El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Vallmitjana Barbany, Venancio

Barcelona, 1830 - Barcelona, 1919

Escultor, hermano de Agapito Vallmitjana con el que colaboró en numerosas obras. Ambos fueron hijos del tejedor Felipe Vallmitjana con quien Venacio trabaja mientras se inicia en el arte de la escultura, modelando figuras de pesebre y fabricando caretas para las fiestas del carnaval.
Se matriculó en la Escuela de la Lonja de Barcelona en 1844, donde estudió junto a su hermano, y fue uno de los máximos representantes de su generación bajo la dirección y las lecciones del escultor neoclásico Damián Campeny. A la muerte de éste, Venancio le sucedió en la plaza de profesor en 1856 y ocupó la cátedra de Escultura de la Escuela de Bellas Artes de Barcelona. En 1883, Venancio fue nombrado profesor de la Escuela Superior de Artes y Oficios y Bellas Artes de Barcelona y, al mismo tiempo, ingresó en la Academia de Bellas Artes de la citada ciudad.
Organizó un taller junto a su hermano Agapito, donde trabajaron en común durante largo tiempo e impartieron clases. En 1883 abrió un nuevo taller con su hijo, el escultor Agapito Vallmitjana Abarca.
Sus obras se presentaron en las Exposiciones Nacionales celebradas en Madrid entre 1858 y 1866, siendo reconocido su trabajo con Segunda Medalla en la Exposición Nacional de Madrid (1861); Segundo Premio Le Figaro en París (1873); Medalla de oro en la Exposición Universal de Barcelona (1888) y Primera medalla en la Exposición Nacional de Madrid (1890)
Sus intereses se decantaban más por Paris que por Roma donde viaja en 1873. Es lógico pensar que la ciudad cosmopolita empezaba a atraer a gran número de artistas, pero no es menos cierto que su formación académica y su entorno le llevaron a utilizar inspiraciones italianas de obras renacentistas, a la manera de los puristas.
Participó en el concurso para el grupo escultórico de ‘San Jorge’ para la fachada de la Diputación provincial de Barcelona, quedando su propuesta en segundo lugar. El boceto de 1856 en terracota con restos de patina se custodia en el MNAC. La obra en escayola, a tamaño real, estuvo durante muchos años en el antiguo palacio de los Condes de Barcelona -se conservan fotografías de la obra en el rellano de la escalera del actual Archivo de la Corona de Aragón- y allí permaneció hasta su sustitución por otra escultura de ‘San Jorge’ encargada a Subirachs.
Venancio realiza, en colaboración con su hermano Agapito pero firmada por él, el grupo en mármol de ‘Santa Isabel de Hungría curando a un niño cojo’, hoy en el Museo del Prado, y del que se conserva un boceto en barro cocido en el Palacio Real de Madrid con el sello impreso de este escultor. El origen del encargo surge por la visita del rey Francisco de Asís al estudio de los hermanos Vallmitjana en 1861, donde admiró especialmente el boceto de ‘Santa Isabel amparando con su manto a un menesterosos’ y, siendo un tema tan vinculado con la Reina, propuso a los autores que lo presentasen a Isabel II. La Reina encomendó la definitiva ejecución de la obra y les asignó el pago de dos mil reales mensuales durante el tiempo empleado en su realización. Finalizada en 1862, fue presentada a la Exposición Nacional de Bellas Artes del mismo año, y los hermanos regalaron este grupo escultórico a la Reina. Isabel II ordenó remitir la estatua con su pedestal, “su autor Vallmitjana” -sin especificar nombre de pila- al Real Museo el 16 de febrero de 1865.
Prácticamente toda la obra de Venancio, y particularmente la religiosa, se puede conocer a través de los textos y las fotografías del monográfico que la revista “Mercurio”, dirigida por su sobrino, le dedicó el 26 de diciembre de 1912, con breves textos de amigos, artistas y críticos. Entre las obras allí reproducidas, se encuentra la ‘Virgen de la paloma’ en terracota esmaltada de 1887 conservada en el MNAC de Barcelona. Es una obra relacionada con el mundo renacentista y con la reinterpretación decimonónica purista, ejemplo importante, como otros que vendrían después, de sus preocupaciones técnicas y de su reto por retomar y dominar esta técnica relacionada con las artes decorativas.
Otra de las obras de temática religiosa de Venancio fue ‘La Trinidad’ de h. 1889, también en terracota para el monumento funerario a José Arnau Presas en el cementerio de Arenys de Mar.
Los hermanos Vallmitjana participaron junto a otros destacados artistas en uno de los conjuntos escultóricos más importantes de finales del siglo XIX: ‘El Rosario con los 15 Misterios’, en la montaña al exterior de la Abadía de Monserrat. En 1899, Venancio Vallmitjana se hará cargo de ‘El camino al Calvario: Jesús llevando la Cruz’, y en 1900 de’La Coronación de la Virgen María’. En 1901 colabora en la fachada de la Abadía de Montserrat con la
ejecución de tres tímpanos: en el central ‘el obispo Urquinaona solicita al Papa León XIII la proclamación de la Virgen de Montserrat como a patrona de Cataluña’, ‘el Nacimiento’ y ’la Dormición de la Virgen’ y dos tímpanos en las puertas laterales con ‘la Natividad de la Madre de Dios’, y ‘la Dormición de María’. Realiza también una escultura de ‘San Clemente’ para el interior de este templo.

(Rodríguez Codola, M., Venancio y Agapito Vallmitjana Barbany, 1947; Marín Silvestr, I. Venancio Vallmitjana Barbany (ad vocem), Diccionario biográfico español, XLIX, Madrid, R. A. H., 2013, pp. 110-112; Azcue, L. En: Melancolia de Roma...2019, p.79-83)

Obras (5)

}

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba