El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Aprende <Atrás
Pérez Villaamil y Duguet, Genaro

Manada de toros junto a un río y castillo en lo alto

Ver ficha de autor de la colección
Enciclopedia > Voz

Pérez Villaamil y Duguet, Genaro

Enrique Arias Anglés

(El Ferrol, La Coruña, 1807-Madrid, 1854). Pintor español. Es el creador y máximo representante del paisajismo romántico español. Aunque nacido en Galicia, se traslada muy joven a Madrid, donde emprende estudios literarios en San Isidro el Real. En 1823, ante la invasión de los Cien Mil Hijos de San Luis, se incorpora al ejército del Gobierno liberal, y es herido en la campaña de Andalucía y trasladado a Cádiz como prisionero de guerra, donde permanece desde 1823 hasta 1830 y asiste a las clases de la Academia gaditana. Alcanza pronto fama en Cádiz y en 1830 la ciudad de San Juan de Puerto Rico le encomienda las decoraciones del Teatro Tapia. Regresa a España en 1833, año en el que conoce al pintor escocés David Roberts, que le trasmite la concepción paisajística romántica británica, a la que permanece fiel toda su vida. En 1834 se establece en Madrid, y participa activamente en el mundo artístico de la agitada época romántica y consige una carrera de éxitos crecientes. José Zorrilla canta su pintura y alcanza pronto una dimensión internacional al comprarle el barón Isidore-Justin Taylor varios cuadros para el rey Luis Felipe de Francia. En 1835 es nombrado académico de mérito de la Real Academia de San Fernando y en 1840 pintor honorario de cámara. De 1840 a 1844, durante la regencia del general Espartero, permanece fuera de España, quizá por motivos políticos, encubiertos con la publicación en París de su España artística y monumental, el más bello libro de viajes litografiado del romanticismo español. Viaja por Francia, Bélgica y Holanda, adquiriendo obras suyas los reyes de estos países. En 1844, a la caída de Espartero, regresa a Madrid y recibe los nombramientos de caballero de la orden de Carlos III, de Leopoldo de Bélgica y de la Legión de Honor francesa. En 1845 es nombrado teniente director de la Academia de San Fernando y catedrático de paisaje de dicha corporación, y en 1848 profesor de paisaje de la Escuela Preparatoria para las carreras de Ingenieros Civiles y Arquitectos. Concurre siempre con éxito a las exposiciones de la Academia y del Liceo, así como al Salón de París, donde, en el de 1846, obtiene elogiosa crítica de Charles Baudelaire, realizando, además, a lo largo de su vida, numerosos viajes artísticos por España. Muere aún joven, cuando decaían ya las concepciones paisajísticas románticas. Su obra tiene una primera etapa prerromántica que discurre desde 1823 hasta 1833, año en que conoce a David Roberts. Son obras juveniles un tanto eclécticas, oscilando entre la influencia de la pintura flamenca del siglo XVII y la francesa del XVIII, pero siempre dentro de una constante paisajística de amplias perspectivas adornadas de figurillas populares y románticos celajes, de las que son buen ejemplo los dos paisajes con ruinas clásicas, fechables entre 1827 y 1830, que se conservan en el Museo del Prado. La segunda etapa, la romántica, discurre por la directriz paisajística británica que aprendió de David Roberts, un paisajismo con predominio de las vistas con motivos arquitectónicos envueltos en románticos celajes crepusculares, e interiores de monumentos con atmósfera de ensueño, todos ellos generalmente medievales y poblados de personajes populares. Estos dos aspectos de su obra se encuentran también muy bien representados en el Museo del Prado por Vista del castillo de Gaucín o Interior de la catedral de Toledo. Fue además pionero en España en la introducción de los temas orientalistas. Importantes obras suyas se conservan también en el palacio de la Moncloa (Patrimonio Nacional), Museo Romántico de Madrid y Museo de Bellas Artes de Buenos Aires.

Obras

Bibliografía

  • Arias Anglés, Enrique, El paisajista romántico Jenaro Pérez Villaamil, Madrid, Instituto Diego Velázquez, CSIC, 1986.
  • Arias Anglés, Enrique, «Influencias en la obra pictórica de Pérez Villaamil», Goya, n.º 133, Madrid, 1976, pp. 29-37.
  • Arias Anglés, Enrique, «Jenaro Pérez Villaamil», Artistas gallegos. Pintores (hasta el romanticismo), Vigo, Nova Galicia Edicions, 1999, pp. 325-363.
  • Arias Anglés, Enrique, Jenaro Pérez Villaamil, La Coruña, Atlántico, 1980.
  • Arias Anglés, Enrique, «La década prerromántica del pintor Jenaro Pérez Villaamil», Estudios Pro Arte, n.º VI, Barcelona, 1976, pp. 31-46.
  • Arias Anglés, Enrique, «Pérez Villaamil y los inicios del orientalismo en la pintura española», Archivo Español de Arte, n.º CCLXXXI, Madrid, 1998, pp. 1-15.
  • Gaya Nuño, Juan Antonio, Arte del siglo XIX, «Ars Hispaniae», Madrid, Plus Ultra, 1966, t. XIX, pp. 219-228.
  • Gaya Nuño, Juan Antonio, «En el centenario de Villaamil. Ingredientes de una obra maravillosa», Goya, n.º 1, Madrid, 1954, pp. 29-34.
  • Jenaro Pérez Villaamil (1807-1854). Óleos, acuarelas, dibujos, litografías, cat. exp., Santiago de Compostela, Fundación Caixa Galicia, 1996.
  • Méndez Casal, Antonio, Jenaro Pérez Villaamil, Madrid, La Esfinge, s/f.
  • Ossorio y Bernard, Manuel, Galería biográfica de artistas españoles del siglo XIX [1883-1884], Madrid, 1975, pp. 527-529.
  • Salas, Xavier de, «Varias notas sobre Jenaro Pérez Villaamil», Archivo Español de Arte, vol. XXXI, Madrid, 1958, pp. 273-298.
  • Tres grandes maestros del paisaje decimonónico español. Jenaro Pérez Villaamil, Carlos de Haes y Aureliano de Beruete, cat. exp., Madrid, Ayuntamiento, Concejalía de Cultura, 1990, pp. 118-133, 175-250 y 228-229.
Ver ficha de autor de la colección
Arriba