El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Aprende <Atrás
Ver ficha de autor de la colección
Enciclopedia > Voz

Prado, Blas de

D. G. L.

(Camarena, Toledo, h. ­1545-Madrid, 1599). Pintor español. Son escasos los datos biográficos conocidos de este importante artista. Su labor debió de desarrollarse fundamentalmente en Toledo, donde se conocen algunos contratos para diversos trabajos a realizar en los alrededores de dicha ciudad, y donde las fuentes contemporáneas nos hablan de numerosas obras de su mano. También trabajó en la corte, siendo estimado por Felipe II, quien lo envía en 1593 al jerife de Marruecos, seguramente como retratista del gobernante norteafricano. Aunque no se le conocen bodegones firmados, el tratadista Francisco Pacheco lo señala como el introductor de la naturaleza muerta en España, hecho especialmente plausible al reconocerse como maestro del gran creador hispano del género, Juan Sánchez Cotán. Éste indicaba haber recibido de su maestro «un libro de Blas de Prado de pintura» -además de otro con sus dibujos-, por lo que se ha especulado con la posibilidad de que se tratase de algún tipo de reflexión teórica del artista de Camarena. Prado también estuvo en El Escorial, donde en diferentes ocasiones hubo de tasar algunas obras, poniéndose así en contacto con las últimas novedades traídas de Italia por los pintores transalpinos venidos a trabajar en la decoración del monasterio. Todo ello bastaría ya para reconocer en sus escasas pinturas y dibujos conservados su conocimiento profundo del clasicismo romanista, pero no se puede descartar un posible viaje a Italia, pareciendo singularmente influido por Miguel Ángel, tanto en el Descendimiento conservado en la catedral de Valencia como en el dibujo de los Uffizi. En su único lienzo conservado en el Museo del Prado encontramos una excelente muestra del clasicismo italiano más monumental, que se combina con el acierto de la representación naturalista del supuesto mecenas. Se trata de Alonso de Villegas, sobre todo conocido por su importante obra piadosa Flos Sanctorum (1578-1594). La imagen que de él creó Prado en este lienzo sirvió para las posteriores representaciones del religioso y demuestra las notables dotes del pintor como retratista. La pintura se encontraba en el Palacio Real en 1818, desde donde pasó al Museo del Prado.

Obras

Bibliografía

  • Brown, Jonathan, «Algunas adiciones a la obra de Blas de Prado», Archivo Español de Arte, Madrid, 1968, pp. 29-33.
  • Brown, Jonathan, «El pintor Blas de Prado», ­Boletín de Arte Toledano, Toledo, 1966, pp. 60-74.
  • Brown, Jonathan, «El pintor Blas de Prado», ­Boletín de Arte Toledano, Toledo, 1967, pp. 109-117.
  • El Toledo de El Greco, cat. exp., Madrid, Ministerio de Cultura, 1982, pp. 155-157.
  • Esplendores de Espanha, de El Greco a Velázquez, cat. exp., Madrid, Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, 2000, p. 190.
  • Felipe II. Un monarca y su época. Las tierras y los hombres del rey, cat. exp., Madrid, Sociedad Estatal para la Conmemoración de los Centenarios de Felipe II y Carlos V, 1998, n.º 288.
  • Gómez Menor, J. C., «Poder de Blas de Prado», ­Boletín de Arte Toledano, Toledo, 1965, pp. 47-48.
  • Serrera, Juan Manuel, «El viaje a Marruecos de Blas de Prado. Constatación documental», IV Congreso Español de Historia del Arte, ­Zaragoza, 1986, pp. 23-26.
Ver ficha de autor de la colección
Arriba