El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás

Pérez, Juan Melchor

Activo en Sicilia y Nápoles, doc. 1642, 1650

La labor de catalogación de las esculturas del Museo del Prado realizada por Eduardo Barrón, con la publicación del primer catálogo de escultura del museo en 1908, sacó a la luz la firma de un escultor desconocido hasta el momento, en las obras E254 y E277. El descubrimiento de las firmas y fechas implicaba desestimar la autoría de Pietro Tacca apuntada por Ceán Bermúdez y obligaba a los especialistas a intentar otorgar identidad a un nuevo personaje, Juan Melchor Pérez o Giovanni Melchiorre Peres.
Un año después Enrique Serrano Fatigati, director de la Sociedad Española de Excursiones, con motivo de la redacción de su trabajo sobre la escultura madrileña y el estudio de los dos bustos de bronce de la colección del Prado, mostraba su interés por este autor de gran maestría y del que no se disponía de ningún dato biográfico (1909: 201-233). En 1910 Elías Tormo escribió un artículo redactando una "Nota sobre Giovanni Melchior Peres". Continuando con la perplejidad que ya había manifestado Serrano, Tormo tuvo que confesar que no había conseguido encontrar su nombre en los principales repertorios italianos y por ello concluyó que debía tratarse de un escultor discípulo de un todavía casi desconocido Finelli.
En lo sustancial la historiografía ha venido sosteniendo hasta hoy conclusiones muy similares a las que asentaron Serrano y Tormo, y la escasez de datos sobre la figura de Pérez ha hecho que de manera categórica se haya considerado a Juan Melchor Pérez un fundidor de origen español instalado en Nápoles vinculado al círculo de Finelli.
Las primeras noticias que conocemos de Pérez datan de 1642, en mayo y julio de ese año sendos listados de criados del VII duque de Montalto publicados por Barbara Mancuso y Giovanni Mendola (2006: 85-152, 153-175) citan a "Juan Melchor Pérez, escultor".
Luigi Guglielmo de Moncada y Aragón, VII duque de Montalto (1614-1672) -conocido en los últimos años de su vida como el cardenal Moncada-, por parte de padre procedía de la nobleza napolitana y siciliana donde radicaban la mayor parte de sus posesiones, por parte de madre era nieto de los duques de Medinaceli y él mismo se casó con apenas quince años con María Afán de Ribera y Moura, hija del III Duque de Alcalá, por entonces nombrado virrey de Nápoles. Juan Melchor Pérez aparece a sueldo del duque durante su estancia en el palacio de Caltanissetta (Sicilia), residencia desde la que el duque prepararía la partida para España en julio de 1642 para ponerse al servicio del monarca y casarse por segunda vez, esta vez con Catalina Moncada, hija del marqués de Aytona.
La documentación del año 1642 hace referencia claramente a Pérez como escultor -por tres veces en tres documentos distintos-, no sabemos de ninguna obra realizada por él en estos años, pero en Caltanissetta tuvo que tasar una "grada d’altare" realizada por Pietro del Monte para el palacio del duque, pieza que por descripciones posteriores sabemos que era de metal (Giuseppe Giugno, 2012: 611-612), el material en el que parece ser especialista.
No tenemos más noticias de Pérez hasta seis años después. El duque de Montalto se trasladó a la Corte, a Madrid, y no parece que el escultor formase parte de la comitiva.
En 1648 se datan los dos retratos conocidos de Pérez, el busto de Don Juan José de Austria (E277) -coincidiendo con los recientes nombramientos del hijo ilegítimo de Felipe IV como prior de San Juan de Jerusalén, Generalísimo de los Ejércitos de Mar y virrey de Sicilia- y el identificado tradicionalmente con el duque de Medina de las Torres (E254).
Después de la realización del retrato de Don Juan José, Pérez debió instalarse en Nápoles de manera más o menos permanente. En 1650, con don Juan José intentando resolver los disturbios en Sicilia, Juan Melchor Pérez aparece en la documentación relativa a las estatuas que Finelli estaba realizando para la Capilla de San Genaro. Pérez es reclamado como experto por Finelli para valorar las estatuas y éste se refiere a él como "Magnifico Giovanni Melchior Perez scultore e tragettatore di S. Altezza serenissima". Dejando de lado el significativo tratamiento de "magnífico", es reveladora la clasificación profesional, "scultore e tragettatore" y su vinculación a Su Alteza Serenísima, sin duda don Juan José de Austria. El tratamiento que le dispensa el escultor más importante de ese momento en Nápoles, Giuliano Finelli, no parece el reservado a un subordinado.
La biografía de Pérez sigue siendo una incógnita, su origen y su formación. Una hipótesis verosímil lo podría relacionar con el desconocido escultor español Gaspar Pérez que muere en Roma en 1618. El amplio margen temporal hace difícil pensar incluso en una relación de padre e hijo pero tal vez se trate de un taller menor de escultores instalados en Roma vinculados a la clientela española (Gil Saura, Yolanda: "Una nueva personalidad para Juan Melchor Pérez, scultore e tragettatore al servicio del VII duque de Montalto y Juan José de Austria", Archivo Español de Arte, 2018, vol. 91, núm. 362, Madrid, pp. 101-112).

Obras (2)

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba