oxford, Phaidon Press, 1977, p. 152.
  • Deutsche Maler und Zeichner des 17 Jahr­hunderts, cat. exp., Berlín, Mann, 1966, n.º 12.
  • Die Nach, cat. exp., Múnich, Bentelli, 1999, n.º 266.
  • Claudio de Lorena y el ideal clásico de paisaje en el siglo XVII, cat. exp., Madrid, Ministerio de Cultura, 1984, n.º 32.
  • Drost, Willi, Adam Elsheimer und sein kreis, Potsdam, Akademische Verlagsgesellschaft Athenaion, 1933, p. 80.
  • Adam Elsheimer: 1578-1610, cat. exp., Fráncfort, 1967, n.º 32.
Ver ficha de autor de la colección
Arriba