El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Aprende <Atrás
Recurso didáctico

Conquista el espacio. Parada II. El Renacimiento

Viernes de junio

Segunda parada en la actividad Conquista el espacio: dominando la perspectiva en la que nos acercaremos al Renacimiento y la perspectiva lineal.

Os invitamos a participar y a compartir vuestra experiencia con nosotros

#PradoContigo #ConquistaelEspacio #PradoEducacion.

Estudiantes y profesores
El Prado contigo

Multimedia

Ver más contenidos multimedia

Conquista el espacio

El Renacimiento

El Renacimiento

El lavatorio.1548-1549. Óleo sobre lienzo, 210 x 533 cm. Sala 25

Anteriormente hablábamos de como es en el Renacimiento cuando surge esa idea de que el cuadro es como una ventana a la que asomarnos. Pues aquí tenemos la ventana de este pintor veneciano conocido como Tintoretto.

Una vez más vemos una escena religiosa, el lavatorio. La Biblia dice que justo antes de la Última Cena, Jesús decide lavar los pies a todos sus apóstoles, empezando por Pedro. ¿Los ves? Están en el extremo derecho. En el Renacimiento, representar la realidad será esencial para los artistas y utilizarán especialmente la geometría y las matemáticas para conseguir ese propósito.

Pero ¿dónde aparece la geometría en esta obra? ¿Cómo consigue mostrarnos espacialmente la realidad? Vemos esa geometría en las columnas, en la posición de la mesa y sobre todo en las baldosas que forman el suelo; si nos fijamos atentamente, todos esos elementos parecen seguir ese punto que conocemos como punto de fuga y es el lugar más alejado que el pintor decide pintar. Observa una vez más la obra. ¿Cuál crees que es el punto de fuga en la obra de Tintoretto?

El lavatorio con líneas que muestran el punto de fuga.

El punto de fuga permite dar profundidad al espacio mostrando no solo dos dimensiones, sino tres, creando así una de las mayores aportaciones a la historia de la pintura, la perspectiva lineal. Pero ¿un cuadro debe tener solo un punto de vista? Si fuese necesario, muévete de tu asiento y contempla la obra desde varios sitios. ¿Qué has percibido? ¿Nada? Fíjate bien en la posición de la mesa. ¡En efecto! Tintoretto muestra en un mismo espacio varios puntos de vista atendiendo al lugar en el que nos posicionemos. En este caso, el cuadro se realizó para la iglesia de San Marcuola de Venecia y se cree que Tintoretto coloca a las figuras más importantes como Jesucristo en la parte derecha porque era el lugar por donde los fieles entraban a la iglesia. A este tipo de perspectiva la llamamos perspectiva cónica.

Esta perspectiva es algo que los artistas han seguido utilizando todo este tiempo. Os animamos a investigar a la Escuela de Madrid, con artistas como María Moreno.

Actividad. En busca de la perspectiva escondida

Ahora te proponemos que sigas con este experimento. Busca en la web del Museo cualquier obra, la que más te guste, un paisaje, un cuadro de historia, un retrato…, e intenta buscar el lugar más alejado que el pintor ha representado en su obra, y de allí busca las líneas de composición que se dirigen a los extremos del cuadro. Puede ser que haya más de un punto de fuga.

Pero no te limites a obras del Museo del Prado. ¿Los artistas contemporáneos han seguido usando la perspectiva cónica? Investiga y comparte con nosotros esos descubrimientos, y creemos una galería #DescubriendoLíneasOcultas.

 
Arriba